GUS­TA­VO TRILLO «Los ga­lle­gos son aho­rra­do­res, pe­ro to­da­vía no in­vier­ten bien»

Bestinver, la ges­to­ra in­de­pen­dien­te de fondos de in­ver­sión y pla­nes de pensiones lí­der en Es­pa­ña, abre ma­ña­na en A Co­ru­ña su pri­me­ra ofi­ci­na en Ga­li­cia con la in­ten­ción de ges­tio­nar in si­tu las car­te­ras de los ca­si 2.000 in­ver­so­res que tie­ne en la co­mu­nid

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS - Laura G. del Va­lle

Tiem­po. Es­te es sin du­da el tér­mino so­bre el que or­bi­ta ca­da una de las ex­pli­ca­cio­nes con las que Gus­ta­vo Trillo in­ci­ta a un cam­bio de men­ta­li­dad a la ho­ra de aho­rrar e in­ver­tir. No es pa­ra me­nos, pues de una ma­ne­ra po­co con­ven­cio­nal son pre­ci­sa­men­te las ma­ne­ci­llas del re­loj las que han mar­ca­do el éxi­to de Bestinver, don­de tra­ba­ja co­mo di­rec­tor co­mer­cial. Es­ta ges­to­ra in­de­pen­dien­te, lí­der en fondos de in­ver­sión en Es­pa­ña, que ate­rri­za ma­ña­na en Ga­li­cia con la aper­tu­ra de una ofi­ci­na en A Co­ru­ña, ha con­se­gui­do que sus cer­ca de 50.000 clien­tes en el país ha­yan he­cho de la pa­cien­cia un mo­do de vi­da muy ren­ta­ble. «El tiem­po pa­ra no­so­tros lo es to­do pre­ci­sa­men­te por­que nos des­preo­cu­pa­mos de él. No le de­di­ca­mos ni un mi­nu­to a sa­ber cuál es el me­jor mo­men­to pa­ra in­ver­tir. No hay na­die que his­tó­ri­ca­men­te ha­ya te­ni­do éxi­to a la ho­ra de ele­gir el me­jor mo­men­to pa­ra in­ver­tir o des­in­ver­tir. En cam­bio, si tie­nes un ho­ri­zon­te tem­po­ral su­fi­cien­te y es­co­ges una bue­na com­pa­ñía con bue­nos pre­cios sa­bes que vas a te­ner ren­ta­bi­li­dad».

—Lle­gan a Ga­li­cia con in­ten­ción de ofre­cer ser­vi­cio a los ca­si 2.000 in­ver­so­res que tie­nen en la co­mu­ni­dad, pe­ro tam­bién pa­ra dar a co­no­cer su fi­lo­so­fía de in­ver­sión.

—Así es. El prin­ci­pal mo­ti­vo que nos ha he­cho abrir una ofi­ci­na en A Co­ru­ña es es­tar más cer­ca de nues­tros in­ver­so­res. Queremos te­ner un tra­to di­rec­to con nues­tros clien­tes, tan­to a la ho­ra de tras­la­dar nues­tra pro­pues­ta de va­lor a los in­ver­so­res co­mo a la ho­ra de se­guir la evo­lu­ción de las car­te­ras. Es cier­to que en al­gu­nos mo­men­tos es­ta la­bor pue­de ha­cer­se re­mo­ta­men­te, pe­ro nos gus­ta es­ta pro­xi­mi­dad. Ade­más, te­nien­do en cuen­ta có­mo es­tá dis­tri­bui­do el aho­rro de los ga­lle­gos, que so­lo sie­te de ca­da 100 eu­ros es­tán in­ver­ti­dos en ren­ta va­ria­ble, el ac­ti­vo que his­tó­ri­ca­men­te más ren­ta­bi­li­dad ha da­do y se­gui­rá ofre­cien­do en el fu­tu­ro, nos pa­re­ce in­tere­san­te que se co­noz­ca nues­tra pro­pues­ta.

—¿Son po­co aho­rra­do­res los ga­lle­gos?

—No. De he­cho, es una pe­na que se reali­ce un es­fuer­zo im­por­tan­te pa­ra el aho­rro pe­ro no se com­ple­te con una bue­na in­ver­sión. Nues­tro ob­je­ti­vo de ren­ta­bi­li­dad es su­pe­rar el 10 % de me­dia anua­li­za­da a lar­go pla­zo; eso bá­si­ca­men­te es du­pli­car el ca­rác­ter invertido pa­ra sie­te años. Nues­tra vo­ca­ción es lle­var la fi­lo­so­fía del lar­go pla­zo a Ga­li­cia pa­ra que el ma­yor nú­me­ro de esos 300.000 ga­lle­gos que es­tán in­vir­tien­do en fondos de in­ver­sión co­noz­can nues­tra vi­sión.

