Des­viar la aten­ción

La Vanguardia - - OPINIÓN -

To­do apun­ta a que PP y PDECat, aco­mo­da­dos en su ce­rra­zón, lo­gra­rán que el in­de­pen­den­tis­mo pa­se por en­ci­ma del pa­ro y la co­rrup­ción y se si­túe a la ca­be­za del desa­so­sie­go es­pa­ñol. De he­cho es tan alar­man­te que lle­va­mos se­ma­nas con un es­tré­pi­to que lo en­sor­de­ce to­do. Por eso, ca­si na­die se ha en­te­ra­do de la impu­tación de la ac­tual te­so­re­ra na­cio­nal del PP por el ca­so Imel­sa –sien­do la quin­ta con el mis­mo car­go lla­ma­da a sen­tar­se en el ban­qui­llo–, ni de la de­fe­nes­tra­ción de Pe­dro An­to­nio Sán­chez aco­rra­la­do por la co­rrup­ción, y has­ta hace bien po­co arro­pa­do por to­do el PP en un cón­cla­ve re­gio­nal en el que lan­za­ban ma­ni­das acu­sa­cio­nes de un ca­so más de “cacería to­tal­men­te in­jus­ta”.

Con es­te es­truen­do de fon­do mo­ti­va­do por una gra­ve in­ca­pa­ci­dad po­lí­ti­ca –¿o tal vez só­lo sea mu­tuo in­te­rés?–, el úl­ti­mo ba­ró­me­tro del CIS, en el que aún no se re­co­ge el re­fe­rén­dum del 1-O, es­ta preo­cu­pa­ción ha au­men­ta­do tri­pli­can­do la ci­fra an­te­rior mien­tras pa­ro y co­rrup­ción dis­mi­nu­yen. ¡Lo bor­dan!

M. FER­NÁN­DEZ-PA­LA­CIOS Ma­drid

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.