Mi­chael Fass­ben­der

Mi­chael Fass­ben­der, ac­tor, pro­ta­go­ni­za ‘El muñeco de nie­ve’

La Vanguardia - - SUMARIO - GA­BRIEL LERMAN Los Án­ge­les. Ser­vi­cio es­pe­cial

AC­TOR

El ac­tor Mi­chael Fass­ben­der pre­sen­tó en Sit­ges El muñeco de nie­ve, ba­sa­da en la no­ve­la de Jo Nes­bø, la sép­ti­ma de la se­rie pro­ta­go­ni­za­da por el de­tec­ti­ve Harry Ho­le. El fil­me es­tá di­ri­gi­do por To­mas Al­fred­son

(El to­po).

To­da­vía se an­gus­tia un po­co cuan­do re­cuer­da los años en los que no con­se­guía un tra­ba­jo co­mo ac­tor, tras ha­ber si­do con­si­de­ra­do uno de los alum­nos más pro­me­te­do­res del Dra­ma Cen­tre de Lon­dres. Eso ex­pli­ca el que ha­ya tra­ba­ja­do sin pa­rar des­de que hace ocho años Quen­tin Ta­ran­tino le dio su gran opor­tu­ni­dad en Mal­di­tos bas­tar­dos. Por el ca­mino ha ob­te­ni­do dos no­mi­na­cio­nes al Os­car y tres al Glo­bo de Oro. Pe­ro fi­nal­men­te Mi­chael Fass­ben­der sien­te que se pue­de de­di­car a des­can­sar. Es­ta se­ma­na lle­ga a las car­te­le­ras la úl­ti­ma pe­lí­cu­la que pro­ta­go­ni­zó an­tes de sus va­ca­cio­nes, El muñeco de nie­ve, adap­ta­ción de la no­ve­la po­li­cial del no­rue­go Jo Nes­bø en la que en­car­na al de­tec­ti­ve Harry Ho­le: un pa­pel al que pro­me­te re­gre­sar en un fu­tu­ro no le­jano.

¿Qué es lo que le de­ci­de a par­ti­ci­par en una pe­lí­cu­la?

Mi reac­ción an­te el guion. Tra­to de no in­te­lec­tua­li­zar­lo de­ma­sia­do; tie­ne que pro­vo­car­me al­go emo­cio­nal. Y lue­go, cla­ro, in­ci­de mu­cho el di­rec­tor. No me im­por­ta si es un de­bu­tan­te o al­guien co­mo To­mas (Al­fred­son), a quien co­no­cí en el 2010. Nos en­con­tra­mos por El to­po, pa­ra ver si yo po­día par­ti­ci­par, pe­ro es­ta­ba com­pro­me­ti­do con X-Men: pri­me­ra ge­ne­ra­ción.Nos caí­mos muy bien y él me im­pre­sio­nó. Me gus­ta to­do lo que ha he­cho. Y siem­pre qui­se in­ter­pre­tar a un de­tec­ti­ve. Por eso cuan­do me pro­pu­so con­ver­tir­me en Harry Ho­le, tan hu­mano y con tan­tos de­fec­tos, sin ca­rac­te­rís­ti­cas de hé­roe de ac­ción, no lo du­dé.

¿Có­mo pre­pa­ra sus pa­pe­les?

Le­yen­do mu­chas ve­ces el guion y bus­can­do ins­pi­ra­ción en gen­te de la vi­da real. Harry me re­cor­da­ba en cier­tas co­sas a un ve­cino, un maes­tro, una tía, un mú­si­co... Aquí, to­do es­ta­ba en los li­bros. Los leí con muy po­co tiempo. Pa­sa­ron dos días en­tre que aca­bé As­sas­sin’s Creed y em­pe­cé con es­te ro­da­je.

¿Co­no­cía los li­bros de Nes­bø?

No, has­ta que re­ci­bí el guion. Y lue­go me pu­se a leer­los rá­pi­da­men­te an­tes de la fil­ma­ción. Ex­cluí aposta

¿A LA CA­MA POR UN PA­PEL? “Que yo nun­ca lo ha­ya ex­pe­ri­men­ta­do no sig­ni­fi­ca que no sea una reali­dad”

El muñeco de nie­ve por­que To­mas me di­jo que ha­bía cam­bia­do mu­chas co­sas del ar­gu­men­to. Pe­ro sí leí los de­más. Apren­dí to­do so­bre Harry; me en­te­ré de cuá­les eran sus orí­ge­nes y dón­de se ha­lla en el fi­nal de la se­rie. Me gus­ta su per­fil. No sa­be ves­tir­se, se lle­va mal con la gen­te, tie­ne un so­lo ami­go. Con los li­bros me re­sul­tó fá­cil ima­gi­nár­me­lo: ca­mi­nan­do, ha­blan­do y res­pi­ran­do.

Tra­ba­jó con Har­vey Weins­tein en ‘Mac­beth’. ¿Le sor­pren­die­ron las acu­sa­cio­nes en su con­tra?

Por su­pues­to. Pe­ro no se de­ma­sia­do del te­ma. Lo que es­tá en los dia­rios.

¿Cree que el cas­ting sá­ba­na si­gue exis­tien­do en Holly­wood?

No es nin­gún se­cre­to que ha exis­ti­do

siem­pre. Que yo nun­ca lo ha­ya ex­pe­ri­men­ta­do per­so­nal­men­te no sig­ni­fi­ca que no sea una reali­dad.

¿Re­cuer­da có­mo fue su pri­me­ra au­di­ción?

Me die­ron el tra­ba­jo, pa­ra un anun­cio de la ae­ro­lí­nea SAS. Lo vi­ví co­mo si hu­bie­ra ga­na­do la pri­me­ra mano en una par­ti­da de pó­quer, pe­ro lue­go me lle­vó mu­cho tiempo con­se­guir el si­guien­te pa­pel.

Aho­ra no pa­ra.

Fue así por un tiempo. Pe­ro es­te año no hi­ce na­da, só­lo tra­ba­jé unos días en X-Men. Y pien­so con­ti­nuar así du­ran­te un tiempo más. Es­toy dis­fru­tan­do del dol­ce far nien­te.

¿Y en qué ocu­pa su tiempo?

He he­cho mu­cho sur­fing y tam­bién es­toy par­ti­ci­pan­do en las ca­rre­ras del Fe­rra­ri Cha­llen­ge. Ca­da tres o cua­tro fi­nes de se­ma­na par­ti­ci­po en una en di­fe­ren­tes lu­ga­res de Es­ta­dos Uni­dos con un Fe­rra­ri 488.

¿Có­mo lle­va sus 40 años?

Me sien­to más vie­jo y un po­co más sa­bio. Pe­ro es­toy en un muy buen mo­men­to de mi vi­da. Yo siem­pre me ima­gi­né tra­ba­jan­do muy in­ten­sa­men­te has­ta cum­plir los 40 pa­ra lue­go ju­bi­lar­me. Pa­ra mí esa era la edad en la que uno te­nía que to­mar­se unas lar­gas va­ca­cio­nes pa­ra de­ci­dir por dón­de te­nía que se­guir. Es lo que es­toy ha­cien­do aho­ra y lo es­toy dis­fru­tan­do mu­cho.

UN GO­ZO­SO DES­CAN­SO “Dis­fru­to del ‘dol­ce far nien­te’: ha­go sur­fing y par­ti­ci­po en ca­rre­ras del Fe­rra­ri Cha­llen­ge”

UNIVERSAL PIC­TU­RES / ACN

El ac­tor alemán ha cum­pli­do 40, edad que ve ideal pa­ra dar­se un res­pi­ro

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.