—Plan­tea una vi­sión muy di­fe­ren­te a la del res­to del sec­tor fi­nan­cie­ro.

—To­tal­men­te. A di­fe­ren­cia de la ma­yo­ría de ban­cos o ges­to­ras, en Bestinver la de­ci­sión de dón­de y có­mo in­ver­tir es­tá de­fi­ni­da por el ho­ri­zon­te tem­po­ral y no tan­to por el per­fil de ries­go. Por ejem­plo, hay mu­cha gen­te que tie­ne mie­do a es­co­ger en un mal mo­men­to en ren­ta va­ria­ble; sin em­bar­go, si un in­ver­sor hu­bie­se invertido a prin­ci­pios del 2007, el peor mo­men­to pa­ra in­ver­tir, en el fondo Bestinver In­ter­na­cio­nal, esa per­so­na hoy es­ta­ría ga­nan­do el 100 %, ha­bría re­cu­pe­ra­do has­ta ver du­pli­ca­do su ca­pi­tal. Ade­más hay otro com­po­nen­te, que es que la di­fe­ren­cia de la re­la­ción de in­tere­ses en­tre el aho­rra­dor in­ver­sor y una en­ti­dad fi­nan­cie­ra, que mu­chas ve­ces no es per­fec­ta. En Bestinver la ali­nea­ción de in­tere­ses es to­tal por­que en nues­tros fondos de in­ver­sión no so­lo in­vier­ten nues­tros par­tí­ci­pes, tam­bién in­vier­te el ges­tor, in­ver­ti­mos los em­plea­dos y los ac­cio­nis­tas.

—¿Con qué per­fil de in­ver­sor tra­ba­jan en Bestinver?

—Es un in­ver­sor que es­tá in­tere­sa­do en el lar­go pla­zo. No­so­tros te­ne­mos cer­ca de 50.000 clien­tes en Es­pa­ña y es cier­to que ha ha­bi­do un cier­to cam­bio ge­ne­ra­cio­nal, aho­ra se de­man­da más la ren­ta­bi­li­dad a lar­go pla­zo. No les in­tere­sa es­tar tan pen­dien­tes en el día a día de sus aho­rros, pre­fie­ren de­le­gar en un ges­tor.

—Pe­se al in­ci­pien­te cam­bio, res­pec­to a la in­ver­sión a lar­go pla­zo y en ren­ta va­ria­ble, la car­te­ra me­dia de un in­ver­sor es­pa­ñol es­tá to­da­vía le­jos de nues­tros ve­ci­nos europeos.

—Aun­que me gus­ta­ría dar otra res­pues­ta sí, es­ta­mos a la co­la de Eu­ro­pa. Tan­to de Ho­lan­da o los paí­ses nór­di­cos co­mo de Por­tu­gal, por ejem­plo. La reali­dad es que den­tro de unos años Es­pa­ña se­rá me­nos ri­ca que sus ve­ci­nos por­que in­ver­ti­mos peor, no por­que tra­ba­je­mos me­nos.

—Qui­zás por­que mu­chos no tie­nen cla­ro los pa­sos a se­guir.

—Es cier­to, pe­ro nues­tras re­co­men­da­cio­nes son muy sen­ci­llas y las pue­de apli­car to­do el mun­do: ca­da uno ten­dría que di­vi­dir su pa­tri­mo­nio fi­nan­cie­ro en tres blo­ques, que pue­den no ser igua­les. En el pri­me­ro es­ta­ría el di­ne­ro que voy a ne­ce­si­tar pa­ra vi­vir en los pró­xi­mos dos años, por ejem­plo, pa­ra com­prar­me un co­che o pa­ra pa­gar la uni­ver­si­dad de mi hi­jo. Es­te di­ne­ro no de­be­ría to­car­se. El se­gun­do blo­que se­ría el del «por si aca­so», en el que en­con­tra­mos un di­ne­ro que no creo que va­ya a ne­ce­si­tar pe­ro que no quie­ro te­ner muy a des­mano pa­ra es­tar tran­qui­lo por si pa­sa al­go. En el úl­ti­mo apar­ta­do es­tá ese di­ne­ro que una vez te­ne­mos las ne­ce­si­da­des a cor­to pla­zo pa­ra im­pre­vis­tos cu­bier­tos, es el que po­de­mos in­ver­tir a lar­go pla­zo por­que te­ne­mos la prác­ti­ca se­gu­ri­dad de que no lo va­mos a ne­ce­si­tar. Ese es el que te­ne­mos que in­ver­tir a lar­go pla­zo.

Gus­ta­vo Trillo cree que el pa­tri­mo­nio fi­nan­cie­ro per­so­nal ha de di­vi­dir­se en tres blo­ques.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.