LOS ÁN­GE­LES DE RICCI

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Belleza Vip - ABRAHAM DE AMÉZAGA

Dul­zu­ra, mag­ne­tis­mo, be­lle­za y per­so­na­li­dad es lo que com­par­ten las nue­vas es­tre­llas de la cam­pa­ña de Ni­na Ricci. He­mos en­tre­vis­ta­do en Pa­rís a Bar­ba­ra Pal­vin, Es­te­lla Boers­ma y So­nia Ben Am­mar, tres de las tops con más se­gui­do­res en las re­des so­cia­les. Por

En ple­nos Cam­pos Elí­seos, pa­ra mu­chos en “la ave­ni­da más be­lla del mun­do”, es­tá el cuar­tel ge­ne­ral del gru­po es­pa­ñol Puig en la ca­pi­tal ga­la. Nos he­mos ci­ta­do con tres de las mo­de­los más cé­le­bres de la ge­ne­ra­ción mi­llen­nial: Bar­ba­ra Pal­vin (Bu­da­pest, 1993), Es­te­lla Boers­ma (Áms­ter­dam, 1999) y So­nia Ben Am­mar (Pa­rís, 1999). Las tres com­par­ten triun­fos, tra­ba­jos por to­do el mun­do y mi­llo­nes de se­gui­do­res en las re­des. Y las tres se han uni­do aho­ra co­mo em­ba­ja­do­ras de Les Be­lles, los per­fu­mes de Ni­na Ricci pen­sa­dos pa­ra se­du­cir a las ge­ne­ra­cio­nes más jó­ve­nes. El azul lu­mi­no­so de los ojos de Bar­ba­ra Pal­vin eclip­sa con su mag­ne­tis­mo. Sus se­gui­do­res en Ins­ta­gram so­bre­pa­san los ocho mi­llo­nes y hay di­fe­ren­tes cuen­tas no ofi­cia­les de ad­mi­ra­do­res por to­do el mun­do. Des­cu­bier­ta a los 12 años cuan­do pa­sea­ba por las ca­lles de Bu­da­pest en com­pa­ñía de su ma­dre, ha des­fi­la­do pa­ra Pra­da, Louis Vuit­ton, Miu Miu y otras mu­chas fir­mas, ade­más de pro­ta­go­ni­zar va­rias cam­pa­ñas in­ter­na­cio­na­les. “Sí, ha ha­bi­do mu­chos mo­men­tos im­por­tan­tes, aun­que me re­cuer­dan más por el des­fi­le de Victoria’s Se­cret en 2012. Fue un mo­men­to má­gi­co que cam­bió mi vi­da”, con­fie­sa es­ta jo­ven que vol­ve­rá a des­fi­lar pa­ra la fir­ma de len­ce­ría des­pués de seis años. “Es­toy muy ilu­sio­na­da y me pre­pa­ro con un en­tre­na­dor per­so­nal”. A sus 24 años, Bar­ba­ra ya cuen­ta con una in­ten­sa ca­rre­ra y ese ha si­do el mo­ti­vo por el que ha si­do se­lec­cio­na­da pa­ra ser el ros­tro de Be­lla, una de las tres fra­gan­cias Les Be­lles. “Es un aroma es­pon­tá­neo, li­bre, mag­né­ti­co y de­ter­mi­na­do a la vez, así que me sien­to muy iden­ti­fi­ca­da por­que tie­ne mu­cho que ver con có­mo soy y me sien­to”, se­ña­la una Pal­vin que tam­bién ase­gu­ra que re­co­no­ce sus “im­per­fec­cio­nes” y siem­pre tra­ba­ja “pa­ra me­jo­rar”. Ade­más, se con­fie­sa ro­mán­ti­ca, in­de­pen­dien­te y fa­mi­liar. “Me en­can­ta es­tar con mi fa­mi­lia y tam­bién di­ver­tir­me y com­par­tir ex­pe­rien­cias con mis ami­gos”, nos cuen­ta es­ta jo­ven que ado­ra vi­vir en Nue­va York, en­fun­dar­se en una ca­mi­sa blan­ca y unos va­que­ros y leer al hún­ga­ro Les­lie L. Law­ren­ce. La ho­lan­de­sa Es­te­lla Boers­ma en­car­na a Ni­na, la pri­me­ra fra­gan­cia de la se­rie de Les Be­lles. Na­da más ini­ciar la con­ver­sa­ción, no ocul­ta la ado­ra­ción que sien­te

