“El rock, el soul, el hip hop o el jazz se lo de­ben to­do al blues”

Es qui­zá el mú­si­co que más ha ahon­da­do en la raíz africana del blues del Del­ta y el que más ha in­flui­do en su ac­tual desa­rro­llo. Su so­la pre­sen­cia ya jus­ti­fi­ca la aten­ción que me­re­ce un fes­ti­val que reúne a una do­ce­na de grande nom­bres del gé­ne­ro

La Voz de Galicia (A Coruña) - Fugas - - MÚSICA - TEX­TO: CAR­LOS CRES­PO

La pa­la­bra or­to­do­xia no tie­ne sen­ti­do pa­ra un blues­man

No es, des­de lue­go, un blues­man al uso. Y no por­que su com­pa­ñía ha­bi­tual sea una gui­ta­rra acús­ti­ca. Ni por sus lar­gas ras­tas, que de­no­tan su que­ren­cia ha­cia los so­ni­dos y las tra­di­cio­nes ja­mai­ca­nas. La sin­gu­la­ri­dad de Co­rey Ha­rris (Den­ver, Co­lo­ra­do, 1969) na­ce de su in­quie­tud por ex­plo­rar las raí­ces del blues más allá de lo que acon­te­ció en el Del­ta. Y esa bús­que­da, co­mo no po­día ser de otra for­ma, lo lle­vó a Áfri­ca. Allí dio con el san­to grial, el ge­nuino sus­tra­to de aque­llos so­ni­dos. A par­tir de ahí ya to­do ha si­do evo­lu­ción. Lo ha­bía an­ti­ci­pa­do B.B. King, cuan­do di­jo que Co­rey Ha­rris era «una de las apues­tas más se­gu­ras del blues ac­tual pa­ra con­se­guir que evo­lu­cio­ne el es­ti­lo». Y a fe que lo ha he­cho. Sin pre­jui­cios pe­ro sin per­der nun­ca de vis­ta lo esen­cial. Ha co­la­bo­ra­do con Wil­co, Billy Bragg, Ali Far­ka Tou­ré o Ry Coo­der, ex­plo­ran­do nue­vos ca­mi­nos pa­ra el gé­ne­ro. Pe­ro al mis­mo tiem­po pu­bli­ca­ba dis­cos co­mo True Blues,

des­car­na­do re­tra­to del blues pri­mi­ge­nio, cru­do y aus­te­ro co­mo un eterno la­men­to. O co­que­tea­ba con los rit­mos ja­mai­ca­nos en Ras­ta Blues Ex­pe­rien­ce.

O ex­pe­ri­men­ta­ba allí has­ta don­de la ten­sión de sus raí­ces se lo per­mi­tían, co­mo en Be­lie­ve.

Por for­tu­na Co­rey Ha­rris re­sul­ta mu­cho más elo­cuen­te con su mú­si­ca que con sus pa­la­bras. Mu­cho más ex­pre­si­vo cuan­do se sien­ta con su gui­ta­rra que cuan­do lo ha­ce fren­te al que cues­tio­na­rio que nos re­cla­mó. In­ten­tan­do in­da­gar acer­ca de qué te­rri­to­rios mu­si­ca­les le fas­ci­nan el mú­si­co de Den­ver nos re­mi­te a las mú­si­cas ne­gras. «Es­cu­cho mu­cho blues, jazz, reg­gae y mú­si­ca africana», nos di­ce, al tiem­po que re­co­no­ce que «tam­bién me gus­ta mu­cho el fla­men­co».

Pa­ra Co­rey Ha­rris Áfri­ca es la ma­dre de to­das las mú­si­cas mo­der­nas. Ma­ter­ni­dad que tam­bién re­cla­ma pa­ra el blues. «Las mú­si­cas po­pu­la­res mo­der­nas, el rock, el funk, el hip hop, el jazz, el gos­pel, o el soul se lo de­ben to­do al blues. Pro­gre­sio­nes de acor­des, no­tas, es­ti­los de can­to... To­do», sen­ten­cia.

He­te­ro­do­xo por na­tu­ra­le­za Harrys no ad­mi­te, ni co­mo con­ce­sión, el que se ha­ble de reivin­di­car la au­ten­ti­ci­dad. «La pa­la­bra or­to­do­xia no se pue­de apli­car nun­ca al blues. El blues real siem­pre ha ex­plo­ra­do nue­vas for­mas de avan­zar en ca­da mo­men­to por­que era un re­gis­tro de la vi­da de los ne­gros, de los buenos y de los malos. Los ver­da­de­ros mú­si­cos de blues con­ti­nua­rán yen­do más allá del en­tre­te­ni­mien­to y ha­bla­rán so­bre las vi­das reales de las per­so­nas que lo crea­ron».

Le ex­pon­go que Jhonny Win­ter de­cía que «hay que co­no­cer muy bien el pa­sa­do pa­ra po­der es­cri­bir el fu­tu­ro y que el blues no se pue­de to­car de un día pa­ra otro». Y me res­pon­de con otra ci­ta. «Un hom­bre de blues lla­ma­do Jeff Scott di­jo una vez que de­bes co­no­cer la historia pa­ra com­pren­der el mis­te­rio. De­be­mos co­no­cer nues­tras ver­da­de­ras raí­ces y quié­nes so­mos en reali­dad. Y una vez que lo co­noz­ca­mos te­ne­mos que ser ca­pa­ces de ex­pre­sar­lo».

Y ahí sí. Ahí Co­rey Ha­rris es un au­tén­ti­co maes­tro. Un vir­tuo­so de la gui­ta­rra y de la voz ca­paz de ex­traer emo­cio­nes de una in­ten­si­dad des­bor­dan­te ca­si de la na­da.

Ha­rris ac­tua­rá en la pla­za de la Cons­ti­tu­ción de Fis­te­rra ma­ña­na a las 20.30 ho­ras. Es el gran atrac­ti­vo del fes­ti­val pe­ro ni mu­cho me­nos el úni­co. La jor­na­da de hoy cuen­ta con las pre­sen­cias de Wax & Boo­gie, Ch­ris Kra­mer & Beat­box’n’blues y The Lá­ka­zans. Ma­ña­na se­rá el turno de Ale­jan­dro Var­gas, Os De­te­rio­ra­dos, Edu Bi­gHands & Paul San Mar­tín, Sey­del Harp At­tack y The Trash­toes. Pa­ra el do­min­go se re­ser­va la ac­tua­ción de Car­la Green & The De­mons.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.