La UE acuer­da abrir sus fron­te­ras so­la­men­te a 15 paí­ses

Es­ta­dos Uni­dos, Ru­sia y Bra­sil que­dan fue­ra de la lis­ta que se vo­ta hoy

La Vanguardia - - PORTADA - JAU­ME MASDEU Bru­se­las. Co­rres­pon­sal

La UE acor­dó ayer abrir a par­tir de es­ta me­dia­no­che sus fron­te­ras ex­te­rio­res a so­lo 15 paí­ses, en­tre los que no es­tán Es­ta­dos Uni­dos, Ru­sia ni Bra­sil. El pla­zo pa­ra vo­tar la pro­pues­ta –una re­co­men­da­ción, pues los paí­ses son so­be­ra­nos en sus fron­te­ras– aca­ba a me­dio­día de hoy, pe­ro se da por sen­ta­do que se­rá apro­ba­da con ma­yo­ría cua­li­fi­ca­da.

La muy anun­cia­da aper­tu­ra de fron­te­ras ex­te­rio­res de la Unión Eu­ro­pea que em­pie­za ma­ña­na se­rá ex­tre­ma­da­men­te li­mi­ta­da. Mu­chos de los gran­des, co­mo Es­ta­dos Uni­dos, Ru­sia y Bra­sil que­dan fue­ra, Chi­na so­lo en­tra­rá si apli­ca la re­ci­pro­ci­dad, es de­cir si de­ja en­trar a los eu­ro­peos, y se in­clu­ye a un úni­co país de Amé­ri­ca La­ti­na, Uru­guay.

Es el acuer­do pro­vi­sio­nal al que, des­pués de múl­ti­ples reunio­nes, han lle­ga­do los em­ba­ja­do­res de la UE y que aho­ra se­rá so­me­ti­do a vo­to a tra­vés de un pro­ce­di­mien­to es­cri­to que ter­mi­na hoy a las 12 del me­dio­día. Es el lí­mi­te del tiem­po si hay que abrir las fron­te­ras pa­ra es­tos paí­ses a las do­ce de la no­che. Es­ta re­co­men­da­ción, que se es­pe­ra que con­si­ga la ma­yo­ría ca­li­fi­ca­da ne­ce­sa­ria pa­ra apro­bar­se, no es le­gal­men­te vin­cu­lan­te. Ca­da país tie­ne com­pe­ten­cia ab­so­lu­ta so­bre su fron­te­ra ex­ter­na. Por tan­to, la re­co­men­da­ción no obli­ga a na­die, pe­ro po­lí­ti­ca­men­te hay un gran in­te­rés de to­dos pa­ra que la UE mues­tre su ca­pa­ci­dad pa­ra coor­di­nar­se en la aper­tu­ra de fron­te­ras.

En la lis­ta tam­bién es­tán tres paí­ses del Ma­greb, Ma­rrue­cos, Ar­ge­lia y Tú­nez; dos de los Bal­ca­nes, Ser­bia y Mon­te­ne­gro; ade­más de Ca­na­dá, Ja­pón, Aus­tra­lia, Nue­va Ze­lan­da, Co­rea del Sur, Tai­lan­dia, Geor­gia y Ruan­da. Da­do que es una re­co­men­da­ción, no se des­car­ta que se in­ter­pre­te co­mo una lis­ta de má­xi­mos y que al­gu­nos paí­ses de la UE pue­dan ve­tar por ejem­plo la en­tra­da a ciu­da­da­nos pro­ce­den­tes de los paí­ses que no apli­quen la re­ci­pro­ci­dad.

Po­dría ser el ca­so de Ma­rrue­cos, Tú­nez y otros que ac­tual­men­te no de­jan en­trar a ciu­da­da­nos pro­ce­den­tes de la Unión Eu­ro­pea.

Las di­fi­cul­ta­des pa­ra con­se­guir el acuer­do aho­ra so­me­ti­do a apro­ba­ción han si­do enor­mes. Ha­bía que com­bi­nar cri­te­rios epi­de­mio­ló­gi­cos, que son la ba­se de la de­ci­sión, con los equi­li­brios po­lí­ti­cos de ca­da uno de los so­cios de la UE. Es por ello que la lis­ta ini­cial, que arran­có con una cua­ren­te­na de nom­bres po­ten­cia­les, ha que­da­do re­du­ci­da a so­lo 15. Tam­bién ha in­flui­do en ello el nú­me­ro de re­bro­tes que se han pro­du­ci­do en dis­tin­tos paí­ses du­ran­te los úl­ti­mos días.

