Así se dis­fru­ta un vino

No es so­la­men­te com­prar una bo­te­lla, lle­gar a ca­sa, abrir­la y to­mar­la. El vino re­quie­re mu­cho más, ya que, co­mo ser vi­vo que es, ne­ce­si­ta unos cui­da­dos y una ma­ni­pu­la­ción que mu­chas ve­ces ig­no­ra­mos. Ser­gio Yá­ñez, su­mi­ller y «em­ba­ja­dor del vino» nos da las

La Voz de Galicia (A Coruña) - Gastronomia y Vinos - - Portada - TEX­TO J. M. ORRIOLS FO­TOS CÉ­SAR TOIMIL

El ex­per­to nos da las cla­ves pa­ra con­ser­var y de­gus­tar una bue­na bo­te­lla de vino en ca­sa

No­po­de­mos o no de­be­mos juz­gar un vino de una bo­de­ga de­ter­mi­na­da, si pa­ra de­gus­tar­lo no se­gui­mos el tra­ta­mien­to ade­cua­do y re­co­men­da­do por los que real­men­te sa­ben de es­to. «El vino es muy de­li­ca­do —ex­pli­ca Ser­gio Yá­ñez, su­mi­ller y Wi­ne Am­bas­sa­dor de Hi­jos de J. Ri­ve­ra— por­que son mu­chos los fac­to­res que in­flu­yen en los sa­bo­res y aro­mas del me­jor de los cal­dos. La con­ser­va­ción ade­cua­da, en lu­ga­res tran­qui­los, con po­ca luz y sin cam­bios en la tem­pe­ra­tu­ra, ade­más del des­cor­che, la oxi­ge­na­ción, el re­po­so an­tes de ser­vir­lo, y tam­bién la co­pa y el cris­tal, van a con­di­cio­nar el re­sul­ta­do fi­nal. Y tan im­por­tan­te co­mo to­do es­to es co­no­cer la tem­pe­ra­tu­ra de ser­vi­cio. Mi re­co­men­da­ción es siem­pre se­guir los da­tos que ge­ne­ral­men­te vie­nen en la eti­que­ta de ca­da bo­te­lla. Y aquí ten­go que ha­cer una ex­cep­ción, y son esos vi­nos que la bo­de­ga nos re­co­mien­da ser­vir­los muy fríos, es­pe­cial­men­te los blan­cos, por­que la ba­ja tem­pe­ra­tu­ra eli­mi­na olo­res y sa­bo­res. Si nos en­con­tra­mos una bo­te­lla así, yo no la com­pra­ría, por­que es un cla­ro sín­to­ma que lo pre­ten­den es que no se­pa­mos lo que be­be­mos»

CORAVIN Y RIEDEL

Es­te jo­ven su­mi­ller, ter­ce­ra ge­ne­ra­ción de una fa­mi­lia de em­pre­sa­rios del vino y que ob­tu­vo su tí­tu­lo en el Ins­ti­tu­to Ga­le­go do Vi­ño, nos ha­bla tam­bién de dos ele­men­tos in­dis­pen­sa­bles pa­ra po­der dis­fru­tar de un buen vino. «Las co­pas Riedel —aña­de Yá­ñez— son fru­to de una in­ves­ti­ga­ción de mu­chos años pa­ra con­se­guir sa­car lo me­jor de las cua­li­da­des or­ga­no­lép­ti­cas de ca­da cla­se de vino. Pa­ra eso las fa­bri­can con di­ver­sas for­mas y cris­ta­les, que se adap­ten a lo que ne­ce­si­tan las más im­por­tan­tes va­rie­da­des de uvas a ni­vel mun­dial. Y Coravin es uno de los gran­des in­ven­tos en eno­lo­gía, por­que con es­te apa­ra­to, po­de­mos ex­traer el vino sin abrir la bo­te­lla. Con una fi­na agu­ja se per­fo­ra el cor­cho (es im­pres­cin­di­ble que sea na­tu­ral, por­que si es sin­té­ti­co no ce­rra­ría al ex­traer­la) y, al mis­mo tiem­po que sa­ca­mos el vino, in­yec­ta­mos gas ar­gón, to­tal­men­te iner­te, que no aña­de aro­mas ni sa­bo­res, que ocu­pa el vo­lu­men del vino que ex­tra­ji­mos. De es­ta for­ma se con­ser­va co­mo an­tes, ais­la­do del oxí­geno ex­te­rior por el gas y no­so­tros po­de­mos ser­vir­lo co­pa a co­pa, en la se­gu­ri­dad que más tar­de, den­tro de días, me­ses o años, po­de­mos ca­tar ese mis­mo vino en las con­di­cio­nes que te­nía ini­cial­men­te».

Y nos que­da­mos con Ser­gio en la vi­no­te­ca del me­són Al­fon­so de Fe­rrol, pa­ra se­guir co­no­cien­do cu­rio­si­da­des de una be­bi­da, co­mo el vino, que tie­ne más de 5.000 años de his­to­ria.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.