Más que un eru­di­to de la cul­tu­ra po­pu­lar

La Vanguardia - - OBITUARIOS - JA­VIER CO­MA (1939-2017) Es­cri­tor so­bre ci­ne, no­ve­la ne­gra y có­mics SAL­VA­DOR LLOPART

Ja­vier Co­ma ha­bla­ba –y es­cri­bía– de cul­tu­ra po­pu­lar, es­pe­cial­men­te de cul­tu­ra po­pu­lar nor­te­ame­ri­ca­na, de jazz, de ci­ne, de no­ve­la ne­gra y de có­mics, con pa­sión y au­to­ri­dad.

A Co­ma, que fa­lle­ció es­te pa­sa­do 13 de fe­bre­ro a con­se­cuen­cia de un cán­cer, le gus­ta­ba desafiar pre­jui­cios. Cuan­do se ha­bla­ba de al­ta y ba­ja cul­tu­ra en aque­lla guerra in­ter­mi­na­ble en­tre apo­ca­líp­ti­cos e in­te­gra­dos –en la épo­ca en que los me­dios de co­mu­ni­ca­ción eran los mass me­dia– él se mo­vía por aquel cam­po de ba­ta­lla (cul­tu­ral) minado si­guien­do un ca­mino pro­pio. Don­de otros veían ba­na­li­dad y clau­di­ca­ción en los gus­tos cul­tu­ra­les, Co­ma se­ña­la­ba el con­ven­cio­na­lis­mo y el sen­ti­mien­to eli­tis­ta de la cul­tu­ra eu­ro­pea, “eri­gi­da –de­cía- so­bre un sis­te­ma de do­mi­na­ción de cla­se”.

En el mo­men­to de su fa­lle­ci­mien­to Ja­vier Co­ma con­ta­ba 77 años. Deja tras de sí una cin­cuen­te­na de li­bros que gi­ran al­re­de­dor de las ma­te­rias que siem­pre le apa­sio­na­ron, el có­mic, el jazz, la no­ve­la ne­gra, co­mo se ha di­cho, y, so­bre to­do, en su eta­pa fi­nal, el ci­ne. Son obras que dan cuen­ta de la de­di­ca­ción de Co­ma a la cul­tu­ra po­pu­lar, al­go que nun­ca se to­mó a bro­ma. Asis­tir a una pre­sen­ta­ción de un vo­lu­men su­yo –uno nue­vo ca­si ca­da año– re­sul­ta­ba un fies­ta de la in­te­li­gen­cia y un ba­ño de eru­di­ción.

Mu­chos no sa­bían que aquel apasionado de la cul­tu­ra po­pu­lar te­nía un pa­sa­do en el mun­do de la pu­bli­ci­dad. Pro­fe­sión que ejer­ció de for­ma sis­te­má­ti­ca –en bue­na par­te de su ca­rre­ra en la agen­cia Víctor Sa­gi– des­de que ter­mi­nó la ca­rre­ra de De­re­cho, en 1961, has­ta prin­ci­pios de los años ochen­ta. En su cu­rrí­cu­lum co­mo pu­bli­cis­ta fi­gu­ra la crea­ción del fa­mo­so le­ma El Ba­rça, més que un club.

En los ochen­ta se con­cen­tró prin­ci­pal­men­te en su la­bor de es­cri­tor, aun­que su ca­rre­ra co­mo di­vul­ga­dor de la cul­tu­ra po­pu­lar se ha­bía ini­cia­do an­tes, cuan­do in­gre­só co­mo articulista en el des­apa­re­ci­do ro­ta­ti­vo bar­ce­lo­nés

Te­le-eX­pres. Allí ha­bló es­pe­cial­men­te de có­mics, una de­no­mi­na­ción que pre­fe­ría a la más his­pa­na de te­beo.

En esa épo­ca pu­bli­có su pri­mer li­bro, Los có­mics: un ar­te del si­glo

XX (1977). Co­ma pu­bli­có tam­bién en la re­vis­ta To­tem, con­sa­gra­da a los có­mics, de gra­to re­cuer­do pa­ra los afi­cio­na­dos. Y de for­ma pa­ra­le­la si­guió pu­bli­can­do li­bros so­bre la ma­te­ria, con tí­tu­los tan iró­ni­cos co­mo por ejem­plo Y nos fui­mos a ha­cer vi­ñe­tas (1981) y tan wag­ne­ria­nos co­mo El oca­so de los hé­roes en los có­mics de

au­tor (1984). En 1983, Co­ma di­ri­gió la obra co­lec­ti­va His­to­ria de los có­mics, una obra de re­fe­ren­cia, con co­la­bo­ra­cio­nes de los me­jo­res es­pe­cia­lis­tas en la ma­te­ria. En su his­to­ria en el mun­do del có­mic, fue no­ta­ble los re­pa­ros que man­te­nía ha­cia un per­so­na­je co­mo Tin­tín, que se evi­den­ció en Ma­ni­fies­to con­tra la ex­po­si­ción Tin­tín y Her­gé (1984), y que cau­só no po­ca po­lé­mi­ca. En el año 1987 pu­bli­có en el dia­rio El País, del que era co­la­bo­ra­dor, el co­lec­cio­na­ble

Có­mics clá­si­cos y mo­der­nos ,yun año des­pués, en co­la­bo­ra­ción con Ro­mán Gu­bern, Los có­mics de

Holly­wood.

Pa­ra los afi­cio­na­dos al ci­ne, Ja­vier Co­ma ha que­da­do co­mo el au­tor de nu­me­ro­sos tí­tu­los, ge­ne­ral­men­te pri­mo­ro­sa­men­te ilus­tra­dos, exac­tos en el da­to y ex­qui­si­tos en su en­cua­der­na­ción. El per­fec­to re­ga­lo.

Tie­ne tam­bién en su ha­ber dic­cio­na­rios so­bre fil­mes mí­ti­cos (1993), el wes­tern (1992) y el ci­ne de aven­tu­ras (1994), y una his­to­ria del ci­ne clá­si­co nor­te­ame­ri­cano( El es­plen­dor y el éx­ta­sis 19391960). Jun­to a su ami­go Juan Mar­sé es­cri­bió el es­tu­dio Ci­ne y

li­te­ra­tu­ra (1998). Su nom­bre tam­bién es­tá de­trás del re­na­ci­mien­to de una co­lec­ción le­gen­da­ria de no­ve­la ne­gra en ca­ta­lán, co­mo fue Se­lec­cions de

la Cua de Pa­lla, pa­ra Edi­cions 62, en su se­gun­da épo­ca, así co­mo del lanzamiento en cas­te­llano del se­llo Black, en Pla­za y Ja­nes, de­di­ca­do al mis­mo gé­ne­ro. Y ha que­da­do co­mo una obra ca­nó­ni­ca so­bre el te­ma su tra­ba­jo so­bre la ca­za de bru­jas en Holly­wood, con obras co­mo Dic­cio­na­rio de la ca­za de bru­jas (2005) y Las pe­lí­cu­las de

la ca­za de bru­jas (2007). Quie­nes lo co­no­cie­ron con una cier­ta in­ti­mi­dad ha­blan de él con su­mo cariño. Fue un per­so­na­je en­tra­ña­ble, con un fon­do muy hu­mano. Sa­bio a la an­ti­gua usan­za, apasionado y vehe­men­te. Al­go más que un eru­di­to de la cul­tu­ra po­pu­lar.

IN­MA SAINZ DE BARANDA / AR­CHI­VO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.