El cri­te­rio esen­cial que se ha apli­ca­do es la si­tua­ción de la pan­de­mia en ca­da país ter­ce­ro, el de va­lo­rar si el nú­me­ro de in­fec­cio­nes por ca­da cien mil ha­bi­tan­tes es­tá cer­ca o por de­ba­jo de la me­dia eu­ro­pea en los úl­ti­mos 14 días. A es­ta in­di­ca­ción, se le aña­de la va­lo­ra­ción so­bre la ten­den­cia se­gui­da res­pec­to a pe­río­dos an­te­rio­res, y tam­bién su ca­pa­ci­dad pa­ra rea­li­zar test, tra­za­bi­li­dad, y apli­car me­di­das de con­ten­ción. Un ele­men­to adi­cio­nal, que ha con­su­mi­do bue­na par­te de los de­ba­tes, es la fia­bi­li­dad de los da­tos pro­por­cio­na­dos por ca­da país, da­do la fal­ta de ga­ran­tías que pre­sen­tan en mu­chos ca­sos las ci­fras ofi­cia­les.

Una vez apro­ba­da y apli­ca­da es­ta pri­me­ra aper­tu­ra de fron­te­ras el miér­co­les, se re­vi­sa­rá ca­da quin­ce días pa­ra in­cluir o su­pri­mir a paí­ses de la lis­ta.

De­jar a Es­ta­dos Uni­dos fue­ra de la lis­ta no ha si­do una de­ci­sión fá­cil, pe­ro los da­tos de la pan­de­mia son tan abru­ma­do­res que no ha­bía ar­gu­men­tos pa­ra in­ten­tar jus­ti­fi­car una ex­cep­ción. Ade­más, los eu­ro­peos re­cuer­dan co­mo, en mar­zo, Was­hing­ton les ce­rró las fron­te­ras de for­ma uni­la­te­ral y sin avi­so pre­vio. Tam­bién se apun­ta que, al ser la lis­ta de paí­ses acep­ta­dos tan re­du­ci­da, se dis­mi­nu­yen las po­si­bi­li­da­des de pro­vo­car res­pues­tas ne­ga­ti­vas.

Lo que se plan­tea tam­bién es de­jar la puer­ta abier­ta a los via­je­ros con ne­ce­si­da­des o fun­cio­nes esen­cia­les. Por ne­ce­si­da­des, se en­tien­den

En­tran Ma­rrue­cos, Ar­ge­lia y Tú­nez, y Chi­na úni­ca­men­te si apli­ca la re­ci­pro­ci­dad a los eu­ro­peos

im­pe­ra­ti­vos fa­mi­lia­res; y por fun­cio­nes, ca­te­go­rías co­mo la de di­plo­má­ti­cos, ex­per­tos en el cam­po de la sa­lud, es­pe­cia­lis­tas al­ta­men­te cua­li­fi­ca­dos, tra­ba­ja­do­res trans­fron­te­ri­zos, em­plea­dos de trans­por­te y tra­ba­ja­do­res tem­po­re­ros en la agri­cul­tu­ra y es­tu­dian­tes.

La coor­di­na­ción en el con­jun­to de la UE so­bre la reaper­tu­ra de fron­te­ras ex­te­rio­res es tam­bién esen­cial por­que ya se ha res­ta­ble­ci­do la li­bre cir­cu­la­ción en to­da o gran par­te de la zo­na Schen­gen, con lo que una di­ver­gen­cia en la se­lec­ción de los paí­ses con los que se le­van­ta la fron­te­ra po­dría lle­var a di­fi­cul­ta­des in­ter­nas. Lo que sí se­ría fac­ti­ble es con­si­de­rar la lis­ta de 15 co­mo de má­xi­mos, con la op­ción de los es­ta­dos pa­ra li­mi­tar más las en­tra­das. Por ejem­plo, en fun­ción de la re­ci­pro­ci­dad que se apli­que.

MI­CHEL EULER / AP

Los paí­ses de la Unión quie­ren de­mos­trar que son ca­pa­ces de coor­di­nar­se en sus fron­te­ras

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.