Ro­dés y los Jue­gos

La Vanguardia - - OPINIÓN -

En el ar­tícu­lo de Lluís Foix en La Van­guar­dia del 26 de ju­lio, que ha­cía re­fe­ren­cia a los “res­pon­sa­bles” de la Olim­pia­da del 92, ha­bía una fo­to­gra­fía en la que en­con­tré a fal­tar a Leo­pol­do Ro­dés.

En su mo­men­to hu­bo que con­se­guir los vo­tos de los miem­bros del COI y Ro­dés vi­si­tó más de 100 paí­ses. Des­de la dis­cre­ción, uno por uno.

Con ta­len­to, cons­tan­cia y efi­ca­cia co­mo que­dó de­mos­tra­do por el re­sul­ta­do ob­te­ni­do.

No me lo ha ex­pli­ca­do na­die. Lo vi­ví en pri­me­ra per­so­na.

Sin los vo­tos que se ob­tu­vie­ron por el tra­ba­jo bien he­cho por Leo­pol­do Ro­dés, Sa­ma­ranch pro­ba­ble­men­te no ha­bría con­se­gui­do sa­car ade­lan­te el te­ma, Ma­ra­gall no ha­bría te­ni­do pro­yec­to y el ar­tícu­lo de Foix en La Van­guar­dia nun­ca se ha­bría es­cri­to. No es jus­to que no se le re­cuer­de co­mo me­re­ce por el he­cho de ha­ber tra­ba­ja­do des­de la dis­cre­ción.

ANTONIO SAGNIER

Bar­ce­lo­na

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.