Cuan­do las opi­nio­nes sus­ti­tu­yen a los he­chos

La Vanguardia - - SUMARIO - Mà­rius Ca­rol

KATHARINE Vi­ner es la di­rec­to­ra de The Guardian, uno de los dia­rios de ca­li­dad del Reino Uni­do, cu­ya web es una re­fe­ren­cia glo­bal. Vi­ner es la pri­me­ra mu­jer al fren­te del pe­rió­di­co en 196 años de his­to­ria, a la que ayer le en­tre­ga­ron el pre­mio Fun­da­ción Dia­rio Ma­drid por su com­pro­mi­so con el buen pe­rio­dis­mo y su li­de­raz­go pro­fe­sio­nal. Vi­ner sos­tie­ne que las re­des so­cia­les se han co­mi­do las no­ti­cias, ame­na­zan la in­for­ma­ción ba­sa­da en el in­te­rés pú­bli­co y han con­tri­bui­do a que las opi­nio­nes ha­yan sus­ti­tui­do a los he­chos.

La di­rec­to­ra de The Guardian pu­so co­mo ejem­plo la in­dig­na­ción que ha­bía cau­sa­do en el Reino Uni­do la len­ti­tud de las no­ti­cias so­bre las víc­ti­mas del in­cen­dio en la to­rre Gren­fell Lon­dres. En las re­des se em­pe­zó a di­fun­dir que los me­dios de co­mu­ni­ca­ción ha­bían aten­di­do a la ins­truc­ción del Go­bierno para no dar el nú­me­ro de víc­ti­mas y se ini­ció una tre­men­da cam­pa­ña que obli­gó a los res­pon­sa­bles de la po­li­cía a des­men­tir­lo, asu­mien­do su cul­pa –y la de los fo­ren­ses– por la len­ti­tud de las iden­ti­fi­ca­cio­nes y des­car­gan­do de res­pon­sa­bi­li­dad a la pren­sa. Pe­ro la ira ya se ha­bía vi­ra­li­za­do.

Vi­ner ex­pli­ca que, du­ran­te los 500 años si­guien­tes a Gu­ten­berg, la pá­gi­na im­pre­sa ani­ma­ba a creer en ver­da­des es­ta­bles, pe­ro aho­ra la gen­te la dis­cu­te, co­mo dis­cu­te el pro­pio con­cep­to de po­der y tie­ne sus pro­pios ins­tru­men­tos para mos­trar su dis­cre­pan­cia. El pro­ble­ma es que en la era di­gi­tal es más fá­cil que nun­ca pu­bli­car in­for­ma­ción fal­sa que se aca­ba com­par­tien­do y es asi­mi­la­da rá­pi­da­men­te co­mo ver­dad.

Los ru­mo­res se difunden por mie­do, ma­la fe o por ma­ni­pu­la­ción de­li­be­ra­da. Y con­tra eso es di­fí­cil lu­char. Pe­ro la in­for­ma­ción fia­ble es esen­cial para el fun­cio­na­mien­to de la de­mo­cra­cia. Así que se­rá más im­pres­cin­di­ble que nun­ca la in­ves­ti­ga­ción, la ve­ri­fi­ca­ción o el aná­li­sis. Con­cep­tos que es­tán en la esen­cia del pe­rio­dis­mo de ca­li­dad. La ba­ta­lla es más cruen­ta que nun­ca, pe­ro no es­tá per­di­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.