Ban­de­ras cla­ma an­te 1.000 jó­ve­nes por el sa­cri­fi­cio y el amor para te­ner éxi­to

El ac­tor abre, jun­to al cien­tí­fi­co López-Otín, la ce­re­mo­nia de los pre­mios FP­dGI

La Vanguardia - - TENDENCIAS - BÀRBARA JULBE

Va­lo­res co­mo la per­sis­ten­cia, la cu­rio­si­dad fren­te a to­do, la cons­tan­cia, el sa­ber le­van­tar­se tras los fra­ca­sos o la so­li­da­ri­dad to­ma­ron ayer pro­ta­go­nis­mo de la mano del ac­tor ma­la­gue­ño An­to­nio Ban­de­ras y el bio­quí­mi­co Carlos López-Otín en la ter­tu­lia que abrió la ce­re­mo­nia de en­tre­ga de los pre­mios Fun­da­ció Prin­ce­sa de Gi­ro­na (FP­dGI).

An­te más de mil asis­ten­tes, fun­da­men­tal­men­te jó­ve­nes, Ban­de­ras, que ha pues­to su mar­ca per­so­nal a fa­vor de pro­yec­tos so­cia­les, ex­pli­có que “con ta­len­to y sa­cri­fi­cio, y so­bre to­do amor por lo que se ha­ce, de ma­ne­ra na­tu­ral se ob­tie­ne el éxi­to. Pe­ro si el ta­len­to se usa co­mo he­rra­mien­ta para el éxi­to, en­ton­ces el ca­mino va a ser tor­tuo­so”. ¿Y dón­de es­tá ese ta­len­to? López-Otín, que en su ca­so ha sa­bi­do apli­car la crea­ti­vi­dad a los pro­ce­sos cien­tí­fi­cos para des­ci­frar 60 nue­vos ge­nes hu­ma­nos que in­ter­vie­nen en el en­ve­je­ci­mien­to y el cán­cer, fue cla­ro: “Ap­ti­tu­des y ta­len­tos es­tán es­cri­tos en el ge­no­ma, pe­ro hay que tra­ba­jar­los”.

El diá­lo­go, mo­de­ra­do por la pe­rio­dis­ta Jú­lia Ote­ro, per­mi­tió aflo­rar si­mi­li­tu­des en­tre el ac­tor y el bio­quí­mi­co que a prio­ri pa­re­cían te­ner po­cas co­sas en co­mún. El re­co­no­ci­do cien­tí­fi­co, arro­pa­do por men­to­res que con­fia­ban en él, por ejem­plo, con­fe­só que “que­ría bus­car el in­fi­ni­to y en­ten­der la vi­da y las en­fer­me­da­des”, mien­tras que Ban­de­ras ex­pli­có que sin sa­ber in­glés se plan­tó en Los Ángeles para per­se­guir

Gran ex­pec­ta­ción an­te el dis­cur­so que ha­rá hoy el di­vul­ga­dor y experto en ten­den­cias Mark Ste­ven­son

su ilu­sión. Así que am­bos apos­ta­ron por sus sue­ños. Y pe­se a que el ac­tor rehu­só a dar con­se­jos “por­que no soy sa­bio” –di­jo– qui­so des­ta­car que “la pa­la­bra cla­ve es amor por tu pro­fe­sión: si amas lo que ha­ces, el sa­cri­fi­cio no cues­ta tra­ba­jo”.

López-Otín re­cal­có que el ta­len­to es muy de­mo­crá­ti­co ya que “es el bien me­jor re­par­ti­do del pla­ne­ta” y que “ca­da ad­ver­si­dad es una lec­ción de hu­ma­ni­dad”. A lo que Ban­de­ras ad­vir­tió que a lo lar­go de su ca­rre­ra ha co­se­cha­do “éxi­tos y fra­ca­sos y que ha te­ni­do que re­po­ner­se en oca­sio­nes y em­pe­zar de nue­vo a ca­mi­nar”. Am­bos mos­tra­ron su agra­de­ci­mien­to a la Fun­da­ció Prin­ce­sa de Gi­ro­na y des­ta­ca­ron la fun­ción que ejer­ce en ám­bi­tos co­mo la for­ma­ción, la ges­tión del ta­len­to y la ocu­pa­ción de jó­ve­nes.

Pre­ci­sa­men­te, és­te se­rá el epi­cen­tro del pro­gra­ma de hoy, la se­gun­da jor­na­da de ac­ti­vi­da­des pa­ra­le­las a los Pre­mios de la Fun­da­ció Prin­ce­sa de Gi­ro­na. Ta­lle­res y po­nen­cias que el es­cri­tor, di­vul­ga­dor, em­pren­de­dor y experto en ten­den­cias glo­ba­les y de in­no­va­ción, Mark Ste­ven­son, se­rá el en­car­ga­do de dar el pis­to­le­ta­zo de sa­li­da con su po­nen­cia inau­gu­ral.

PE­RE DURAN / NORD ME­DIA

An­to­nio Ban­de­ras le­van­tó un gran re­vue­lo me­diá­ti­co ayer en Gi­ro­na

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.