«Los hom­bres no de­ben co­rrer en la Ca­rre­ra de la Mu­jer»

La de es­te do­min­go es la ci­ta más es­pe­cial del año pa­ra las her­ma­nas Pa­pín

La Voz de Galicia (A Coruña) - A Coruña local - - LA VOZ DE A CORUÑA - LO­RE­TO SILVOSO

Son el tán­dem per­fec­to de la ma­rea rosa que hoy inun­da las ca­lles de A Co­ru­ña. En la úl­ti­ma Ca­rre­ra de la Mu­jer, Inés Pa­pín, que iba de quin­ta, es­pe­ró por su her­ma­na Noelia, en sex­ta po­si­ción, pa­ra cru­zar la me­ta. Es­te año co­rre­rán con otras cin­co mu­je­res de su fa­mi­lia. Abue­las, ma­dres e hi­jas. Así de es­pe­cial es es­ta ci­ta de­por­ti­va. Y, ojo, por­que las Pa­pín van, co­mo siem­pre, a por to­das.

—Pre­gun­ta. ¿Qué su­po­ne pa­ra us­te­des co­rrer hoy?

—Inés Pa­pín. Es­ta es una de las mejores ca­rre­ras de to­das las que par­ti­ci­po en el año. Co­rrer so­lo mu­je­res, de to­das las eda­des, fa­mi­lias, ami­gas... To­do son caras de ale­gría. Hay que pro­bar al me­nos una vez. Es mi con­se­jo.

—Noelia Pa­pín. Es una fies­ta, una ca­rre­ra di­fe­ren­te. La sa­li­da es emo­cio­nan­te, el re­co­rri­do es muy bo­ni­to y se dis­fru­ta mu­cho. To­das las chi­cas van son­rien­do.

—P. ¿Creen que de­be­rían de­jar par­ti­ci­par a los hom­bres? Ya sa­brán que hay po­lé­mi­ca con eso.

—N. P. Sé que al­gu­nos se en­fa­dan por no po­der co­rrer hoy, pe­ro es­te es un día pa­ra no­so­tras. Mu­je­res, ma­dres, hi­jas, ami­gas... Co­rra­mos len­to o rá­pi­do. Creo que ellos tie­nen que es­tar apo­yán­do­nos y el res­to del año ya po­dre­mos co­rrer to­dos jun­tos. No, creo que los hom­bres no de­ben co­rrer en la Ca­rre­ra de la Mu­jer.

—I. P. Los hom­bres de­be­rían preo­cu­par­se por otras co­sas y no en­fa­dar­se por es­to, ni cri­ti­car­lo. Que sean un po­co me­nos egoís­tas y que vean có­mo dis­fru­ta­mos hoy las mu­je­res. Si quie­ren, que ha­gan la ca­rre­ra del hom­bre. Las chi­cas so­mos más cohi­bi­das y no to­da mu­jer se atre­ve a ir a un diez mil. La ca­rre­ra de hoy es una for­ma de ini­ciar­se.

—P. ¿Us­te­des cuán­do em­pe­za­ron en es­to? ¡Pa­re­ce que llevan to­da la vi­da co­rrien­do!

—I. P. Em­pe­cé ha­ce sie­te años. Mi her­ma­na Noelia iba a par­ti­ci­par en una ca­rre­ra en Oleiros y me pro­pu­so ir con los ni­ños. Me gus­tó lo que vi, em­pe­cé po­co a po­co, co­rrien­do tres mi­nu­tos pri­me­ro, lue­go cua­tro y el si­guien­te mes de oc­tu­bre ya co­rrí la Co­ru­ña 10.

—N. P. Yo lle­vo diez años co­rrien­do. Em­pe­cé un día de agos­to tro­tan­do por Bas­tia­guei­ro y, esa mis­ma se­ma­na, unos ami­gos me apun­ta­ron a la ca­rre­ra de las fies­tas de San­ta Cruz (Oleiros), que ya no se ha­ce. Esa fue mi pri­me­ra vez. Fui un po­co in­cons­cien­te y creo que lle­gué de pe­núl­ti­ma.

—P. ¡Quién les iba a de­cir que aho­ra son las pri­me­ras en lle­gar a me­ta! ¿Cuán­tas han ga­na­do ya?

—N. P. Ca­rre­ras po­pu­la­res, bas­tan­tes. Tam­bién com­pe­ti­mos en pis­ta, co­mo atle­tas ve­te­ra­nas y tam­bién bas­tan­tes. No sa­bría con­cre­tar­le. [Ri­sas]

—I. P. ¡Yo no lle­vo la cuen­ta!

—P. Pues dí­gan­me el po­dio que les ha he­cho más ilu­sión.

—N. P. La de mi pue­blo, Fis­te­rra. Que­dé de pri­me­ra y, pa­ra mí, fue la me­jor, sin du­da.

—I. P. La Ca­rre­ra de la Mu­jer, cuan­do la ga­né ha­ce tres años. Esa sen­sa­ción de ir tú so­la, con el co­che de­lan­te. Iba co­rrien­do con el co­ra­zón en­co­gi­do. Es­ta es la úni­ca ca­rre­ra en la que las mu­je­res va­mos siem­pre en ca­be­za.

—P. ¿Qué se sien­te al ter­mi­nar?

—N. P. Cuan­do te vas acer­can­do a me­ta y ves que eres una de las pri­me­ras, es una sen­sa­ción bo­ni­ta, pe­ro no es la prin­ci­pal. Yo no me sue­lo fi­jar en el crono, me guío más por sen­sa­cio­nes. Sí mi­ro el tiem­po que hi­ce, pe­ro por sa­ber si he su­fri­do más o me­nos.

—I. P. ¡Soy la más fe­liz del mun­do!

MAR­COS MÍGUEZ

Inés (dcha.) iba de quin­ta cuan­do es­pe­ró en la me­ta a Noelia (izq.), que iba de sex­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.