por Ja­pón. “Es un país en el que he es­ta­do va­rias ve­ces y me fas­ci­na su cul­tu­ra y su gen­te. Allí ten­go bue­nos ami­gos y com­par­to con ellos to­do lo re­la­ti­vo al man­ga, que me en­can­ta”. Es­te­lla son­ríe mu­cho y co­men­ta con los ojos bien abier­tos, co­mo de ni­ña gran­de, que “nun­ca tu­ve co­mo ob­je­ti­vo ser mo­de­lo. De pe­que­ña iba a cla­ses de bai­le y pen­sa­ba que qui­zá un día me con­ver­ti­ría en bai­la­ri­na”. Co­mo Bar­ba­ra, Es­te­lla tam­bién ha des­fi­la­do pa­ra Ni­na Ricci, y otras gran­des fir­mas y ha pro­ta­go­ni­za­do por­ta­das in­ter­na­cio­na­les.

Mo­da y mú­si­ca

A la más jo­ven de las tres, So­nia Ben Am­mar, que na­ció jus­to una se­ma­na más tar­de que Es­te­lla, le en­can­ta que las tec­no­lo­gías ha­yan acor­ta­do las dis­tan­cias. Ha­ce ca­si un año sus­ti­tu­yó Pa­rís, su lu­gar de na­ci­mien­to, por Los Án­ge­les. “Aho­ra ten­go la im­pre­sión de re­des­cu­brir mi ciu­dad ca­da vez que vuel­vo; y es una sen­sa­ción pre­cio­sa”, se­ña­la. Hi­ja de un pro­duc­tor de ci­ne tu­ne­cino y de una ac­triz fran­ce­sa, mu­chos pue­de que la re­cuer­den por su re­la­ción con Brooklyn Beck­ham, el hi­jo ma­yor de Da­vid y Victoria Beck­ham, so­bre la que So­nia, sin em­bar­go, pre­fie­re no ha­cer de­cla­ra­cio­nes. “Lo im­por­tan­te –se­ña­la– es que a mi edad es un sue­ño po­der ha­cer lo que ha­go; y me sien­to una mu­jer pri­vi­le­gia­da por ello”. Lu­na es la fra­gan­cia a la que So­nia pres­ta su ima­gen y con la que se sien­te más iden­ti­fi­ca­da. “He cre­ci­do vien­do la pu­bli­ci­dad de los per­fu­mes en la te­le­vi­sión –ase­gu­ra– y Lu­na en­ca­ja co­mo un guan­te con mi pro­pia per­so­na­li­dad”, que ella de­fi­ne co­mo po­li­fa­cé­ti­ca, ya que al­ter­na su tra­ba­jo de mo­de­lo con su ca­rre­ra de can­tan­te. De he­cho, ac­tuó el pa­sa­do abril en el fes­ti­val de Coa­che­lla y se mues­tra muy fe­liz con la sa­li­da de Ocean, su pri­mer tra­ba­jo dis­co­grá­fi­co, con el que es­pe­ra dar un pa­so im­por­tan­te y de­fi­ni­ti­vo en su ca­rre­ra en el mun­do de la mú­si­ca. Bar­ba­ra (Be­lla), Es­te­lla (Ni­na) y So­nia (Lu­na) son tres mi­llen­nials que ha­cen sus­pi­rar a mi­les de chi­cas de su ge­ne­ra­ción y que nun­ca han de­ja­do de soñar. “¡Sí, cree­mos en los cuen­tos de ha­das!”, nos res­pon­den al uní­sono.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.