Ini­cia­ti­va de Jus­tí­cia pa­ra re­du­cir la re­in­ci­den­cia

La Vanguardia - - TENDENCIAS -

El De­par­ta­ment de Jus­tí­cia aca­ba de abrir cua­tro nue­vos pi­sos en Ca­ta­lun­ya pa­ra aco­ger a pre­sos que es­tán muy cer­ca de la li­ber­tad. Con es­tas re­si­den­cias, que bus­can fa­ci­li­tar la re­in­ser­ción en la so­cie­dad de esas per­so­nas, ya son ca­tor­ce los equi­pa­mien­tos re­par­ti­dos por to­do el te­rri­to­rio, con una ofer­ta de cien pla­zas.

La con­se­lle­ra de Jus­tí­cia, Es­ter Ca­pe­lla, afir­ma que es­ta apues­ta es un ejem­plo más “de la vo­lun­tad del sis­te­ma pe­ni­ten­cia­rio ca­ta­lán pa­ra ge­ne­rar nue­vas opor­tu­ni­da­des a esas per­so­nas cuan­do sa­len a la ca­lle, cum­pli­da su con­de­na”. Se ha de­mos­tra­do, aña­de Ca­pe­lla, que la re­in­ser­ción es mu­cho más com­pli­ca­da cuan­do “esa vuel­ta a la so­cie­dad se ha­ce de un día pa­ra otro”. Con es­tos pi­sos se con­si­gue una re­in­ser­ción es­ca­lo­na­da en la que los in­ter­nos son acom­pa­ña­dos por ex­per­tos cuan­do re­to­man el con­tac­to con la vi­da la­bo­ral y el en­torno fa­mi­liar.

En el ca­so del pi­so que aco­ge a Jor­di y Ju­lio, ges­tio­na­do por la Fun­da­ció Sa­lut i Co­mu­ni­tat, ese acom­pa­ña­mien­to co­rre a car­go de una psi­có­lo­ga y del coor­di­na­dor del cen­tro, que pa­san mu­chas ho­ras con esos in­qui­li­nos.

La con­se­lle­ra de Jus­tí­cia in­di­ca que “las pe­nas pue­den cum­plir­se de mu­chas ma­ne­ras, pe­ro di­fe­ren­tes es­tu­dios re­ve­lan que, en el ca­so de los in­ter­nos que dis­fru­tan de un pe­rio­do lar­go de se­mi­li­ber­tad an­tes de la li­ber­tad to­tal, la re­in­ser­ción fun­cio­na”. Só­lo re­in­ci­den dos de ca­da diez. Es­ter Ca­pe­lla se mues­tra con­ven­ci­da de que “el fu­tu­ro de los ser­vi­cios pe­ni­ten­cia­rios pa­sa por se­guir in­vir­tien­do en es­te ti­po de re­si­den­cias”.

Esas uni­da­des en for­ma de pi­so son di­fe­ren­tes en fun­ción del ti­po de in­ter­nos que aco­gen. Hay vi­vien­das pa­ra hom­bres y mu­je­res, otras mix­tas o pa­ra re­clu­sas con hi­jos. A ca­da in­terno se le bus­ca la re­si­den­cia que más se ajus­ta a sus ne­ce­si­da­des. Y pa­ra ga­nar­se una pla­za hay que es­for­zar­se.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.