Los su­per­hé­roes de có­mic cam­bian de ros­tro

Des­de ha­ce años, Mar­vel apues­ta en sus có­mics por la di­ver­si­dad y la re­es­cri­tu­ra de sus hé­roes. El ca­mino mar­ca­do en pa­pel po­dría te­ner con­ti­nui­dad en el ci­ne

La Voz de Galicia (A Coruña) - Fugas - - PORTADA - TEX­TO: CAR­LOS PE­REI­RO

¿ Ysi los su­per­hé­roes que siem­pre le­yó ya no exis­tie­ran? ¿Y si lo hi­cie­ran pe­ro en reali­dad fue­ra otro (u otra) el que hay tras el an­ti­faz? ¿Y si ya mar­ca­ron los có­mics la ten­den­cia de di­ver­si­dad que el Uni­ver­so Ci­ne­ma­to­grá­fi­co de Mar­vel (UCM) se­gui­rá en el fu­tu­ro? No se preo­cu­pe. A ve­ces, cues­ta se­guir­le el rit­mo a ese gi­gan­te del có­mic que fun­dó Mar­tin Good­man, pe­ro que por mo­ti­vos evi­den­tes to­dos si­tua­mos ba­jo el pa­ra­guas de Stan Lee.

Los años tam­bién han pa­sa­do para los hé­roes del pa­pel. Al­gu­nos han muer­to en sus aven­tu­ras, otros ce­die­ron sus po­de­res, y otros mu­chos se re­ti­ra­ron, ca­si co­mo una ju­bi­la­ción bien con­se­gui­da, ga­na­da a pul­so. Ha­ce un par de años, des­de Mar­vel se lan­zó un am­bi­cio­so plan de re­no­va­ción para sus per­so­na­jes. Anun­cia­da en fe­bre­ro del 2015, «All-New, All Dif­fe­rent» fue la mar­ca (o el es­lo­gan, co­mo pre­fie­ran) que la com­pa­ñía es­ta­dou­ni­den­se creó para man­te­ner su fu­tu­ro. Un nue­vo uni­ver­so que com­bi­na­ría re­ta­zos de otros an­te­rior­men­te vis­tos en los có­mics.

Sí, las his­to­rias crea­das por Mar­vel son tan gran­des que su­ce­den en va­rios uni­ver­sos bien di­fe­ren­cia­dos y re­co­no­ci­dos.

FUE­RA TÓ­PI­COS

¿Com­pli­ca­do? Un po­co, pe­ro en la prác­ti­ca vie­ne a de­cir que los có­mics, igual que el ci­ne, la te­le­vi­sión o la pro­pia so­cie­dad, tam­bién han que­ri­do re­no­var­se y adap­tar­se a los nue­vos tiem­pos. Huir del tí­pi­co con­cep­to de su­per­hé­roe mas­cu­lino, blan­co y sal­va­dor del mun­do. De la mis­ma ma­ne­ra, mo­der­ni­zar la di­ver­si­dad de los ro­les, las pro­fe­sio­nes y los pa­pe­les que los per­so­na­jes cum­plen en sus guio­nes.

En reali­dad, to­do es­to, aun­que pa­rez­ca ló­gi­co y de­bie­ra ser bien­ve­ni­do, cau­só cier­to re­vue­lo en­tre la co­mu­ni­dad lec­to­ra, al con­si­de­rar que Mar­vel pe­ca­ba de de­ma­sia­da co­rrec­ción política im­pues­ta en un in­ten­to de que­dar bien con to­do el mun­do, más que de rein­ven­tar real­men­te la his­to­ria de al­gu­nos hé­roes de una ma­ne­ra au­tén­ti­ca.

