La ho­ra de la re­den­ción

El Bar­ce­lo­na Las­sa, muy pre­sio­na­do y ne­ce­si­ta­do de no­ti­cias po­si­ti­vas, de­bu­ta es­ta no­che an­te el Uni­ca­ja

La Vanguardia - - SUMARIO - Vi­to­ria Al­fred Be­llos­tas

La ACB se de­tie­ne pa­ra que sus ocho pri­me­ros cla­si­fi­ca­dos jue­guen la Co­pa del Rey, en­tre ellos un frá­gil Ba­rça Las­sa que se jue­ga el to­do por el to­do des­pués de per­der uno tras otro los par­ti­dos de­ci­si­vos en me­dio de un am­bien­te en­ra­re­ci­do don­de cual­quier de­rro­ta pue­de aca­bar de des­com­po­ner al con­jun­to de Bar­tzo­kas.

No ha­brá tér­mino me­dio pa­ra el Bar­ce­lo­na Las­sa en la Co­pa del Rey. El tí­tu­lo le da­ría mu­cha con­fian­za, la de­rro­ta trae­ría más tris­te­za. Los azul­gra­na de­bu­tan hoy (21.30) en el tor­neo an­te un Uni­ca­ja que ya les ven­ció en la Liga En­de­sa y se en­cuen­tra en una bue­na di­ná­mi­ca, co­mo se vio el pa­sa­do do­min­go en el triun­fo an­te el Real Ma­drid. Han pa­sa­do ya cua­tro años des­de el úl­ti­mo tí­tu­lo blau­gra­na en la com­pe­ti­ción, ga­na­do pre­ci­sa­men­te en el mis­mo es­ce­na­rio don­de aho­ra se jue­ga, pe­ro des­de en­ton­ces han pa­sa­do mu­chas cir­cuns­tan­cias ne­ga­ti­vas. La prin­ci­pal, la in­ca­pa­ci­dad de re­no­var un equi­po que ha­bía man­da­do en Es­pa­ña y era asi­duo en la fi­nal four de la Eu­ro­li­ga. En el pre­sen­te, en cam­bio, es el con­jun­to ma­dri­dis­ta el que do­mi­na las com­pe­ti­cio­nes na­cio­na­les –dos Li­gas y tres Co­pas con­se­cu­ti­vas–, mien­tras que la op­ción eu­ro­pea es inexis­ten­te. Por es­to son tan im­por­tan­tes los en­cuen­tros que se dispu­tan en Vi­to­ria, don­de el Ba­rça ha de ser ca­paz de dar un gi­ro ra­di­cal a su si­tua­ción. Es­ta es la te­sis, pe­ro la reali­dad, siem­pre ca­pri­cho­sa, es que no pa­re­ce que es­té en dis­po­si­ción de ha­cer­lo. “Real­men­te, no pue­de de­cir­se que sea­mos fa­vo­ri­tos”, di­ce Geor­gios Bar­tzo­kas, en­tre­na­dor azul­gra­na, des­pués de ha­ber per­di­do 20 de los 43 par­ti­dos ju­ga­dos es­ta tem­po­ra­da, un 46,5%.

Sin ir más le­jos, el pro­pio Bar­tzo­kas ha re­co­no­ci­do que “han pa­sa­do de­ma­sia­das co­sas den­tro y fue­ra de la pis­ta”, en una alu­sión a to­dos los problemas vi­vi­dos des­de que lle­gó al club pa­ra ini­ciar un pro­yec­to de tres años que pre­sen­ta fi­su­ras. “Aními­ca­men­te, la ba­ja de Na­va­rro nos afec­ta”, co­men­ta Cla­ver, que pe­se a to­do ve un buen es­ce­na­rio pa­ra “es­tar uni­dos, com­pe­tir bien y dis­fru­tar, al­go que no he­mos po­di­do ha­cer en to­da la tem­po­ra­da”. Las re­fe­ren­cias a la uni­dad son cons­tan­tes en el ves­tua­rio. “En el Ba­rça –aña­de el va­len­ciano– hay una pre­sión di­fe­ren­te a la de otros clubs y cuan­do las co­sas no sa­len bien, le das mu­chas vuel­tas. Hay que ser fuer­tes men­tal­men­te”.

An­tes de la fi­nal de la Co­pa de la Rei­na an­te el Spar City­lift, Síl­via Do­mín­guez de­jó notas en las ha­bi­ta­cio­nes de sus com­pa­ñe­ras ape­lan­do al tra­ba­jo co­lec­ti­vo. Ya en Fon­ta­jau, la ba­se de Mont­gat li­de­ró la reac­ción pa­ra dar el tí­tu­lo al Per­fu­me­rías Ave­ni­da. El gru­po, la uni­dad y el tra­ba­jo, determinantes en to­dos los ám­bi­tos.

Fa­ve­ra­ni, que se for­mó y debutó en Es­pa­ña pre­ci­sa­men­te en las

LA SIN­CE­RI­DAD DEL EN­TRE­NA­DOR “Real­men­te no pue­de de­cir­se que sea­mos los fa­vo­ri­tos”, co­men­ta el téc­ni­co Bar­tzo­kas

EL EQUI­PO DE JOAN PLA­ZA El Uni­ca­ja, que vie­ne de ven­cer al Ma­drid con 25 puntos de Ne­do­vic, lle­ga a la ci­ta en un buen mo­men­to

fi­las del equi­po an­da­luz, es­tá con­ven­ci­do de que “es­ta­mos tra­ba­jan­do muy bien y es­to se ten­drá que ver en un mo­men­to u otro”.

Más allá de las im­pre­sio­nes per­so­na­les, los nú­me­ros in­di­can que el Uni­ca­ja es un ri­val po­ten­te. En su pri­me­ra par­ti­ci­pa­ción co­pe­ra, Joan Pla­za, en el ban­qui­llo del Ma­drid, per­dió la fi­nal an­te el Bar­ce­lo­na en el 2007. Pe­ro el ca­ta­lán es un en­tre­na­dor me­tó­di­co y ex­per­to, y ha for­ma­do aho­ra a un equi­po muy tra­ba­ja­do que lle­ga a la ciu­dad vas­ca en un buen mo­men­to. To­do lo con­tra­rio que el Ba­rça. Ne­do­vic le me­tió 25 puntos al lí­der el día 12, Mus­li y Omic apor­tan se­rie­dad al jue­go in­te­rior, Smith y Waczyns­ki ano­tan des­de le­jos y la di­rec­ción es­tá en bue­nas ma­nos con La­fa­yet­te y Fogg, y la ga­rra de Díaz.

Pa­ra bien o pa­ra mal, ya no hay tiem­po de ha­blar más ni de ha­cer aná­li­sis. Ni de ru­mo­res. “De­be­mos man­te­ner­nos al mar­gen del rui­do”, aca­ba el en­tre­na­dor he­lé­ni­co, más pró­xi­mo a Ca­ron­te, que con­du­cía a las al­mas en los pan­ta­nos del Aque­ron­te en la mi­to­lo­gía grie­ga, que a las ha­za­ñas de Aqui­les, hé­roe en Tro­ya.

AN­DREU DALMAU / EFE

El fin­lan­dés Pet­te­ri Ko­po­nen, en una imagen del pa­sa­do do­min­go en el Pa­lau

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.