El abra­zo al Após­tol... en la Ciu­dad Vie­ja

El ri­to se ce­le­bra en la igle­sia de San­tia­go, que tie­ne una vir­gen man­ca, otra dán­do­le el pe­cho al Ni­ño y otra em­ba­ra­za­da

La Voz de Galicia (A Coruña) - A Coruña local - - A CORUÑA - RO­DRI GAR­CÍA

«Sa­ber no se sa­brá que se pue­de dar el abra­zo, pe­ro se for­man unas bue­nas co­las» «Na­die se fi­ja en esas dos aras romanas que son de la épo­ca de la To­rre y so­bre las que están la Vir­gen de la Le­che y San­ta Te­re­sa» An­drés Gar­cía Vi­la­ri­ño Pá­rro­co de San­tia­go

Dar­le un abra­zo al Após­tol es uno de los ri­tos de quie­nes acu­den a la ca­te­dral de San­tia­go. Es la fo­to que re­su­me la pre­sen­cia de vi­si­tan­tes ilus­tres. De to­dos mo­dos, pa­ra al­gu­nos es un ri­to in­com­pren­si­ble. «Non en­ten­do por qué se es­tás en­te­rra­do aí abai­xo to­do o mun­do vai arri­ba a dar­che no lom­bo». Es­to de­cía el actor y dra­ma­tur­go Ro­ber­to Vidal Bo­la­ño en un ima­gi­na­rio y di­ver­ti­do diá­lo­go con el após­tol.

Tam­bién en A Co­ru­ña se le pue­de dar el abra­zo al pes­ca­dor de Ga­li­lea, aun­que es una po­si­bi­li­dad me­nos co­no­ci­da. «Sa­ber no se sa­brá, pe­ro ca­da vez que se ha­ce se for­man unas bue­nas co­las», co­men­ta An­drés Gar­cía Vi­la­ri­ño, pá­rro­co de la igle­sia de San­tia­go, la más an­ti­gua de la ciu­dad. «No se du­da de su fun­da­ción an­tes de 1208, cuan­do la po­bla­ción de­pen­día aún del se­ño­río ar­zo­bis­pal de Com­pos­te­la», es­cri­be Car­los Gar­cía Cor­tés en su li­bro Tem­plos co­ru­ñe­ses (Xe­rión).

De­ta­lla el pá­rro­co que son tres al año las fies­tas ja­co­beas en las que se pue­de abra­zar la fi­gu­ra se­den­te del si­glo XIV que es­tá en el al­tar ma­yor con un per­ga­mino en la mano que di­ce: «Ja­co­bus Ma­jor Hi­pa­niae Pa­tro­nus». La pri­me­ra es, ló­gi­ca­men­te, la del 25 de ju­lio, su fies­ta; la se­gun­da, el 30 de di­ciem­bre, cuan­do se con­me­mo­ra la tras­la­ción de sus res­tos has­ta la ca­te­dral com­pos­te­la­na, ce­le­bra­ción que fi­gu­ra en el ca­len­da­rio li­túr­gi­co de la dió­ce­sis. La ter­ce­ra fe­cha es la del 23 de ma­yo, aniver­sa­rio de la ba­ta­lla de Cla­vi­jo en la que «di­ce la le­yen­da que el rey Ra­mi­ro so­ñó con la apa­ri­ción del após­tol», apun­ta el pá­rro­co. En es­ta fe­cha «co­mo aquí hay la co­fra­día [del após­tol San­tia­go] sue­le ce­le­brar­se al­gún ac­to de ad­mi­sión de nue­vos co­fra­des o al­gún even­to», in­di­ca el sa­cer­do­te mien­tras dos pe­re­gri­nas del Ca­mino in­glés pi­den que les se­lle la cre­den­cial pa­ra ob­te­ner la com­pos­te­la y, co­mo sue­le ser ha­bi­tual, los tu­ris­tas re­co­rren el tem­plo con sus cá­ma­ras.

