Ham­bre de elec­cio­nes

La Vanguardia - - OPINIÓN -

To­dos han re­su­ci­ta­do. Las po­si­bles elec­cio­nes mu­ni­ci­pa­les han des­per­ta­do a los po­lí­ti­cos o les han cam­bia­do sus pers­pec­ti­vas. Apa­re­cen nue­vos par­ti­dos po­ten­cial­men­te fa­vo­re­ci­dos por las ten­den­cias ul­tras del res­to de Eu­ro­pa. An­da­lu­cía abre el pas­tel a re­par­tir en­tre los más sa­bios, los más lis­tos, los me­nos co­rrup­tos, y los po­lí­ti­cos se fro­tan las ma­nos pen­san­do qué ar­gu­men­tos y qué fu­tu­ri­bles van a ven­der aun­que sean im­prac­ti­ca­bles. Cas­ti­lla duer­me, pe­ro al­gún día des­per­ta­rá, “Ma­drid es mu­cho Ma­drid”, y aho­ra, co­mo de­cía un sa­gaz es­cri­tor, “Es­pa­ña, ca­pi­tal Pa­rís”.

Y de las elec­cio­nes mu­ni­ci­pa­les en Ca­ta­lun­ya, ¿qué? Aquí se­rán se­gu­ro mu­ni­ci­pa­les con ai­res fran­ce­ses y nie­blas des­de Bru­se­las per­ma­nen­tes. Se­gui­re­mos ju­gan­do has­ta que se rom­pa la ba­ra­ja. El res­to de Es­pa­ña tam­bién des­per­ta­rá, ha­rá unos po­cos es­ti­ra­mien­tos y se­gui­rá mi­ran­do, ma­qui­nan­do.

Pe­ro una co­sa son la elec­cio­nes mu­ni­ci­pa­les y otras las ge­ne­ra­les. Y es­tas úl­ti­mas es­tán siem­pre po­ten­cial­men­te ahí. An­tes…, en vez de… o des­pués… pe­ro se­gu­ro que ven­drán y es­pe­re­mos que es­tas arro­jen al­go de luz a un país que es­tá vi­vien­do en el gris o el cla­ro os­cu­ro.

JO­SEP M. MERCADER MI­RÓ Sus­crip­tor

Bar­ce­lo­na

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.