El Go­bierno ve “fal­ta de res­pe­to” en los abu­cheos a Sán­chez el 12-O

La Vanguardia - - POLÍTICA -

La mi­nis­tra de De­fen­sa, Mar­ga­ri­ta Ro­bles, ca­li­fi­có ayer co­mo una “fal­ta de res­pe­to” los abu­cheos re­ci­bi­dos por el pre­si­den­te del Go­bierno, Pe­dro Sán­chez, en su pri­mer des­fi­le del día de la Fies­ta Na­cio­nal co­mo je­fe del Eje­cu­ti­vo, y de­fen­dió que cual­quier crí­ti­ca po­lí­ti­ca de­be ha­cer­se “con un mí­ni­mo de res­pe­to”.

“La crí­ti­ca po­lí­ti­ca es bien­ve­ni­da y es acep­ta­ble, los in­sul­tos, los abu­cheos, las des­ca­li­fi­ca­cio­nes, las vo­ces son una fal­ta de res­pe­to no ha­cia las au­to­ri­da­des, sino ha­cia to­dos los ciu­da­da­nos de Es­pa­ña que se ven re­pre­sen­ta­dos en el des­fi­le y, muy en par­ti­cu­lar, a aque­llas per­so­nas que pre­pa­ra­ron el des­fi­le y des­fi­la­ron”, afir­mó la mi­nis­tra.

En la inau­gu­ra­ción de la ex­po­si­ción 175 años de nues­tra ban­de­ra, Ro­bles sub­ra­yó que Es­pa­ña es un país con “de­re­chos y li­ber­ta­des” en el que to­do el mun­do pue­de ex­pre­sar­se con li­ber­tad. Así, ase­gu­ró que la crí­ti­ca po­lí­ti­ca es al­go “esen­cial” en una de­mo­cra­cia y en el Go­bierno lo con­si­de­ran una se­ñal de “sa­ni­dad de­mo­crá­ti­ca”.

Sin em­bar­go, in­ci­dió en que es­ta crí­ti­ca se tie­ne que ha­cer den­tro de los “mar­cos ins­ti­tu­cio­na­les” y, si es des­de fue­ra de ellos, se de­be ha­cer “con un mí­ni­mo de res­pe­to”, tan­to cuan­do se re­fie­re al Je­fe del Es­ta­do co­mo a cual­quier au­to­ri­dad que acu­de a un ac­to en un día “tan im­por­tan­te” co­mo el día de la Fies­ta Na­cio­nal.

“Aque­llas per­so­nas que no son ca­pa­ces de res­pe­tar, no so­la­men­te a las ins­ti­tu­cio­nes, sino el pro­pio ac­to, que es un ac­to de to­dos los es­pa­ño­les, son per­so­nas que se des­ca­li­fi­can por sí mis­mas”, ase­ve­ró.

La mi­nis­tra se­ña­ló en la ex­po­si­ción del Mi­nis­te­rio de De­fen­sa que rin­de ho­me­na­je a la ban­de­ra es­pa­ño­la que, co­mo sím­bo­lo de Es­pa­ña, la ban­de­ra “tie­ne que re­pre­sen­tar aque­llo que nos une, nun­ca lo que nos se­pa­ra”, e in­sis­tió en que las ban­de­ras “nun­ca pue­den ser ob­je­to de con­tro­ver­sia” en un país “pun­te­ro” don­de los “de­re­chos y las li­ber­ta­des es­tán pro­te­gi­dos y tu­te­la­dos”.

“Yo quie­ro pa­ra mi país que esos de­re­chos y li­ber­ta­des se pue­dan ejer­cer sin nin­gún ti­po de lí­mi­tes. Que ha­ya plu­ra­li­dad, que ha­ya res­pe­to a la plu­ra­li­dad, que ha­ya to­le­ran­cia, que cuan­do ha­ya dis­cre­pan­cias po­lí­ti­cas, que sin nin­gu­na du­da tie­ne que ha­ber­las que es bueno que se ma­ni­fies­ten, se ha­gan des­de el res­pe­to, nun­ca des­de el in­sul­to”, con­clu­yó la ti­tu­lar de De­fen­sa, Mar­ga­ri­ta Ro­bles.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.