Barcelona es­tre­na un su­per­or­de­na­dor do­ce ve­ces más po­ten­te

El BSC es­tre­na una má­qui­na que mul­ti­pli­ca por do­ce su ca­pa­ci­dad de compu­tación

La Vanguardia - - PORTADA - JO­SEP CORBELLA

En el si­len­cio de la ca­pi­lla de To­rre Gi­ro­na, jun­to al rec­to­ra­do de la Uni­ver­si­tat Po­li­tèc­ni­ca (UPC) en el ba­rrio de Pe­dral­bes de Barcelona, ha na­ci­do una má­qui­na ca­paz de rea­li­zar más de 11.000 bi­llo­nes de ope­ra­cio­nes por se­gun­do.

El mons­truo, una amal­ga­ma de pro­ce­sa­do­res ne­gros y ca­bles de co­lo­res que día y no­che emi­te par­pa­deos de luz ver­de co­mo un co­ra­zón que la­te, es­tá en­claus­tra­do en una ur­na trans­pa­ren­te en un es­pa­cio de 160 me­tros cua­dra­dos. “¡Es una má­qui­na pre­cio­sa!”, se enor­gu­lle­ce Ma­teo Va­le­ro, di­rec­tor del Barcelona Su­per­com­pu­ting Cen­ter-Cen­tro Na­cio­nal de Su­per­compu­tación (BSC-CNS), que es el pa­dre de la cria­tu­ra.

Ayer, en un en­cuen­tro con pe­rio­dis­tas, Va­le­ro se pro­di­gó en ex­pli­car lo bien que se por­ta. “Es fá­cil de uti­li­zar”, de­cla­ró. Con lo cual “per­mi­te ha­cer in­ves­ti­ga­ción ex­ce­len­te que ade­más es re­le­van­te” y “per­mi­te a las em­pre­sas ser más com­pe­ti­ti­vas”.

Co­mo ejem­plo de in­ves­ti­ga­ción cien­tí­fi­ca, Va­le­ro des­ta­có la me­di­ci­na per­so­na­li­za­da, un área que exi­ge pro­ce­sar can­ti­da­des in­gen­tes de da­tos y que se ha con­ver­ti­do en una prio­ri­dad es­tra­té­gi­ca para el BSC-CNS. Co­mo ejem­plo de com­pe­ti­ti­vi­dad in­dus­trial, ci­tó el ca­so de Rep­sol, que re­cu­rre a la su­per­compu­tación para bus­car ya­ci­mien­tos de hi­dro­car­bu­ros.

Los pro­yec­tos que se eje­cu­ta­rán en el nue­vo su­per­or­de­na­dor en su pri­mer cua­tri­mes­tre de ac­ti­vi­dad in­clu­yen in­ves­ti­ga­cio­nes de te­ra­pias con­tra el cán­cer –en co­la­bo­ra­ción con el hos­pi­tal Vall d’He­bron, de una va­cu­na con­tra el si­da –con el ins­ti­tu­to Ir­siCai­xa-, de cam­bio cli­má­ti­co y de on­das gra­vi­ta­cio­na­les.

Con es­ta di­ver­si­dad de apli­ca­cio­nes, la cria­tu­ra no só­lo re­ci­be elo­gios de Va­le­ro sino de otros es­pe­cia­lis­tas en su­per­compu­tación. “Barcelona no ten­drá el su­per­compu­tador más rá­pi­do del mun­do; es­te ré­cord lo tie­nen ac­tual­men­te los chi­nos (…). Pe­ro se­rá el más di­ver­so, y en po­ten­cia el más in­tere­san­te”, des­ta­ca el ana­lis­ta Mi­chael J. Mi­ller en su blog en PCMag.com.

La han lla­ma­do Ma­reNos­trum 4, si­guien­do la tra­di­ción fa­mi­liar de man­te­ner el nom­bre una ge­ne­ra­ción tras otra. Pe­ro po­co tie­ne que ver con el Ma­reNos­trum 3, su pre­de­ce­sor, que ha es­ta­do en To­rre Gi­ro­na des­de el 2013 y que aho­ra se ha te­ni­do que des­man­te­lar para de­jar la ha­bi­ta­ción li­bre para el re­cién lle­ga­do.

El nue­vo su­per­or­de­na­dor es­tá cons­trui­do de ma­ne­ra dis­tin­ta, con com­po­nen­tes más avan­za­dos, y se­rá do­ce ve­ces más po­ten­te. Si el Ma­reNos­trum 3 po­día rea­li­zar has­ta 1.100 bi­llo­nes de ope­ra­cio­nes por se­gun­do (o te­ra­flops: Tflops), el 4 lle­ga aho­ra a las 11.100. Y aún no ha aca­ba­do de cre­cer. La pre­vi­sión es que se si­túe en 13.700 Tflops en un pla­zo de unos dos años.