«No vi­si­tas. No fo­tos», di­ce el car­tel de la ca­pi­lla la­te­ral del tem­plo, un «es­pa­cio res­trin­gi­do ex­clu­si­va­men­te pa­ra la ora­ción per­so­nal en si­len­cio», de­ta­lla en es­pa­ñol e in­glés. En es­te pun­to, des­de el que se pue­de ac­ce­der al al­tar y de ahí a la es­ca­le­ra pa­ra abra­zar al após­tol, hay una ima­gen gó­ti­ca de la Vir­gen a la que le fal­ta la mano de­re­cha. Apun­ta el sa­cer­do­te que el es­cri­tor Gustavo Mar­tín Gar­zo in­clu­ye en sus no­ve­las pro­ta­go­nis­tas man­cas «y pa­re­ce que es por­que de ni­ño, cuan­do ins­ta­la­ban el Belén en su casa, la fi­gu­ra de la Vir­gen era man­ca». En es­te ca­so, más que so­bre la fal­ta de la mano lla­ma la aten­ción so­bre la de­fi­cien­te res­tau­ra­ción de la ca­be­za del ni­ño que tie­ne en sus bra­zos: «Se ve que es pos­ti­za, es­tá mal he­cho». Qui­zá por ello la fi­gu­ra pa­sa ca­si des­aper­ci­bi­da, aun­que quie­nes la co­no­cen no du­dan en exal­tar su be­lle­za.

Aras romanas co­mo pe­des­tal

«Es­ta sí que es A Co­ru­ña es­con­di­da por­que na­die se fi­ja en ellas y son dos aras romanas del tiem­po de la to­rre de Hér­cu­les», se­ña­la Gar­cía Vi­la­ri­ño mos­tran­do los pe­des­ta­les que sos­tie­nen las fi­gu­ras de Te­re­sa de Ávi­la y la Vir­gen de la Le­che, lla­ma­ti­va ta­lla del si­glo XVII en la que apa­re­ce ama­man­tan­do a su hi­jo. «Me pa­re­ce que hay una ter­ce­ra ara en el Mu­seo Ar­queo­ló­gi­co», di­ce, an­tes de ex­pli­car que son de la épo­ca del em­pe­ra­dor Mar­co Au­re­lio y «aun­que el tex­to es­tá muy bo­rro­so, aquí se pue­de leer Cé­sar...». Ex­pli­ca que son con­tem­po­rá­neas al faro de Hér­cu­les y apa­re­cie­ron en el tem­plo du­ran­te unas ex­ca­va­cio­nes. Gar­cía Cor­tés alu­de en su li­bro a es­tas «aras romanas con le­yen­das, pro­ce­den­tes al pa­re­cer de un tem­plo pa­gano que hu­bo por aquel con­torno en la épo­ca ro­ma­na».

No son los úni­cos ele­men­tos que pa­san des­aper­ci­bi­dos. Alu­de al púl­pi­to de pie­dra «he­cho de pie­zas in­de­pen­dien­tes co­lo­ca­das una a una» cu­yo so­por­te «es una pi­la bau­tis­mal muy ri­ca en ico­no­gra­fía», se­ña­la mien­tras unos tu­ris­tas pa­san... sin mi­rar­la. A la que sí mi­ran, y fo­to­gra­fían, es a la Vir­gen em­ba­za­da, ter­ce­ra sin­gu­lar fi­gu­ra ma­ria­na del tem­plo, en cu­ya en­tra­da hay «un mag­ní­fi­co San­tia­go se­den­te» del si­glo XIV al que no es po­si­ble abra­zar pe­ro del que Vi­la­ri­ño destaca que «tie­ne ca­ra de ni­ño».

MAR­COS MÍGUEZ

La fi­gu­ra del pa­trón de Es­pa­ña y el icono de la lac­tan­cia ma­ter­na. Ade­más de la ima­gen del Após­tol del si­glo XIV, en la igle­sia de San­tia­go se en­cuen­tra la Vir­gen de la Le­che, una es­cul­tu­ra del si­glo XVII si­tua­da so­bre un ara ro­ma­na de la épo­ca de Mar­co Au­re­lio. Sor­pren­de a los vi­si­tan­tes y po­dría ser un icono de la de­man­da­da lac­tan­cia ma­ter­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.