Guc­ci anun­cia que de­ja­rá de usar pie­les de ani­ma­les a par­tir del pró­xi­mo año

Guc­ci tam­bién se su­ma a par­tir del 2018 a la ten­den­cia de cam­biar­se al uso de ma­te­ria­les sin­té­ti­cos

La Vanguardia - - VIVIR - MAR­GA­RI­TA PUIG

Que lle­var pie­les ani­ma­les no es mo­derno no es na­da nue­vo. Esa es una má­xi­ma en la que hace ya mu­chos años es­tán tra­ba­jan­do a con­cien­cia va­rias mar­cas y a la que se su­mó ayer Guc­ci con el anun­cio he­cho por su pre­si­den­te y di­rec­tor, Mar­co Bi­za­rri, de prohi­bir de­fi­ni­ti­va­men­te es­te ma­te­rial en sus pro­duc­cio­nes a par­tir de la co­lec­ción de pri­ma­ve­ra-ve­rano 2018. El com­pro­mi­so es tan ro­tun­do que Bi­za­rri ase­gu­ró que las pren­das ya ela­bo­ra­das ni si­quie­ra se pon­drán a la ven­ta sino que se su­bas­ta­rán y los in­gre­sos se­rán do­na­dos a las oe­ne­gés ani­ma­lis­tas Hu­ma­ne So­ciety In­ter­na­tio­nal (HSI) y LAV (Ita­lia).

“Ser so­cial­men­te res­pon­sa­ble es uno de los va­lo­res cen­tra­les de nues­tra fir­ma y se­gui­re­mos es­for­zán­do­nos por me­jo­rar el me­dio am­bien­te y el tra­to de los ani­ma­les. Es­pe­ra­mos que es­to lla­me a in­no­var y au­men­te la con­cien­cia, en pos de una in­dus­tria de la mo­da y del lu­jo me­jor”, se ex­pli­ca­ba en un co­mu­ni­ca­do pa­ra la HSUS.

El ca­so es que la mar­ca per­te­ne­cien­te al gru­po Ke­ring y li­de­ra­da por Ales­san­dro Mi­che­le se ha ad­he­ri­do a la Fur Free Allian­ce (Alian­za li­bre de pie­les), en la que tam­bién es­tán Calvin Klein, Ralph Lau­ren, Tommy Hil­fi­ger, Yoox Net-a-Por­ter, Hu­go Boss, Ar­ma­ni (des­de el 2016) y, cla­ro, Ste­lla McCart­ney, que es con di­fe­ren­cia la gran aban­de­ra­da de la cau­sa. Por­que la di­se­ña­do­ra bri­tá­ni­ca no só­lo ha re­nun­cia­do a las pie­les au­tén­ti­cas des­de que creó su fir­ma en el 2001, sino que tam­po­co uti­li­za nin­gún te­ji­do de pro­ce­den­cia ani­mal. Ve­ge­ta­ria­na con­ven­ci­da, re­cha­za tam­bién el cue­ro y la se­da

Las pren­das ya pro­du­ci­das se su­bas­ta­rán y los be­ne­fi­cios se da­rán a oe­ne­gés ani­ma­lis­tas

y has­ta la la­na de la Pa­ta­go­nia des­de que en el 2015 vio un ví­deo de la or­ga­ni­za­ción ani­ma­lis­ta PE­TA que mos­tra­ba las con­di­cio­nes en las que vi­vían los ani­ma­les en la gran­ja que pro­por­cio­na­ba ma­te­rial a su mar­ca.

Pe­ro que na­die se con­fun­da. Que se aca­be el uso de la piel au­tén­ti­ca no sig­ni­fi­ca, en ab­so­lu­to, que se re­nun­cie a las pren­das pe­lu­das. Me­nos aho­ra que son más ten­den­cia que nun­ca y me­nos pa­ra una fir­ma co­mo Guc­ci que tie­ne en sus es­to­las, sus mi­ni­abri­gos (a par­tir de 28.000 eu­ros) o los mo­ca­si­nes pe­lu­dos sus pren­das más icó­ni­cas. Se tra­ta de pro­duc­tos has­ta aho­ra ela­bo­ra­dos con piel de vi­són, co­yo­te, zorro, co­ne­jo o ma­pa­che que per­mi­tían in­gre­sos de al­re­de­dor de 10 mi­llo­nes de eu­ros anua­les y que se se­gui­rán fa­bri­can­do, ase­gu­ra Bi­za­rri, pe­ro “con pie­les sin­té­ti­cas, la­nas e in­no­va­cio­nes de te­ji­dos pues­to que la crea­ti­vi­dad pue­de ve­nir de mu­chas di­rec­cio­nes”.

Una nue­va re­vo­lu­ción que em­pu­ja aun más la bue­na es­te­la del di­rec­tor ar­tís­ti­co de la fir­ma des­de el 2015, Ales­san­dro Mi­che­le. Res­pon­sa­ble tam­bién de uni­fi­car los des­fi­les fe­me­ni­nos y mas­cu­li­nos y de la re­vi­ta­li­za­ción de las ven­tas de la fir­ma en un 48% en el pri­mer cua­tri­mes­tre del 2017 y un 39,3% en el se­gun­do, tie­ne la opor­tu­ni­dad de com­pla­cer to­da­vía más a su pú­bli­co en alza, los mi­llen­nials, que no só­lo si­guen la mo­da a ra­ja­ta­bla sino que ade­más son una ge­ne­ra­ción com­pro­me­ti­da. Se­gún la con­sul­to­ría De­loit­te, es la ge­ne­ra­ción más éti­ca has­ta la fe­cha.

Los com­ple­men­tos y aca­ba­dos pe­lu­dos, co­mo los del des­fi­le de Mi­lán, se­gui­rán pr

LUCA BRUNO / AP

La mo­da se ali­nea con las de­man­das de las aso­cia­cio­nes ani­ma­lis­tas

MI­GUEL ME­DI­NA / AFP

ro­du­cién­do­se pe­ro con ma­te­ria­les sin­té­ti­cos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.