De­rri­ban por in­sa­lu­bres dos ca­sas rui­no­sas del ba­rrio de los Ma­llos

Los in­mue­bles es­ta­ban ta­pia­dos pa­ra evi­tar el re­gre­so de los oku­pas que los alla­na­ron

La Voz de Galicia (A Coruña) - A Coruña local - - PORTADA - AN­DREA PRESEDO

Dos edi­fi­cios en es­ta­do rui­no­so en el ba­rrio de los Ma­llos —uno en la ca­lle Agra dos Ma­llos y otro en la de Puer­to Ri­co— se­rán de­mo­li­dos en los pró­xi­mos días. Se tra­ta de una ac­ción im­pul­sa­da por el go­bierno local co­mo res­pues­ta a las múl­ti­ples que­jas ve­ci­na­les por el es­ta­do de los in­mue­bles, la se­gu­ri­dad de la zo­na y la in­sa­lu­bri­dad. El Ayun­ta­mien­to tam­bién se­ña­ló que el pri­me­ro de ellos «ató­pa­se si­tua­do so­bre o tra­za­do dos fu­tu­ros ac­ce­sos á es­ta­ción in­ter­mo­dal ao seu pa­so po­lo po­lí­gono da Sar­di­ñei­ra».

«Ya ha­ce mu­cho que es­ta­mos pen­dien­tes de la de­mo­li­ción. Es­tá to­do muy aban­do­na­do. Oja­lá los ti­ren de una vez», di­ce Ma­nuel Fran­co. Es­te ve­cino ex­pli­ca que los in­mue­bles son de par­ti­cu­la­res, en con­cre­to de per­so­nas muy ma­yo­res que vi­ven en re­si­den­cias pa­ra ma­yo­res.

Du­ran­te la ma­ña­na de ayer los ope­ra­rios terminaron de re­ti­rar el te­ja­do de amian­to del edi­fi­cio del Agra dos Ma­llos, el pa­so pre­vio a efec­tuar la de­mo­li­ción. Án­gel Fer­nán­dez asegura que los obre­ros le di­je­ron que lo más pro­ba­ble es que se pu­die­ra ti­rar ya el lu­nes. «Tam­bién me ex­pli­ca­ron que se ha­ría una ro­ton­da pa­ra co­mu­ni­car la ave­ni­da de Ar­tei­xo con la Sar­di­ñei­ra», aña­de.

Oku­pas y fal­ta de lim­pie­za

El es­ta­do de es­tas ca­sas no es lo úni­co que preo­cu­pa a los ve­ci­nos del ba­rrio, ya que el pro­ble­ma se ha­bía agra­va­do cuan­do un gru­po de oku­pas de­ci­dió ins­ta­lar­se en el in­te­rior de los edi­fi­cios. «Ahí es don­de se me­tían y ven­dían la dro­ga», se­ña­la Pi­lar Vi­ña, una ve­ci­na. Ha­ce ya un tiem­po que con­si­guie­ron sa­car de allí a es­tos re­si­den­tes ile­ga­les y aho­ra las dos vi­vien­das tie­nen puer­tas y ven­ta­nas ta­pia­das. «Des­de que hi­cie­ron eso ya no se ve tan­to mo­vi­mien­to de dro­ga», apun­ta otra ve­ci­na, Te­re­sa Moi­rón.

No obs­tan­te, del aban­dono de los in­mue­bles se de­ri­va­ron se­rios pro­ble­mas de hi­gie­ne pú­bli­ca que no han pa­sa­do inad­ver­ti­dos en­tre los re­si­den­tes de la zo­na. «Es­to es un ni­do de ra­tas. Tam­bién hay mu­chos ga­tos ca­lle­je­ros», afir­ma Do­mi Ti­la. Pa­ra ella es in­con­ce­bi­ble que per­mi­tan que los al­re­de­do­res de un cen­tro cí­vi­co es­tén en «tan ma­las con­di­cio­nes. De­trás de las ca­sas hay un par­que in­fan­til, no se pue­de per­mi­tir que los ni­ños jue­guen en un si­tio así».

La fal­ta de lim­pie­za es uno de los pun­tos más cri­ti­ca­dos por los ve­ci­nos. An­to­nio San­tos lle­ga a se­ña­lar que en los ban­cos hay pin­ta­das que po­nen «Ho­la, cer­dos» por­que hay mu­chas per­so­nas que se pa­san la tar­de be­bien­do en ellos y lue­go de­jan las bo­te­llas ti­ra­das en los al­re­de­do­res. Su mu­jer, Car­men, aña­de que la vi­gi­lan­cia, a su pa­re­cer, es «mí­ni­ma», a lo que An­to­nio aña­de que «se to­man po­cas me­di­das».

MAR­COS MÍGUEZ

Los ve­ci­nos de Os Ma­llos apo­yan la de­mo­li­ción y es­pe­ran des­ha­cer­se así de las ra­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.