Pre­gun­tas en­ca­de­na­das

La Vanguardia - - SUMARIO -

LA gen­te ha pa­sa­do de pre­gun­tar­se si se atre­ve­rán a pro­cla­mar la independencia a cues­tio­nar­se si ver­da­de­ra­men­te lo hi­cie­ron. De he­cho, el Go­bierno le ha en­via­do un re­que­ri­mien­to a Car­les Puig­de­mont pa­ra que le acla­re si de­cla­ró la se­ce­sión o no. En Wi­ki­pe­dia fi­gu­ra que lo ha­bría he­cho du­ran­te ocho se­gun­dos, sien­do la pro­cla­ma­ción más cor­ta de la que se tie­ne no­ti­cia. De al­gu­na ma­ne­ra fue, pues, un día his­tó­ri­co. La pre­gun­ta que se ha­cen aho­ra los ciu­da­da­nos es cuál se­rá el pa­so si­guien­te. ¿Elec­cio­nes? Se­ría una po­si­bi­li­dad, pe­ro ¿qué cla­se de elec­cio­nes? Úl­ti­ma­men­te el se­ce­sio­nis­mo le po­ne ad­je­ti­vos a ca­da con­vo­ca­to­ria. Las úl­ti­mas fue­ron ca­li­fi­ca­das de ple­bis­ci­ta­rias, pe­ro per­die­ron el pre­sun­to ple­bis­ci­to por su­ma de vo­tos y se re­fu­gia­ron en el nú­me­ro de es­ca­ños. Y con esa di­ná­mi­ca, va a ser im­po­si­ble sa­lir del in­fer­nal la­be­rin­to en el que vi­ve la po­lí­ti­ca ca­ta­la­na des­de hace me­ses. O pa­ra ser más exac­to, años. Has­ta aho­ra, la reali­dad co­rría al mar­gen del en­re­do po­lí­ti­co, pe­ro fi­nal­men­te he­mos to­pa­do con el mun­do real. El país pier­de ban­cos, mul­ti­na­cio­na­les, em­pre­sas gran­des y me­dia­nas. Y la ca­pi­ta­li­dad editorial. E in­clu­so se re­sien­te el tu­ris­mo. Ade­más, los ciu­da­da­nos vi­ven con ten­sión y es­trés el mo­men­to. Se man­tie­ne la con­vi­ven­cia, pe­ro exis­te una quie­bra emo­cio­nal que se­rá di­fí­cil de re­co­ser. En­ton­ces, ¿y aho­ra qué?

El úni­co te­mor es no rec­ti­fi­car. El per­so­na­je que en­car­na Mi­chael Dou­glas en Un día de fu­ria di­ce, en mi­tad de su cri­sis emo­cio­nal, que ha de­ja­do atrás el mo­men­to de la du­da, “que es en el ins­tan­te de un via­je en que es más lar­go vol­ver al pun­to de par­ti­da que con­ti­nuar has­ta el fi­nal”. Es sa­bia la du­da, el pen­sar que se pue­de co­rre­gir el rum­bo, que hay más ru­tas que la que no con­du­ce a nin­gu­na par­te. Pe­ro pa­ra eso hace fal­ta ge­ne­ro­si­dad pro­pia y aje­na. Y afán de su­per­vi­ven­cia.

Mà­rius Ca­rol

DI­REC­TOR

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.