La red de trá­fi­co de per­so­nas en Gre­cia de­ja otros on­ce muer­tos

Un co­che con diez re­fu­gia­dos cho­ca al huir de la po­li­cía en la fron­te­ra nor­te

La Vanguardia - - INTERNACIONAL - SALÓNICA

Lo que po­dría ver­se co­mo un des­gra­cia­do ac­ci­den­te de trá­fi­co más se ha con­ver­ti­do en una re­ve­la­do­ra pun­ta de ice­berg del en­tra­ma­do ma­fio­so que su­po­ne el trá­fi­co de per­so­nas en la fron­te­ra de Gre­cia con Tur­quía. Ayer de ma­dru­ga­da un co­che que iba a to­da ve­lo­ci­dad per­dió el con­trol en una ca­rre­te­ra del nor­te del país, se pa­só de ca­rril y se es­tre­lló con­tra un ca­mión que le ve­nía de fren­te. Mu­rie­ron al ins­tan­te los on­ce pa­sa­je­ros ha­ci­na­dos en el co­che. Diez eran re­fu­gia­dos.

Se­gún las pri­me­ras de­duc­cio­nes de la po­li­cía, el con­duc­tor de l vehícu­lo era miem­bro de una red de trá­fi­co de per­so­nas y los diez pa­sa­je­ros aca­ba­ban de cru­zar la fron­te­ra a tra­vés del río Ma­rit­sa (o Evros). El ac­ci­den­te se pro­du­jo ape­nas dos días des­pués de que en la mis­ma zo­na fron­te­ri­za apa­re­cie­ran los ca­dá­ve­res de tres mu­je­res mi­gran­tes. Ha­bían si­do de­go­lla­das po­si­ble­men­te por miem­bros de es­tos cla­nes ma­fio­sos que han vis­to en el trá­fi­co ile­gal por la fron­te­ra nor­te de Gre­cia un cre­cien­te ne­go­cio. Una vez se ce­rró en el 2016 la prin­ci­pal vía de ac­ce­so a tra­vés del mar Egeo, tras el acuer­do en­tre la Unión Eu­ro­pea y Tur­quía –que pu­so fin a la en­tra­da ma­si­va por la is­la de Les­bos– el pa­so por la fron­te­ra del Ma­rit­sa no ha he­cho sino cre­cer.

El ac­ci­den­te se pro­du­jo a po­cos ki­ló­me­tros de la ciu­dad de Ke­ra­la, en la re­gión grie­ga de Ma­ce­do­nia. El co­che, que se in­cen­dió tras la co­li­sión, te­nía ma­trí­cu­la fal­sa. Pro­ba­ble­men­te se di­ri­gía a Salónica, la prin­ci­pal ciu­dad de la re­gión. El vehícu­lo iba muy rá­pi­do . Unos mi­nu­tos an­tes no se ha­bía de­te­ni­do en un con­trol po­li­cial fron­te­ri­zo y pro­ba­ble­men­te el con­duc­tor ha­bía ace­le­ra­do an­te el te­mor de que la po­li­cía hu­bie­ra sa­li­do en su bus­ca.

El con­duc­tor del co­che co­no­cía bien la ru­ta. Ha­bía to­ma­do una ca­rre­te­ra se­cun­da­ria y no la au­to­pis­ta a Salónica, don­de los con­tro­les po­li­cia­les son mu­cho más nu­me­ro­sos. Los ca­dá­ve­res de los pa­sa­je­ros que­da­ron to­tal­men­te car­bo­ni­za­dos por lo que se ha­ce muy di­fí­cil la iden­ti­fi­ca­ción y sa­ber su pro­ce­den­cia exac­ta, aun­que la gran ma­yo­ría en es­ta ru­ta pro­ce­den de Si­ria e Irak. Un miem­bro de los bom­be­ros ex­pli­có que tres per­so­nas iban me­ti­das en el ma­le­te­ro y que al me­nos uno de los pa­sa­je­ros era un ni­ño.

Tam­bién el ca­mión con el que cho­ca­ron se in­cen­dió, aun­que el con­duc­tor, un hom­bre grie­go de 39 años, ape­nas su­frió he­ri­das le­ves y pu­do sa­lir por su pro­pio pie. Tras to­mar­le de­cla­ra­ción, las au­to­ri­da­des le de­ja­ron li­bre.

En los úl­ti­mos me­ses, la je­fa­tu­ra de po­li­cía de Salónica ha vis­to in­cre­men­tar­se de ma­ne­ra ex­po­nen­cial el nú­me­ro de mi­gran­tes que lle­gan has­ta sus de­pen­den­cias des­pués de que es­tos tra­fi­can­tes los ha­yan de­ja­do en la ciu­dad pa­ra re­gis­trar­se y pe­dir asi­lo po­lí­ti­co. Se­gún da­tos del Mi­nis­te­rio de Mi­gra­ción, en­tre enero y sep­tiem­bre lle­ga­ron 12.000 per­so­nas por esa zo­na nor­te. Son ya más del do­ble de las 5.500 re­gis­tra­das du­ran­te to­do el 2017. Y la pre­vi­sión in­di­ca que la ola no se ha fre­na­do en ab­so­lu­to.

El pa­sa­do ju­nio ya hu­bo un ac­ci­den­te si­mi­lar. Una ca­mio­ne­ta uti­li­za­da por es­tas ma­fias tu­vo un ac­ci­den­te tam­bién cer­ca de Ke­ra­la. De los 16 pa­sa­je­ros mu­rie­ron seis, tres de ellos eran ni­ños.

El ac­ci­den­te se pro­du­ce cer­ca del lu­gar don­de apa­re­cie­ron los ca­dá­ve­res de tres mi­gran­tes de­go­lla­das

AP

El co­che en el que via­ja­ban los re­fu­gia­dos cho­có con­tra es­te ca­mión y los dos vehícu­los se in­cen­dia­ron

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.