Con to­do, era ob­vio que la edi­to­ra de có­mics que­ría ale­jar­se de los pro­to­ti­pos del pa­sa­do y apro­xi­mar­se tan­to a un nue­vo pú­bli­co, co­mo man­te­ner al de to­da la vi­da. Si uno se para a pen­sar po­dría es­ta­ble­cer un pa­ra­le­lis­mo en­tre es­ta épo­ca de re­no­va­ción del pa­pel con una si­mi­lar en la gran pan­ta­lla.

El pú­bli­co lo ha pe­di­do en más de una oca­sión, y los pro­duc­to­res no han he­cho oí­dos sor­dos. De las 19 pe­lí­cu­las que se han vis­to de Mar­vel en el ci­ne nin­gu­na ha es­ta­do pro­ta­go­ni­za­da por una mu­jer. Un he­cho que se rom­pe­rá ra­di­cal­men­te con el es­treno el año que vie­ne, en mar­zo, de la Cap­tain Mar­vel de Carol Dan­vers, jun­to a su pre­vi­si­ble apa­ri­ción en Ven­ga­do­res 4. Tam­bién avi­só Black Pant­her, con un elen­co for­ma­do, por ac­to­res de ra­za ne­gra, de que los tiem­pos es­tán cam­bian­do, y Mar­vel quie­re más di­ver­si­dad en pan­ta­lla, un re­par­to acor­de a los tiem­pos.

¿Se­rá Ca­pi­tán Amé­ri­ca ne­gro en un fu­tu­ro cer­cano? Real­men­te, ya lo es. Ha­ce ya unos cuatro años en que el per­so­na­je fic­ti­cio Sam Wil­son adop­tó su iden­ti­dad, tras años lu­chan­do jun­to a él co­mo Fal­con. Un hom­bre del si­glo XXI y no de los años 30, con in­quie­tu­des más ap­tas para la épo­ca ac­tual y con gran em­pa­tía ha­cia la so­cie­dad ur­ba­na y sus pro­ble­mas (el cri­men, la po­bre­za, la fal­ta de opor­tu­ni­da­des so­cia­les…). Te­nien­do es­ta vía ar­gu­men­tal en el pa­pel, no se­ría des­ca­be­lla­do pen­sar que Ant­hony Mac­kie aca­ba­ra por con­ver­tir­se en el nue­vo Ca­pi­tán Amé­ri­ca.

Es más, el pro­pio ac­tor que in­ter­pre­ta al per­so­na­je, el es­ta­dou­ni­den­se Ch­ris Evans, ha re­co­no­ci­do pú­bli­ca­men­te que de­ja­rá el pa­pel tras Ven­ga­do­res 4. ¿Mo­ri­rá o sim­ple­men­te se re­ti­ra­rá? Eso ya se­ría ju­gar de­ma­sia­do con la bo­la de cris­tal, pe­ro que de­ja­rá su pla­za va­can­te es se­gu­ro.

THOR ES MU­JER

Otro ejem­plo clá­si­co a la ho­ra de com­pro­bar có­mo han cam­bia­do los su­per­hé­roes es­tos úl­ti­mos se pre­sen­ta en Thor. La en­dio­sa­da fi­gu­ra nór­di­ca es aho­ra una mu­jer, Ja­ne Fos­ter, que des­de siem­pre ha apa­re­ci­do en los có­mics del hé­roe y con el que has­ta lle­gó a te­ner una re­la­ción ro­mán­ti­ca.

Uno de los mu­chos Spi­der-Man del uni­ver­so Mar­vel es Mi­les Mo­ra­les. Un cha­val de as­cen­den­cia la­ti­na y afro­ame­ri­ca­na, y cu­ya crea­ción es­tu­vo fuer­te­men­te ins­pi­ra­da por el nom­bra­mien­to de Oba­ma co­mo pre­si­den­te. Igual que Pe­ter Par­ker, ob­tu­vo sus po­de­res por la mor­de­du­ra de una ara­ña.

Thor, la en­dio­sa­da fi­gu­ra nór­di­ca, es aho­ra mu­jer

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.