La nue­va li­cen­cia pa­ra el po­lé­mi­co her­bi­ci­da gli­fo­sa­to di­vi­de a la UE

La Vanguardia - - TENDENCIAS - AN­TO­NIO CE­RRI­LLO Bar­ce­lo­na

Los paí­ses de la UE man­tie­nen su di­vi­sión an­te la pro­pues­ta de la Co­mi­sión Eu­ro­pea de re­no­var la li­cen­cia del po­lé­mi­co her­bi­ci­da gli­fo­sa­to du­ran­te un pe­rio­do de 10 años, has­ta di­ciem­bre del 2027 (su per­mi­so ex­pi­ra el 15 de di­ciem­bre de es­te año). El eje­cu­ti­vo de la UE pla­nea so­me­ter es­te asun­to a vo­ta­ción en el Co­mi­té per­ma­nen­te de Plan­tas, Ani­ma­les, Ali­men­tos y Pien­sos, que reúne a ex­per­tos de los Vein­tio­cho en es­ta ma­te­ria.

La pro­pues­ta de la Co­mi­sión pro­po­ne, pa­ra equi­li­brar la au­to­ri­za­ción, fo­men­tar las bue­nas prác­ti­cas e in­cor­po­rar di­ver­sas me­di­das pa­ra afron­tar po­si­bles ries­gos de su uso (en las aguas sub­te­rrá­neas, ver­te­bra­dos, plan­tas te­rres­tres...).

La Co­mi­sión pro­pu­so en ju­lio re­no­var la li­cen­cia pa­ra el gli­fo­sa­to du­ran­te 10 años tras re­ci­bir el vis­to bueno de la Agen­cia Eu­ro­pea de Se­gu­ri­dad Ali­men­ta­ria (EFSA), que cla­si­fi­có el her­bi­ci­da co­mo no can­ce­rí­geno. Pa­ra va­li­dar o re­cha­zar la pro­pues­ta se ne­ce­si­ta una ma­yo­ría cua­li­fi­ca­da; es de­cir, 16 es­ta­dos de 28; es­to es, al me­nos el 65% de la po­bla­ción de la UE. Pe­ro los 28 paí­ses man­tie­nen pos­tu­ras dis­pa­res. Va­rios paí­ses dan su res­pal­do a la pro­pues­ta; al­gu­nos aún no han to­ma­do una pos­tu­ra, y po­cos han ma­ni­fes­ta­do su re­cha­zo. Fran­cia, Aus­tria e Ita­lia de­cla­ra­ron que ha­bían re­cha­za­do una li­cen­cia de 10 años.

Mien­tras, la Co­mi­sión ha ex­pre­sa­do su “preo­cu­pa­ción” por las crí­ti­cas que han re­ci­bi­do las agen­cias eu­ro­peas que han he­cho eva­lua­ción cien­tí­fi­ca pre­via que ava­la una nue­va li­cen­cia. La re­no­va­ción del gli­fo­sa­to es­tá en­vuel­ta de po­lé­mi­ca des­de hace tiempo y se acre­cen­tó tras las crí­ti­cas que acu­san a Mon­san­to de ocul­tar es­tu­dios crí­ti­cos so­bre es­ta sus­tan­cia (prin­ci­pio ac­ti­vo de la gran ma­yo­ría de los her­bi­ci­das). El gli­fo­sa­to es el her­bi­ci­da más usa­do de Eu­ro­pa y res­tos de es­te com­pues­to han si­do en­con­tra­dos en ali­men­tos, be­bi­das y ori­na de las per­so­nas.

En mar­zo del 2015 la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud cla­si­fi­có el gli­fo­sa­to co­mo “pro­ba­ble­men­te can­ce­rí­geno” pa­ra hu­ma­nos (gru­po de subs­tan­cias 2A). Lo hi­zo tras la pu­bli­ca­ción por par­te de la Agen­cia de In­ves­ti­ga­ción so­bre el Cán­cer (IARC) de un am­plio es­tu­dio que de­mos­tra­ba el desa­rro­llo de cé­lu­las can­ce­ro­sas y da­ños en el ADN en ani­ma­les de la­bo­ra­to­rio en con­tac­to con gli­fo­sa­to.

En cam­bio, la Agen­cia Eu­ro­pea de Sus­tan­cias y Pre­pa­ra­dos Quí­mi­cos (ECHA) y la EFSA no lo con­si­de­ra­ron can­ce­rí­geno. Su de­ci­sión ha pro­vo­ca­do las crí­ti­cas de cuan­tos sos­pe­chan que és­ta es­tán fre­cuen­te­men­te su­je­tas a in­tere­ses dis­tin­tos a los del cui­da­do de la sa­lud de la ciu­da­da­nía. “El Go­bierno es­pa­ñol apo­ya­rá la con­ti­nui­dad de su uso en la UE, en lí­nea con las po­lí­ti­cas del PP a fa­vor de los in­tere­ses cor­po­ra­ti­vos por en­ci­ma de la pro­tec­ción de los ciu­da­da­nos y del me­dio am­bien­te”, ha de­nun­cia­do Juant­xo Ló­pez de Ural­de, por­ta­voz de Equo.

Pres­cin­dir de los her­bi­ci­das ba­sa­dos en gli­fo­sa­to su­pon­dría un im­pac­to eco­nó­mi­co ne­ga­ti­vo que as­cen­de­ría a 2.124 mi­llo­nes de eu­ros en tér­mi­nos de pro­duc­ción y pér­di­da de 5.000 em­pleos, se­gún un es­tu­dio de PwC.

Es­pa­ña se in­cli­na por apo­yar el per­mi­so en la de­ci­si­va vo­ta­ción que se ce­le­bra­rá el día 25 de oc­tu­bre

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.