El

La Voz de Galicia (A Coruña) - Yes - - DEGENTE -

ve­rano que más bri­lla tie­ne am­bien­te de fa­mi­lia. Y no pier­de de vis­ta la má­xi­ma de la ge­ne­ro­si­dad: Don­de co­men dos, co­men tres. O vein­te, o trein­ta... o in­clu­so más.

En una fin­ca de Mei­rás se ha re­edi­ta­do en agos­to una ci­ta fa­mi­liar que tie­ne su his­to­ria y su pe­so emo­cio­nal. Án­ge­les es la «bue­na tía» que pu­so el si­tio, ca­sa y te­rreno en Mei­rás (Olei­ros) pa­ra con­ti­nuar con una costumbre que co­men­zó su ma­dre, Ma­ría, la abue­la de los 19 pri­mos (su­man­do tam­bién los po­lí­ti­cos) que se reúnen en es­ta so­lea­da fo­to pa­ra el ál­bum fa­mi­liar: la de jun­tar­se por lo me­nos una vez al año, pa­ra que la dis­tan­cia no ha­ga da­ño ni rom­pa los la­zos esen­cia­les de la vi­da. An­tes, la xun­tan­za de los Her­nanz so­lía ser por Na­vi­dad, pe­ro las fa­mi­lias cre­cen, las dis­tan­cias tam­bién, las cir­cuns­tan­cias van cam­bian­do y los des­ti­nos se re­par­ten por el mun­do, ha­cien­do más di­fí­cil el re­en­cuen­tro, que se re­ser­va ca­da vez pa­ra una oca­sión más es­pe­cial. Es­te ve­rano, los pri­mos (los nie­tos de esa Ma­ría que ins­ti­tu­yó la quedada ha­ce al me­nos 40 años) no se die­ron mar­gen pa­ra du­dar: pi­die­ron que al­guien pu­sie­se el lu­gar pa­ra ha­cer reali­dad el de­seo de jun­tar­se, y la tía Án­ge­les acep­tó. Con unas car­pas, y un ojo en el par­te de pre­vi­sio­nes me­teo­ro­ló­gi­cas, que por el Nor­te no de­be fal­tar, eli­gie­ron el 15 de agos­to. Y no tu­vie­ron que que­jar­se de la nie­bla, el nordés o la fal­ta de ca­lor.

To­ma ai­re, que em­pie­za el re­cuen­to, la iden­ti­fi­ca­ción: Vir­gi­nia, Víc­tor, Lo­re­na, Gonzalo, Ós­car, Iria, Juan, In­ma, Juan Ra­món, Car­men, Jo­se, Sil­via, Ale­jan­dro, Na­cho, Ja­vi, Cris­ti­na, Da­niel, Lo­re­na y Adrián dan, en es­ta fo­to, la ca­ra por to­da la fa­mi­lia, y su voz o por­ta­voz es Jo­se, el pri­mo ma­yor.

«Quisimos or­ga­ni­zar una quedada en la que pu­dié­se­mos es­tar los má­xi­mos que fue­se po­si­ble. Son sie­te her­ma­nos, so­mos quin­ce pri­mos, al­gu­nos con hi­jos, más los pri­mos po­lí­ti­cos», em­pie­za Jo­se. La fa­mi­lia va cre­cien­do, y es­ta quedada de ve­rano, que es hi­ja de otra que los abue­los so­lían ha­cer en in­vierno, es pio­ne­ra, ex­cep­cio­nal. «Sí, es la pri­me­ra vez que la hi­ci­mos tan gran­de... Otras ve­ces lo in­ten­ta­mos y fue sa­lién­do­nos a pla­zos. Pe­ro Án­ge­les se mo­vió bas­tan­te, y fal­tan so­lo un par de pri­mos que es­tán fue­ra y no pu­die­ron ve­nir... Án­ge­les [que pre­fie­re de­jar el pro­ta­go­nis­mo de la fo­to pa­ra sus hi­jos y so­bri­nos] lle­va la voz can­tan­te, es la gran or­ga­ni­za­do­ra de to­do es­to», va­lo­ra. En la fin­ca de Mei­rás, con sus tol­dos, su na­ran­jo y una pis­ci­ni­ta pa­ra el re­mo­jón de los más pe­que­ños, con tor­ti­llas y em­pa­na­das, la ci­ta fa­mi­liar sa­le ro­da­da. «Yo calcu­lo que es­ta vez pu­di­mos jun­tar­nos 40. Y fue so­bre to­do gra­cias a la ca­pa­ci­dad de or­ga­ni­za­ción de las tías, son cin­co tías, y dos tíos, y dos tías po­lí­ti­cas per­fec­tí­si­ma­men­te in­te­gra­das». Ha­ce un tiem­po que la xun­tan­za en Na­vi­dad se ha pues­to di­fí­cil pa­ra los Her­nanz (que tu­vie­ron una mer­ce­ría en el 204 de la ave­ni­da de Fi­nis­te­rre). Mis tíos son sie­te her­ma­nos, y al prin­ci­pio en Na­vi­dad o Re­yes nos jun­tá­ba­mos to­dos... Yo, que soy el pri­mo ma­yor, fui cin­co años nie­to úni­co. Lue­go vi­nie­ron un mon­tón se­gui­dos, pe­ro es­tu­ve un tiem­po co­mo el mi­ma­di­to de la fa­mi­lia», cuen­ta Jo­se (en la fo­to, el se­gun­do de la fi­la de arri­ba, em­pe­zan­do por la de­re­cha, de ca­mi­sa va­que­ra), que re­cuer­da su tran­si­ción, de ser úni­co a ver­se en­vuel­to en una «jau­ría» fe­liz de pri­mos que com­par­tían me­sa en ca­sa de la abue­la, y no­ches de que­dar­se a dor­mir to­dos jun­tos. «Un am­bien­te ma­ra­vi­llo­so. Es­to sí es ser pri­vi­le­gia­do. Te­ner una fa­mi­lia, unos abue­los maravillosos a los que nun­ca les mo­les­ta­mos en ca­sa. Es­tas xun­tan­zas de fa­mi­lia fue­ron uno de sus le­ga­dos. Uno de los me­jo­res».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.