Un cen­te­nar de ayun­ta­mien­tos abre en pleno 12 de Oc­tu­bre

La Vanguardia - - POLÍTICA - FE­DE CE­DÓ Ba­da­lo­na

Más de un cen­te­nar de Ayun­ta­mien­tos ca­ta­la­nes se ne­ga­ron ayer a ce­le­brar la fes­ti­vi­dad del Pi­lar y la fies­ta na­cio­nal de Es­pa­ña y abrie­ron sus puer­tas, pe­se a que en el ca­len­da­rio la­bo­ral fue­ra día no la­bo­ra­ble. Lo hi­cie­ron co­mo pro­tes­ta por la ac­ti­tud del Go­bierno es­pa­ñol du­ran­te el 1-O y por las car­gas po­li­cia­les que de­ja­ron 893 he­ri­dos du­ran­te la jor­na­da.La ma­yo­ría fue­ron aten­di­dos por al­cal­des y con­ce­ja­les, aun­que los fun­cio­na­rios te­nían li­ber­tad pa­ra ele­gir si acu­dían a su lu­gar ha­bi­tual de tra­ba­jo.

Ciu­da­des co­mo Ba­da­lo­na, Girona, l’Hos­pi­ta­let de Llo­bre­gat, Vic, Ber­ga, Tà­rre­ga y Vi­la­fran­ca del Pe­ne­dès de­cre­ta­ron el 12 de Oc­tu­bre co­mo un día fes­ti­vo en el que se po­día tra­ba­ja­ba, por lo que de­ce­nas de co­mer­cios apro­ve­cha­ron la oca­sión pa­ra abrir sus es­ta­ble­ci­mien­tos.

En los ayun­ta­mien­tos de Girona y Man­re­sa eran los pro­pios con­ce­ja­les quie­nes aten­dían a los ciu­da­da­nos que acu­dían a las ofi­ci­nas mu­ni­ci­pa­les. En la de­mar­ca­ción ge­run­den­se, has­ta 40 con­sis­to­rios no ce­ra­ron e in­clu­so, co­mo los de Vi­lo­bí d’On­yar o Ar­bú­cies, abrie­ron de­pen­den­cias mu­ni­ci­pa­les co­mo las guar­de­rías. En las co­mar­cas ge­run­den­ses, los fun­cio­na­rios po­dían ac­ce­der a su pues­to de tra­ba­jo de for­ma vo­lun­ta­ria.

En la ciu­dad de Lleida, los con­ce­ja­les de PDECat, ERC, Cri­da y Co­mú, abrie­ron sus des­pa­chos de la Pae­ria, mien­tras que el go­bierno del so­cia­lis­ta Án­gel Ros, igual que los con­ce­ja­les de Ciu­ta­dans y PP, no acu­die­ron al Con­sis­to­rio. En es­ta de­mar­ca­ción, to­dos los mu­ni­ci­pios go­ber­na­dos por ERC, unos 60 apro­xi­ma­da­men­te, co­mo por ejem­plo en Cer­ve­ra, fue­ron los po­lí­ti­cos quie­nes ejer­cie­ron de fun­cio­na­rios.

En la ciu­dad de Ta­rra­go­na fue­ron los con­ce­ja­les de la CUP quie­nes au­die­ron a sus des­pa­chos. En Tor­to­sa, l’Ametlla de Mar, Am­pos­ta, Mó­ra d’Ebre, Gan­de­sa, To­rre­dem­bla­rra y Del­te­bre, los go­bier­nos tam­bién man­tu­vie­ron las puer­tas abier­tas de la ca­sa con­sis­to­rial co­mo si se tra­ta­se de una jor­na­da la­bo­ral. En otros mu­ni­ci­pios co­mo Els Guia­mets, Valls, Reus, Cam­brils y Mont­blanc fue­ron los con­ce­ja­les quie­nes ejer­cie­ron de fun­cio­na­rios y aten­die­ron las con­sul­tas ciu­da­da­nas. La ma­yo­ría de po­lí­ti­cos y al­cal­des de mu­ni­ci­pios go­ber­na­dos por PDECat y ERC en el Camp de Ta­rra­go­na y las Te­rres de l’Ebre, die­ron li­ber­tad a los fun­cio­na­rios y mu­chos ce­rra­ron la aten­ción al pú­bli­co.

En la co­mar­cas del Pi­ri­neo tam­bién abrie­ron sus puer­tas mu­chos de los Ayun­ta­mien­tos. En la Seu d’Ur­gell, don­de go­bier­na PDECat, en Tremp (PDECat-ERC) o en Sort (Fe­mCUP) los al­cal­des y re­gi­do­res acu­die­ron a sus pues­tos en el Con­sis­to­rio co­mo si de una jor­na­da la­bo­ral se tra­ta­se.

Ayer, sin em­bar­go, to­das las mi­ra­das es­ta­ban pues­tas en Ba­da­lo­na, pen­dien­tes de la de­ci­sión que to­ma­rían los re­gi­do­res del go­bierno que com­par­ten Ba­da­lo­na en Co­mú, ERC e ICV. En es­ta ciu­dad, seis de los diez con­ce­ja­les del go­bierno man­tie­nen abier­tas cau­sas pe­na­les y ad­mi­nis­tra­ti­vas por ha­ber de­ci­di­do abrir las puer­tas de las ofi­ci­nas

La al­cal­de­sa de Ba­da­lo­na de­nun­cia que el Es­ta­do aho­ga la au­to­no­mía de los mu­ni­ci­pios ca­ta­la­nes

con­sis­to­ria­les el año pa­sa­do. “No es un día nor­mal”, ad­mi­tía la al­cal­de­sa de Ba­da­lo­na, Do­lors Sa­ba­ter, que apli­có la mis­ma fór­mu­la que en el 2016, aun­que no ha­bía po­di­do lle­gar a acuer­dos con los sin­di­ca­tos de fun­cio­na­rios “al man­te­ner­se las cau­sas pen­dien­tes”. Ayer, eran los mis­mos impu­tados quie­nes aten­dían a quien se acer­ca­ba a las ofi­ci­nas mu­ni­ci­pals del edi­fi­cio El Vi­ver y les in­for­ma­ban de que no es­ta­ban en dis­po­si­ción de rea­li­zar trá­mi­tes le­ga­les, aun­que les per­mi­tían apro­ve­char la jor­na­da de puer­tas abier­tas pa­ra co­no­cer las de­pen­den­cias mu­ni­ci­pa­les.

La al­cal­de­sa de Ba­da­lo­na, en rue­da de pren­sa, no du­dó en re­cla­mar “más au­to­no­mía” pa­ra las ciu­da­des y pue­blos y de­nun­ció que el or­de­na­mien­to ju­rí­di­co del Es­ta­do “aho­ga a los mu­ni­ci­pios y nos pri­va de dis­po­ner de au­to­no­mía pro­pia”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.