El tra­to a los ci­clis­tas

La Vanguardia - - OPINIÓN -

Co­mo ci­clis­ta me sien­to muy de­cep­cio­na­do por el tra­to que re­ci­bi­mos en ciu­da­des o ca­rre­te­ras, el atro­pe­llo se ha con­ver­ti­do en al­go nor­mal ya sea por fal­ta de res­pon­sa­bi­li­dad o ci­vis­mo de los con­duc­to­res de vehícu­los a mo­tor o la fal­ta de adap­ta­ción de ciu­da­des y ca­rre­te­ras.

No en­tien­do có­mo una per­so­na por­que cir­cu­la en co­che se con­si­de­ra más im­por­tan­te fren­te a un ci­clis­ta y, por otro la­do, ¿có­mo la ad­mi­nis­tra­ción no me­jo­ra la red via­ria am­plian­do las ca­rre­te­ras con ar­ce­nes? Hay ca­rre­te­ras na- cio­na­les sin ar­ce­nes, por lo que pier­den se­gu­ri­dad an­te los ci­clis­tas. Otra cues­tión son los con­duc­to­res con­su­mi­do­res de al­cohol y dro­gas que lle­gan a pro­vo­car atro­pe­llos y cu­yas sen­ten­cias no se ajus­tan al da­ño pro­du­ci­do. Y es que la vi­da de­be te­ner un pre­cio y se ha de pa­gar por ello.

Por úl­ti­mo, hay que re­co­no­cer que no to­dos los au­to­mo­vi­lis­tas son tan ma­los, pues hay mu­chos que sí res­pe­ta­mos a los ci­clis­tas pues va­lo­ra­mos el gran es­fuer­zo que su­po­ne es­te de­por­te.

F. GUE­RRE­RO BA­RRIO Cor­ne­llà de Llo­bre­gat

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.