El pro­yec­to es­tre­lla de la Ma­rea se des­plo­ma

El go­bierno local pre­sen­tó la com­pra de pi­sos co­mo la so­lu­ción al pro­ble­ma de vi­vien­da tras no al­can­zar la ren­ta so­cial la de­man­da pre­vis­ta y re­ba­jar el pro­gra­ma a 400.000 eu­ros en el 2017

La Voz de Galicia (A Coruña) - A Coruña local - - A CORUÑA - XO­SÉ GAGO

El plan de com­pra de vi­vien­da so­cial fue pre­sen­ta­do en el 2017 co­mo la me­di­da es­tre­lla del go­bierno local. La Ma­rea lo con­vir­tió en el es­tan­dar­te de su ges­tión pa­ra ga­ran­ti­zar el de­re­cho a una vi­vien­da dig­na. El plan eclip­só a la ren­ta so­cial, la gran apues­ta de la cam­pa­ña elec­to­ral, las­tra­da por una de­man­da muy in­fe­rior a la pre­vis­ta. Se­gún los úl­ti­mos da­tos, la re­ci­ben 116 fa­mi­lias, cuan­do se cal­cu­ló que se­rían un mi­llar. En el 2017 se in­vir­tie­ron en ella me­nos de 400.000 eu­ros, cuan­do iban a ser tres mi­llo­nes.

Pe­ro el nue­vo plan es­tre­lla se ha des­plo­ma­do. Aguan­tó mien­tras el go­bierno local man­tu­vo fue­ra de la vis­ta del pú­bli­co la do­cu­men­ta­ción. Pe­ro cuan­do se co­no­ció el ex­pe­dien­te se vio obli­ga­do a ad­mi­tir las irre­gu­la­ri­da­des que ha­bía ne­ga­do du­ran­te me­ses, y que han co­lap­sa­do el pro­ce­so.

El plan ha re­sul­ta­do, en pa­la­bras de su prin­ci­pal im­pul­sor, el edil de Re­xe­ne­ra­ción Ur­ba­na Xiao Va­re­la, «un fra­ca­so». El go­bierno local lo ha­bía pre­su­pues­ta­do en 1,26 mi­llo­nes con los que pen­sa­ba ad­qui­rir diez vi­vien­das y dos edi­fi­cios. Pe­ro al fi­nal so­lo se com­pra­ron seis pi­sos, y cin­co de ellos aque­ja­dos de irre­gu­la­ri­da­des que pro­ba­ble­men­te obli­ga­rán a rec­ti­fi­car to­da la ope­ra­ción.

El re­sul­ta­do, un año y cua­tro me­ses des­pués de que arran­ca­se el pro­ce­so, es que se ha ad­qui­ri­do un pi­so sin du­das le­ga­les por 64.672 eu­ros. Esa es to­da la apor­ta­ción del eje­cu­ti­vo de la Ma­rea al par­que de vi­vien­da mu­ni­ci­pal, que con sus más de 403 in­mue­bles ha­brá cre­ci­do cuan­do aca­be el man­da­to me­nos de un 0,25 %.

To­do ello en una ciu­dad en la que el pre­cio de la vi­vien­da al­can­zó en pri­ma­ve­ra los 2.100 eu­ros el me­tro cua­dra­do, con al­qui­le­res que su­pe­ran los 7,5 eu­ros por me­tro cua­dra­do y en la que ape­nas se ha cons­trui­do: en abril ha­bía 200 pi­sos nue­vos en el mer­ca­do fren­te a 4.000 de se­gun­da mano. Mien­tras, los pro­mo­to­res se han que­ja­do una y otra vez de las tra­bas que el Ayun­ta­mien­to po­ne a los nue­vos pro­yec­tos, lo que ha pro­vo­ca­do un tras­la­do de las in­ver­sio­nes a mu­ni­ci­pios li­mí­tro­fes co­mo Oleiros o Cu­lle­re­do, y tam­bién a ciu­da­des co­mo Vi­go.

Por otra par­te, el go­bierno local, con­tra­vi­nien­do la de­ci­sión del pleno y las re­co­men­da­cio­nes de la Va­le­do­ra do Po­bo, ha re­cha­za­do su­mar­se al Pro­gra­ma de Vi­ven­das Ba­lei­ras de la Xun­ta, que pre­ten­de fa­ci­li­tar el uso so­cial de los pi­sos va­cíos pa­ra pa­liar los desahu­cios, y al que se han uni­do más de 50 ayun­ta­mien­tos, en­tre ellos los de Ou­ren­se y San­tia­go, go­ber­na­do por Com­pos­te­la Aber­ta, otra de las ma­reas.

