DE­VO­LU­CIÓN DE SUB­VEN­CIO­NES

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS -

Nues­tra em­pre­sa se en­fren­ta a la po­si­bi­li­dad de afron­tar el re­in­te­gro de una sub­ven­ción. Nos han no­ti­fi­ca­do la in­coa­ción de sen­dos ex­pe­dien­tes de re­in­te­gro y am­bos han si­do de­cla­ra­dos ca­du­ca­dos. ¿Có­mo afec­ta esa ca­du­ci­dad al pla­zo de pres­crip­ción de 4 años que te­ne­mos en­ten­di­do que tie­ne la Ad­mi­nis­tra­ción pa­ra re­cla­mar la de­vo­lu­ción? ¿Se des­cuen­ta el tiem­po que du­ra­ron los ex­pe­dien­tes en el cómpu­to de esos cua­tro años?

La pres­crip­ción y la ca­du­ci­dad son con­cep­tos di­fe­ren­tes, aun­que ín­ti­ma­men­te re­la­cio­na­dos. La Ad­mi­nis­tra­ción dis­po­ne de un pla­zo de cua­tro años pa­ra exi­gir el re­in­te­gro de una sub­ven­ción si el be­ne­fi­cia­rio ha in­cum­pli­do los re­qui­si­tos pa­ra su ob­ten­ción.

El cómpu­to ini­cial de es­te pla­zo pue­de co­men­zar en di­ver­sas fa­ses, se­gún el ti­po de sub­ven­ción: des­de el fin del pe­río­do de jus­ti­fi­ca­ción, des­de el mo­men­to de la con­ce­sión o, en su ca­so, a par­tir del mo­men­to en que con­clu­ye de­ter­mi­na­da obli­ga­ción que el be­ne­fi­cia­rio de­bía cum­plir. Si trans­cu­rri­dos esos 4 años no se ha re­ci­bi­do nin­gu­na no­ti­fi­ca­ción de la Ad­mi­nis­tra­ción ten­den­te al re­in­te­gro, es­te ya no pue­de exi­gir­se por ha­ber­se pro­du­ci­do la pres­crip­ción del de­re­cho de la Ad­mi­nis­tra­ción a exi­gir­lo.

Sin em­bar­go, pue­de in­te­rrum­pir ese pla­zo de pres­crip­ción cual­quier ac­tua­ción de la Ad­mi­nis­tra­ción que se pro­duz­ca an­tes de trans­cu­rrir esos cua­tro años rea­li­za­da con co­no­ci­mien­to for­mal del be­ne­fi­cia­rio o de la en­ti­dad co­la­bo­ra­do­ra. Que es­te pla­zo que­de in­te­rrum­pi­do no sig­ni­fi­ca que que­de con­ge­la­do y des­pués se vuel­va a reanu­dar. La in­te­rrup­ción sig­ni­fi­ca que to­do el tiem­po de pres­crip­ción ga­na­do se pier­de y des­apa­re­ce. Por lo tan­to, a par­tir del ac­to

in­te­rrup­ti­vo, vuel­ve a em­pe­zar otro pla­zo de 4 años y es­to pue­de su­ce­der sin lí­mi­te de ve­ces.

El pe­río­do de pres­crip­ción pue­de lle­gar a ex­ten­der­se en la prác­ti­ca du­ran­te dé­ca­das, con tal de que en­tre ca­da ac­to in­te­rrup­ti­vo no trans­cu­rran cua­tro años.

Co­mo ex­cep­ción, abier­to un pro­ce­di­mien­to de re­in­te­gro, de­be con­cluir­se an­tes de un año. De lo con­tra­rio, se pro­du­ci­rá la ex­tin­ción de ese pro­ce­so y se con­si­de­ra­rá que el pro­ce­di­mien­to ca­du­ca­do no in­te­rrum­pió el pla­zo de pres­crip­ción —es de­cir, co­mo si no hu­bie­ra exis­ti­do—.

Así, si tras ha­ber trans­cu­rri­do tres años y un mes des­de la jus­ti­fi­ca­ción de la sub­ven­ción, se le no­ti­fi­ca la in­coa­ción de un pro­ce­di­mien­to de re­in­te­gro, pe­ro ese pro­ce­di­mien­to no con­clu­ye en el pla­zo de un año, el re­sul­ta­do se­rá que el pro­ce­so se de­cla­ra­rá ca­du­ca­do, no ha­brá in­te­rrum­pi­do la pres­crip­ción y, por lo tan­to, al ha­ber trans­cu­rri­do ya en ese mo­men­to cua­tro años y un mes des­de la jus­ti­fi­ca­ción, ha­brá pres­cri­to el de­re­cho de la Ad­mi­nis­tra­ción a exi­gir el re­in­te­gro.

CARUNCHO, TO­MÉ & JUDEL. Abo­ga­dos y ase­so­res fis­ca­les. Miem­bro de HISPAJURIS.

www.caruncho-to­me-judel.es

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.