¿Pla­yas o es­ter­co­le­ros?

La Vanguardia - - OPINIÓN -

Qui­sie­ra de­jar cons­tan­cia del bo­chor­no­so es­pec­tácu­lo que día tras día se re­pi­te en la her­mo­sa pla­ya de Les Ca­se­tes de Ga­rraf. Gru­pos de ván­da­los acu­den a dia­rio ig­no­ran­do nor­mas ele­men­ta­les de con­vi­ven­cia. Los pa­si­llos de las es­ca­le­ras de ac­ce­so a la pla­ya, en­tre las ca­se­tas, has­ta aho­ra muy uti­li­za­dos en re­por­ta­jes fo­to­grá­fi­cos, son lu­ga­res de pa­so que in­va­den para con­ver­tir en fu­ma­de­ro de ma­rihua­na.

In­va­den la pro­pie­dad pri­va­da qui­tan­do las va­llas de ma­de­ra de su an­cla­je y en­tran­do en los ba­jos de las ca­se­tas. En­tran en te­rra­zas y co­gen la man­gue­ra co­mo si de uso pú­bli­co se tra­ta­ra. Lla­mar­les la aten­ción va se­gui­do de una ame­na­za.

La pla­ya la lim­pia ca­da día un equi­po del Ayun­ta­mien­to, pe­ro los es­pa­cios don­de ellos se tum­ban y los pa­si­llos de las es­ca­le­ras a la pla­ya (el fu­ma­de­ro) lo con­vier­ten en un es­ter­co­le­ro: pa­pe­les, la­tas, bo­te­llas, res­tos de fru­tas y bo­ca­di­llos, de­ce­nas de co­li­llas, bol­si­tas de plás­ti­co para la ma­rihua­na y, en oca­sio­nes, ori­na en las es­ca­le­ras.

Se ha avi­sa­do al Ayun­ta­mien­to y a los Mos­sos re­pe­ti­da­men­te y al­gu­na vez es­tos ha­cen ac­to de pre­sen­cia, pe­ro la si­tua­ción vuel­ve a ser la mis­ma en cuan­to mar­chan. Por mi par­te de­ja­ré de ir a ese her­mo­so rin­cón, pe­ro rue­go al Ayun­ta­mien­to de Sit­ges (en sus pla­yas no lo hu­bie­sen con­sen­ti­do) que pon­ga fin a la im­pu­ni­dad de unos des­al­ma­dos que des­tro­zan el día de fies­ta a mu­chí­si­ma gen­te.

ANI­CE­TO ROMERO

Sant Pol de Mar

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.