«Nos ha cam­bia­do la vi­da a to­dos»

La Voz de Galicia (A Coruña) - A Coruña local - - A CORUÑA -

Des­de ha­ce dos años, María de la Cá­ma­ra (Ma­drid, 1974) es je­fa de sec­ción de Ur­gen­cias. Lle­gó al Chuac mu­cho an­tes, en el 2000. Con la ca­rre­ra re­cién aca­ba­da en Pam­plo­na, se de­ci­dió por el hos­pi­tal co­ru­ñés pa­ra es­pe­cia­li­zar­se en me­di­ci­na fa­mi­liar. Y ya se que­dó. Lle­va 15 años aten­dien­do a los pa­cien­tes con más apu­ro.

—¿Han cam­bia­do mu­cho las co­sas en es­te tiem­po?

—Mu­cho. La po­bla­ción ha en­ve­je­ci­do, la asis­ten­cia a Ur­gen­cias ha au­men­ta­do en un por­cen­ta­je muy ele­va­do des­de que hi­ce la re­si­den­cia. Y ha me­jo­ra­do mu­cho có­mo nos lle­gan los pa­cien­tes. Con los Pun­tos de Aten­ción Con­ti­nua­da y el 061 nos lle­gan mu­cho me­jor, ya es­ta­bi­li­za­dos, in­tu­ba­dos si es ne­ce­sa­rio... Na­da que ver. Ha si­do una gran me­jo­ría.

—Ha vi­vi­do ya un tras­la­do en el ser­vi­cio y aho­ra, el UMAx.

—Nos ha cam­bia­do la vi­da a to­dos. ¡Has­ta so­mos más ami­gos! [ríe]. No nos han adap­ta­do un soft­wa­re que ya ha­bía, no. Nos han he­cho un pro­gra­ma a la me­di­da. Cuan­do ha­ce año y me­dio em­pe­za­mos a tra­ba­jar en un pro­gra­ma pa­ra ges­tio­nar no so­lo el pa­cien­te ur­gen­te, sino to­do su pro­ce­so, pe­día­mos es­to, te­ner to­da es­ta in­for­ma­ción, sa­ber en to­do mo­men­to dón­de es­ta­ba, qué se le es­ta­ba ha­cien­do, qué prue­bas ha­bía pen­dien­tes... Den­tro de Ur­gen­cias coin­ci­den has­ta 200 en­fer­mos y no siem­pre es fá­cil en 3.000 m2. Fun­cio­ná­ba­mos con pe­ga­ti­nas y post-it. Y pa­ra la en­fer­me­ría tam­bién ha si­do un cam­bio abis­mal. Le lle­ga­ba un mé­di­co y le de­cía ‘pín­cha­le tres tu­bos’, otro y ‘haz­me una placa’... aho­ra es­tá to­do ahí, y si tie­nen du­das, pue­den lla­mar. Pa­ra or­ga­ni­zar­nos, lle­go y ten­go mi zo­na de tra­ba­jo y mis pa­cien­tes ya lo­ca­li­za­dos... El otro día una com­pa­ñe­ra me de­cía, ‘des­de que te­ne­mos el UMAx sal­go a las tres’.

—¿Y el pa­cien­te en qué lo no­ta?

—Ade­más de en se­gu­ri­dad, es­ta es una he­rra­mien­ta que ayu­da a hu­ma­ni­zar. Por ejem­plo, de ca­ra a la fa­mi­lia. Una mu­jer lle­ga al mos­tra­dor por­que la avi­san de que su hi­jo ha te­ni­do un ac­ci­den­te y pue­den de­cir­le ya dón­de es­tá y qué le es­tán ha­cien­do. An­tes ha­bía que bus­car­lo. Y va a apor­tar agi­li­dad. Tra­ba­ja­mos 365 días al año y las 24 ho­ras, el re­le­vo a ve­ces era com­pli­ca­do, tú me cuen­tas quién que­da pen­dien­te, yo te pre­gun­to... Aho­ra el or­de­na­dor ya te da la si­tua­ción, la ubi­ca­ción. Con las in­ter­con­sul­tas di­gi­ta­les no hay que an­dar lla­man­do al es­pe­cia­lis­ta, al ce­la­dor no hay que ir a bus­car­lo...

—¿Me­jo­ra­rá el pro­ble­ma de acu­mu­la­ción de pa­cien­tes?

—El UMAx va a ha­cer to­do más ágil, más rá­pi­do. Pe­ro es­to es co­mo el hall de un ho­tel: si no hay ha­bi­ta­cio­nes, no po­de­mos su­bir a los pa­cien­tes a plan­ta. La ges­tión si­gue sien­do com­pli­ca­da. En épo­cas co­mo la gri­pe tra­ba­jas siem­pre con en­fer­mos pen­dien­tes de ca­ma, aun­que ya los ha­yas aten­di­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.