PROHI­BI­CIÓN DE AL­QUI­LER VA­CA­CIO­NAL

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS - CARUNCHO, TO­MÉ & JUDEL. Abo­ga­dos y asesores fis­ca­les. Miem­bro de HISPAJURIS. www.caruncho-to­me-judel.es

El in­ci­pien­te in­cre­men­to de vi­vien­das des­ti­na­das a al­qui­le­res va­ca­cio­na­les o tu­rís­ti­cos ha su­pues­to que en las zo­nas de la geo­gra­fía es­pa­ño­la que cons­ti­tu­yen los gran­des des­ti­nos tu­rís­ti­cos de nues­tro país se plan­teen di­fe­ren­tes pro­ble­má­ti­cas en torno a es­ta ac­ti­vi­dad, so­bre to­do, en los ca­sos en los que es­tos in­mue­bles se en­cuen­tran en edi­fi­cios en los que la gran ma­yo­ría de las vi­vien­das que lo in­te­gran se des­ti­nan a uso re­si­den­cial.

Ca­da vez más co­mu­ni­da­des de pro­pie­ta­rios, cu­yos ve­ci­nos es­tán mo­les­tos por las im­pli­ca­cio­nes que con­lle­va el desa­rro­llo de es­ta ac­ti­vi­dad, se plan­tean la po­si­bi­li­dad de prohi­bir que las vi­vien­das que in­te­gran la co­mu­ni­dad se des­ti­nen a al­qui­ler va­ca­cio­nal.

Con res­pec­to a es­ta cues­tión, en pri­mer lu­gar ca­be des­ta­car que no

Soy propietario de un in­mue­ble que des­tino a al­qui­ler va­ca­cio­nal. He es­ta­do va­rios años rea­li­zan­do es­ta ac­ti­vi­dad sin ma­yor pro­ble­ma; sin em­bar­go, en la úl­ti­ma jun­ta de pro­pie­ta­rios de la co­mu­ni­dad, va­rios ve­ci­nos han plan­tea­do su dis­con­for­mi­dad con que lle­ve a ca­bo es­ta mo­da­li­dad de al­qui­ler ¿Pue­de la co­mu­ni­dad de pro­pie­ta­rios prohi­bir el desa­rro­llo de es­ta ac­ti­vi­dad?

exis­te una nor­ma es­ta­tal que es­ta­blez­ca los cri­te­rios y las re­glas bá­si­cas pa­ra el al­qui­ler de vi­vien­das pa­ra uso tu­rís­ti­co; es de­cir, es­ta es una ma­te­ria ob­je­to de re­gu­la­ción au­to­nó­mi­ca. Por tan­to, la legislación apli­ca­ble va­ria­rá en fun­ción de don­de se en­cuen­tre el in­mue­ble.

En se­gun­do tér­mino, de­be­mos ate­ner­nos a lo dis­pues­to en la Ley de Pro­pie­dad Ho­ri­zon­tal. En es­te sen­ti­do, la prohi­bi­ción del al­qui­ler de vi­vien­das pa­ra uso tu­rís­ti­co de­be es­tar pre­vis­ta en los es­ta­tu­tos

de la co­mu­ni­dad. De tal for­ma que, de no es­tar pre­vis­ta ex­pre­sa­men­te tal po­si­bi­li­dad, la adop­ción del acuer­do de prohi­bi­ción exi­gi­rá el vo­to por una­ni­mi­dad de la to­ta­li­dad de los pro­pie­ta­rios —sal­vo en Ca­ta­lu­ña, don­de es su­fi­cien­te el acuer­do fa­vo­ra­ble de 4/5 par­tes de los pro­pie­ta­rios—.

Por tan­to, con ca­rác­ter ge­ne­ral, sien­do ne­ce­sa­rio el cam­bio de es­ta­tu­tos de la co­mu­ni­dad pa­ra el es­ta­ble­ci­mien­to de di­cha prohi­bi­ción, el propietario que lle­va a ca­bo es­ta ac­ti­vi­dad pue­de obs­ta­cu­li­zar­la, sim­ple­men­te, con su vo­to en con­tra, pu­dien­do con­ti­nuar con la ac­ti­vi­dad de al­qui­ler de vi­vien­da pa­ra uso tu­rís­ti­co, siem­pre y cuan­do cuen­te con la au­to­ri­za­ción ad­mi­nis­tra­ti­va per­ti­nen­te.

Por úl­ti­mo, re­sul­ta pro­ce­den­te pre­ci­sar que, aún en el ca­so de adop­tar­se el acuer­do de cam­bio de es­ta­tu­tos, con in­clu­sión de la reite­ra­da prohi­bi­ción, ya hay re­so­lu­cio­nes ju­di­cia­les que con­si­de­ran que di­cha prohi­bi­ción no afec­ta­rá a aque­llos pro­pie­ta­rios que ven­gan rea­li­zan­do la ac­ti­vi­dad de al­qui­ler va­ca­cio­nal con an­te­rio­ri­dad a la mis­ma.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.