Sie­te cen­tra­les de car­bón de­jan hoy de fun­cio­nar por cri­te­rios am­bien­ta­les

Las com­pa­ñías eléc­tri­cas es­pe­ran las au­to­ri­za­cio­nes de­fi­ni­ti­vas del Go­bierno

La Vanguardia - - ECONOMÍA - CON­CHI LAFRAYA

Los cri­te­rios me­dioam­bien­ta­les y eco­nó­mi­cos se van im­po­nien­do en la po­lí­ti­ca ener­gé­ti­ca. Sie­te cen­tra­les de car­bón de las 15 que si­guen fun­cio­nan­do de­jan hoy de es­tar ope­ra­ti­vas. Se tra­ta de Com­pos­ti­lla II en León y An­do­rra en Te­ruel, am­bas pro­pie­dad de En­de­sa; Ve­li­lla en Pa­len­cia de Iber­dro­la; Narcea en As­tu­rias, La Ro­bla en Léon y Mei­ra­ma en A Co­ru­ña de Na­turgy; y Puen­te Nue­vo en Cór­do­ba de Vies­go. Iber­dro­la tie­ne ade­más so­li­ci­ta­do el cie­rre de la cen­tral de La­da en As­tu­rias, que tam­bién de­ja­rá de es­tar ope­ra­ti­va, pe­ro po­drá se­guir dis­po­ni­ble has­ta con­tar con la au­to­ri­za­ción de cie­rre del Go­bierno, da­do que cuen­ta con las téc­ni­cas ne­ce­sa­rias pa­ra po­der ope­rar cum­plien­do con los lí­mi­tes de emi­sión de la nor­ma­ti­va eu­ro­pea.

Esas sie­te que se cie­rran, cu­yas au­to­ri­za­cio­nes es­tán so­li­ci­ta­das al Go­bierno aun­que es­te no ha re­mi­ti­do los in­for­mes de­fi­ni­ti­vos, su­man 5,1 gi­ga­va­tios.

El res­to se ce­rra­rán en­tre los años 2021 y 2025, sal­vo las de EDP, com­pa­ñía que ha fi­ja­do el ca­len­da­rio to­pe pa­ra echar el ce­rro­jo a sus cen­tra­les de car­bón en el año 2030. Las plan­tas que que­da­rían por ce­rrar a par­tir del pró­xi­mo año son As Pon­te en A Co­ru­ña, los gru­pos 3 y 4 de Al­cu­dia en Ma­llor­ca y Li­to­ral en Al­me­ría, las tres de En­de­sa, Los Barrios en Cá­diz de Vies­go, así co­mo Abo­ño y So­to de Ri­be­ra, am­bas en As­tu­rias y per­te­ne­cien­tes a EDP. Tam­bién se con­ta­bi­li­za la Pe­re­da en As­tu­rias, per­te­ne­cien­te a EDP, pe­ro ape­nas usa car­bón, sino que ope­ra con bio­ma­sa. Esas sie­te que si­guen fun­cio­nan­do con car­bón su­man 4,7 gi­ga­va­tios.

“Es­tos cie­rres res­pon­den a que con­clu­ye el pe­rio­do de vi­gen­cia del Plan Na­cio­nal Tran­si­to­rio (PNT), un me­ca­nis­mo de ex­cep­ción re­co­gi­do en la Directiva de Emi­sio­nes In­dus­tria­les de la Unión Eu­ro­pea”, ex­pli­ca Car­lo­ta Ruiz Bau­tis­ta, abo­ga­da am­bien­tal del Ins­ti­tu­to In­ter­na­cio­nal de De­re­cho y Me­dio Am­bien­te (Iid­ma).

Es­ta ex­per­ta di­ce que “es muy di­fí­cil cal­cu­lar cuán­ta gen­te tra­ba­ja en las sie­te que pa­san a es­tar in­dis­po­ni­bles has­ta que lle­gue la au­to­ri­za­ción de­fi­ni­ti­va del Eje­cu­ti­vo de Pe­dro Sán­chez por­que mu­chas cuen­tan con per­so­nal ex­ter­na­li­za­do”. Otras fuen­tes ha­blan de que po­drían su­mar unos 1.100 pues­tos de tra­ba­jo.

La ma­yor par­te de ellas em­pe­za­ron a ope­rar con car­bón au­tóc­tono y po­co a po­co han ido de­pen­dien­do de las im­por­ta­cio­nes.

La nor­ma­ti­va eu­ro­pea re­co­gía que pa­ra que si­guie­sen ope­ran­do te­nían que ha­cer­se cier­tas in­ver­sio­nes pa­ra que con­ta­mi­na­sen me­nos y al fi­nal las em­pre­sas han op­ta­do por el des­man­te­la­mien­to. Ade­más de esos cri­te­rios eco­nó­mi­cos, las gran­des em­pre­sas es­tán apos­tan­do por las ener­gías lim­pias y el car­bón es de la ma­te­ria pri­ma que más con­ta­mi­na. A ello hay que su­mar los pre­cios del mer­ca­do ener­gé­ti­co (el CO2 es­tá muy al­to y los pre­cios de gas muy ba­jos); así co­mo las pro­pias de­ci­sio­nes em­pre­sa­ria­les que tie­nen que man­dar se­ña­les de que ya no les in­tere­sa in­ver­tir en plan­tas que con­ta­mi­nan. Y, por úl­ti­mo, el re­cla­mo so­cial en la lu­cha con­tra el cam­bio cli­má­ti­co es otro fac­tor que ca­da vez es­tá to­man­do más fuer­za.

Fuen­tes ofi­cia­les del Mi­nis­te­rio de Tran­si­ción Eco­ló­gi­ca, que ca­pi­ta­nea Te­re­sa Ri­be­ra, ex­pli­can que “las re­so­lu­cio­nes de cie­rre de­fi­ni­ti­vo es­tán a pun­to de caer, pe­ro se tra­ta de ex­pe­dien­tes am­plios cu­yos pro­ce­sos de va­li­dar son lar­gos”. Es­tas re­so­lu­cio­nes no tie­nen que re­ci­bir el vis­to bueno del Con­se­jo de Mi­nis­tros, sino que al ser in­for­mes muy téc­ni­cos irán di­rec­ta­men­te al Bo­le­tín Ofi­cial del Es­ta­do (BOE).

Los des­man­te­la­mien­tos pue­den lle­var en­tre 3,5 y 6 años. Po­co a po­co, se irán fir­man­do los con­ve­nios de tran­si­ción jus­ta pa­ra ver qué se ha­ce en las zo­nas afec­ta­das y reac­ti­var el em­pleo.

LLIBERT TEIXIDÓ

Las cen­tra­les tér­mi­cas son de las que más con­ta­mi­nan y tien­den a des­apa­re­cer en to­da Eu­ro­pa

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.