Diez mil me­no­res ga­lle­gos ha­cen apues­tas con fre­cuen­cia por In­ter­net

Unos 10.000 me­no­res ga­lle­gos gas­tan di­ne­ro en el jue­go «on-li­ne» pe­se a la prohi­bi­ción

La Voz de Galicia (A Coruña) - - PORTADA - DO­MIN­GOS SAM­PE­DRO

En Ga­li­cia se es­ti­ma que hay en torno a 10.000 me­no­res de edad que se gas­tan di­ne­ro en las ca­sas de apues­tas que abun­dan en In­ter­net, pe­se a ser una prác­ti­ca prohi­bi­da pa­ra ellos. Ade­más, abun­dan las es­tre­llas del de­por­te, des­de Cris­tiano Ro­nal­do has­ta Ney­mar, pa­san­do por Ra­fa Na­dal, que en al­gún mo­men­to pres­ta­ron su ima­gen pa­ra pro­mo­cio­nar el jue­go on­li­ne sin nin­gún ti­po de res­tric­ción. Es­tos son al­gu­nos ele­men­tos que ayer sa­lie­ron a la luz en el de­ba­te sus­tan­cia­do en el Par­la­men­to ga­lle­go, a ins­tan­cias de la dipu­tada Pau­la Pra­do (PP), tras el cual se acor­dó ins­tar a la Xun­ta a que ela­bo­re un pro­yec­to de ley so­bre el jue­go di­ri­gi­do a re­gu­lar de una for­ma más cla­ra as­pec­tos co­mo las má­qui­nas de apues­tas, el jue­go en la Red, la pu­bli­ci­dad o el ré­gi­men de fian­zas y de san­cio­nes pa­ra es­te ti­po de ac­ti­vi­da­des.

En reali­dad, el im­pul­so de una nue­va ley ga­lle­ga so­bre el jue­go, que es­tá lla­ma­da a sus­ti­tuir el tex­to pro­mul­ga­do en 1985, ya fi­gu­ra­ba en el pro­gra­ma con el que el PP con­cu­rrió a las úl­ti­mas elec­cio­nes au­to­nó­mi­cas. Pau­la Pra­do con­vir­tió ayer la pro­pues­ta en una ini­cia­ti­va de im­pul­so al Go­bierno, que fi­nal­men­te fue apro­ba­da en la co­mi­sión Ins­ti­tu­cio­nal con los vo­tos del PP y BNG, la abs­ten­ción del PS­deG y con el úni­co re­cha­zo de En Ma­rea.

Pra­do di­jo en su in­ter­ven­ción que la nue­va nor­ma­ti­va es ne­ce­sa­ria pa­ra res­pon­der a los «avan­ces tec­no­ló­xi­cos de gran­de im­por­tan­cia» que se die­ron en mun­do del jue­go y de las má­qui­nas de apues­tas. Es­te sec­tor es­tá fal­to de cier­ta uni­dad de mer­ca­do y las con­di­cio­nes de la pu­bli­ci­dad o de la fis­ca­li­dad no es­tán de­ma­sia­do bien re­gu­la­das.

Pe­ro en lo que se ne­ce­si­ta avan­zar mu­cho más en la «pro­tec­ción dos co­lec­ti­vos vul­ne­ra­bles», di­jo Pau­la Pra­do, en alu­sión a los me­no­res de edad, los jó­ve­nes en ge­ne­ral o las per­so­nas que su­fren al­gún ti­po de adi­ción o lu­do­pa­tía.

«Sen tem­po non era». Así sa­lu­dó el dipu­tado Luís Ba­rá (BNG) la lle­ga­da al Par­la­men­to de la pro­po­si­ción no de ley del PP, al en­ten­der que era «ló­xi­co e ra­zoa­ble» su­pe­rar el mar­co de la Lei Re­gu­la­do­ra dos Xo­gos e Apos­tas de Ga­li­cia, que es de ha­ce 33 años.

El dipu­tado so­cia­lis­ta Juan Díaz Vi­llos­la­da pu­so por de­lan­te la abs­ten­ción de su gru­po, pues di­jo que el PP se li­mi­tó de mo­men­to a ha­cer una ini­cia­ti­va de im­pul­so, por lo que ha­brá que aguar­dar a co­no­cer el an­te­pro­yec­to de ley «pa­ra ver a vi­sión do Go­berno». En­tre­tan­to, res­pal­dó que se pue­da me­jo­rar la pro­tec­ción de los me­no­res, de los co­lec­ti­vos lu­dó­pa­tas y me­jo­rar el tra­ta­mien­to fis­cal del jue­go, que ge­ne­ra —es­ti­mó— unos in­gre­sos tri­bu­ta­rios pa­ra la Xun­ta de 54 mi­llo­nes de eu­ros al año.

Car­men San­tos, del gru­po En Ma­rea, re­cha­zó cual­quier po­si­bi­li­dad de pac­to de an­te­mano. Car­gó con­tra el PP por acu­dir a la Cá­ma­ra con una pro­pues­ta «ba­lei­ra de con­ti­do», si bien Pra­do le re­pro­chó que no dis­tin­guía en­tre pro­po­si­ción de ley y no de ley, co­mo era es­ta.

Con to­do, la ini­cia­ti­va di­ri­gi­da al Go­bierno au­to­nó­mi­co se abrió ca­mino y la Ad­mi­nis­tra­ción ga­lle­ga tra­ba­ja­rá es­te año en el bo­rra­dor de la nue­va ley. Co­mo pri­me­ra me­di­da se crea­rá un gru­po de tra­ba­jo, ex­pli­có Pau­la Pra­do, «pa­ra abor­dar os ris­cos do xo­go en­tre os me­no­res», con el fin de que se pue­dan in­cor­po­rar sus re­co­men­da­cio­nes a lo que se­rá la fu­tu­ra ley ga­lle­ga.

Di­fe­ren­tes es­tre­llas del de­por­te pres­tan su ima­gen pa­ra pro­mo­cio­nar las apues­tas en In­ter­net.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.