En el pri­mer test rea­li­za­do es­ta pri­ma­ve­ra para eva­luar sus pres­ta­cio­nes, he­cho an­tes de que el Ma­reNos­trum 4 es­tu­vie­ra a pleno ren­di­mien­to, ha ofre­ci­do un re­sul­ta­do de 6.227 Tflops. Es­to lo si­túa en es­tos

La me­di­ci­na per­so­na­li­za­da se­rá una prio­ri­dad de in­ves­ti­ga­ción De es­tos in­ge­nios, es el “más di­ver­so del mun­do y en po­ten­cia el más in­tere­san­te”

mo­men­tos co­mo el ter­cer su­per­or­de­na­dor más po­ten­te de Eu­ro­pa –su­pe­ra­do por un sui­zo y otro bri­tá­ni­co– y de­ci­mo­ter­ce­ro del mun­do –en un ran­king en que Chi­na, Es­ta­dos Uni­dos y Ja­pón su­pe­ran a Eu­ro­pa.

Si el pa­dre de la cria­tu­ra es Ma­teo Va­le­ro, la ma­dre es Car­men Ve­la, se­cre­ta­ria de Es­ta­do de In­ves­ti­ga­ción, Desa­rro­llo e In­no­va­ción, que es quien ha apor­ta­do los 34 mi­llo­nes de eu­ros que ha cos­ta­do el be­bé y quien ha de­fen­di­do la in­ver­sión en el Mi­nis­te­rio de Eco­no­mía.

“Es una in­ver­sión enor­me­men­te ren­ta­ble para los ciu­da­da­nos de es­te país”, de­cla­ró ayer Ve­la, quien des­ta­có “el ren­di­mien­to que se le sa­ca a es­te or­de­na­dor”, que “po­ne la cien­cia es­pa­ño­la en un ni­vel ex­tra­or­di­na­ria­men­te al­to”, que “abre las puer­tas a re­la­cio­nes in­ter­na­cio­na­les” y que “ayu­da a re­te­ner ta­len­to”.

Ve­la no es­ca­ti­mó elo­gios para el BSC-CNS, que “con­ci­lia to­do lo que que­rría­mos para el sis­te­ma de cien­cia y tec­no­lo­gía en Es­pa­ña”. Con­cre­ta­men­te, di­jo, es un cen­tro de ex­ce­len­cia en in­ves­ti­ga­ción orien­ta­da a re­sol­ver pro­ble­mas de los ciu­da­da­nos, en el que co­la­bo­ran sin con­flic­tos las ad­mi­nis­tra­cio­nes del Es­ta­do y de la Ge­ne­ra­li­tat, en el que in­ter­ac­túan con bue­nos re­sul­ta­dos el sec­tor pú­bli­co y el sec­tor pri­va­do, y cu­yos in­ves­ti­ga­do­res tie­nen una gran ca­pa­ci­dad de con­se­guir fi­nan­cia­ción para sus pro­yec­tos.

En el BSC tra­ba­jan ac­tual­men­te 517 per­so­nas de 45 na­cio­na­li­da­des que ob­tie­nen 19 mi­llo­nes de eu­ros al año de con­vo­ca­to­rias com­pe­ti­ti­vas, lo que re­pre­sen­ta un 56% del pre­su­pues­to anual del cen­tro.

Con la cons­truc­ción del Ma­reNos­trum 4, Es­pa­ña cum­ple su com­pro­mi­so con los so­cios de la red eu­ro­pea de su­per­compu­tación Pra­ce, de la que el BSC-CNS es uno de los no­dos prin­ci­pa­les. La red fue crea­da en el 2010 por la Co­mi­sión Eu­ro­pea con el ob­je­ti­vo de pa­liar el re­tra­so de Eu­ro­pa res­pec­to a EE.UU. en su­per­compu­tación.

Se­gún di­cho com­pro­mi­so, la nue­va má­qui­na no só­lo da­rá ser­vi­cio a los in­ves­ti­ga­do­res del BSC-CNS y a la co­mu­ni­dad cien­tí­fi­ca e in­dus­trial es­pa­ño­la, sino a usua­rios de to­da Eu­ro­pa. A cam­bio, los usua­rios es­pa­ño­les tie­nen de­re­cho a usar los re­cur­sos de compu­tación de otros miem­bros de la red Pra­ce. Da­do que los su­per­or­de­na­do­res de la red se re­nue­van de ma­ne­ra es­ca­lo­na­da, es­to ase­gu­ra que los usua­rios eu­ro­peos ten­gan siem­pre ac­ce­so a má­qui­nas de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción.

DA­VID AIROB

La se­cre­ta­ria de Es­ta­do Car­men Ve­la y el di­rec­tor del BSC-CNS, Ma­teo Va­le­ro, re­co­rrien­do ayer las ins­ta­la­cio­nes del su­per­or­de­na­dor Ma­reNos­trum 4

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.