Tam­po­co se ha fa­ci­li­ta­do la cons­truc­ción por la Xun­ta de un edi­fi­cio de 40 vi­vien­das so­cia­les en el Ofi­má­ti­co. La Ad­mi­nis­tra­ción au­to­nó­mi­ca lo­gró que el Ayun­ta­mien­to le con­ce­die­se li­cen­cia pa­ra esa obra el pa­sa­do 4 de ju­lio, 19 me­ses des­pués de ha­ber­la so­li­ci­ta­do por pri­me­ra vez. El Ayun­ta­mien­to tam­po­co ha cons­trui­do las 100 vi­vien­das que pro­me­tió allí en el 2016.

En esa mis­ma zo­na, el Ofi­má­ti­co, cer­ca de 200 fa­mi­lias de coope­ra­ti­vis­tas es­pe­ran a que el go­bierno local les con­ce­da las licencias de pri­me­ra ocu­pa­ción pa­ra po­der en­trar en sus vi­vien­das.

Los trá­mi­tes arras­tran un enor­me re­tra­so en es­te man­da­to, ya que se­gún el pro­to­co­lo que el equi­po de Fe­rrei­ro fir­mó con la Xun­ta y los pro­mo­to­res, las licencias se ten­drían que ha­ber da­do en ve­rano del 2017, tras re­ma­tar unas obras de ur­gen­cia que iban a aca­bar en aque­lla pri­ma­ve­ra, pe­ro que no es­tu­vie­ron lis­tas has­ta el pa­sa­do 1 de agos­to. No hay fe­cha pa­ra el res­to del po­lí­gono.

Una fu­ga de cre­di­bi­li­dad

La im­plo­sión del plan es­tre­lla, ade­más de de­jar sin efec­tos tan­gi­bles las nue­vas po­lí­ti­cas de vi­vien­da, tam­bién ha afec­ta­do a la cre­di­bi­li­dad del go­bierno local.

Pe­se a su pro­me­sa de trans­pa­ren­cia to­tal, el eje­cu­ti­vo que li­de­ra Xu­lio Fe­rrei­ro ne­gó du­ran­te me­ses que hu­bie­se cual­quier irre­gu­la­ri­dad, acu­san­do a la opo­si­ción y los me­dios que las hi­cie­ron pú­bli­cas de or­ques­tar una cam­pa­ña de «di­fa­ma­ción» contra él y su equi­po. El Con­se­llo Con­sul­ti­vo ha co­rro­bo­ra­do esas de­nun­cias, y ha obli­ga­do a anu­lar la com­pra de dos vi­vien­das.

Se tra­ta de dos in­mue­bles ofer­ta­dos por To­ni Lo­dei­ro Zas, un fir­man­te del ma­ni­fies­to de la Ma­rea, que en el 2015 em­pe­zó a tra­ba­jar co­mo con­sul­tor en con­su­mo res­pon­sa­ble pa­ra el go­bierno de Ada Colau en Bar­ce­lo­na, y que ha par­ti­ci­pa­do en jor­na­das po­lí­ti­cas con Xu­lio Fe­rrei­ro y otros car­gos de Po­de­mos y las ma­reas. El Ayun­ta­mien­to ad­qui­rió sus dos pro­pie­da­des por 145.865 eu­ros, aun­que son las que más irre­gu­la­ri­da­des pre­sen­tan.

Esas cir­cuns­tan­cias han dis­pa­ra­do las sos­pe­chas de la opo­si­ción ha­cia un pro­ce­so pla­ga­do de ano­ma­lías po­co usua­les en un Ayun­ta­mien­to del si­glo XXI. El PP ha­bla sin am­ba­ges de trato de fa­vor e irá a los tri­bu­na­les. Los po­pu­la­res, PSOE y BNG exi­gen res­pon­sa­bi­li­da­des. Por aho­ra so­lo ha ce­sa­do de su pues­to de for­ma vo­lun­ta­ria la fun­cio­na­ria que pre­si­dió la co­mi­sión que va­lo­ró los pi­sos. La Ma­rea di­ce que los edi­les im­pli­ca­dos no di­mi­ti­rán.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.