Detenido un miembro de una red in­ter­na­cio­nal de pe­de­ras­tas que cap­ta­ba me­no­res por In­ter­net

Arres­ta­das en va­rios paí­ses otras 21 per­so­nas que ya ha­bían con­tac­ta­do con 80 jó­ve­nes

La Voz de Galicia (A Coruña) - - ESPAÑA -

Bus­ca­ba so­bre to­do ni­ñas de en­tre 8 y 14 años. Ac­tua­ba des­de Ali­can­te, co­nec­ta­do al me­nos con otra vein­te­na de per­so­nas en Eu­ro­pa y Es­ta­dos Uni­dos. For­ma­ba par­te de una red in­ter­na­cio­nal cu­yo ob­je­ti­vo era cap­tar me­no­res con fi­nes pe­dó­fi­los. Era un jo­ven de­pre­da­dor se­xual al que a la Guardia Ci­vil le cos­tó de­tec­tar, pe­ro que ayer fue detenido en la capital le­van­ti­na du­ran­te una ope­ra­ción to­da­vía no ce­rra­da en la que fue­ron arres­ta­das tam­bién 21 per­so­nas en otros paí­ses y en la que han si­do iden­ti­fi­ca­das 80 víc­ti­mas.

El ini­cio de las in­ves­ti­ga­cio­nes se re­mon­ta al 2016, cuan­do el FBI des­cu­brió la exis­ten­cia de va­rios gru­pos or­ga­ni­za­dos que ac­tua­ban a tra­vés de una pla­ta­for­ma on li­ne de vi­deo­con­fe­ren­cia en la que in­ci­ta­ban a par­ti­ci­par a me­no­res en ac­ti­vi­da­des se­xua­les y gra­ba­ban ví­deos de esos com­por­ta­mien­tos. Los agen­tes nor­te­ame­ri­ca­nos des­cu­brie­ron que uno de los gru­pos más ac­ti­vos es­ta­ba en Es­pa­ña, y tras­la­da­ron la in­for­ma­ción con la que con­ta­ban a la Guardia Ci­vil.

Re­gis­tro fruc­tí­fe­ro

Du­ran­te dos años, los in­ves­ti­ga­do­res ras­trea­ron las pis­tas. El ci­be­res­pio­na­je dio sus fru­tos y lo­ca­li­za­ron un do­mi­ci­lio en Ali­can­te, al que ac­ce­die­ron los agen­tes, don­de ha­lla­ron abun­dan­te ma­te­rial pe­dó­fi­lo pro­du­ci­do su­pues­ta­men­te por el jo­ven ali­can­tino arres­ta­do, que, pa­ra en­ga­ñar a las víc­ti­mas du­ran­te las ta­reas de cap­ta­ción, se ha­cía pa­sar por di­fe­ren­tes me­no­res de edad.

El gru­po que li­de­ra­ba es­ta­ba es­truc­tu­ra­do en di­fe­ren­tes ro­les, que ellos mis­mos de­no­mi­na­ban hun­ters y loo­pers. Los pri­me­ros, los ca­za­do­res, cap­ta­ban a los me­no­res en las di­fe­ren­tes re­des so­cia­les, so­bre to­do a ni­ñas de en­tre 8 y 14 años. Pa­ra ello usa­ban per­fi­les con fotos de otras me­no­res y con­se­guían atraer a las víc­ti­mas a la pla­ta­for­ma de vi­deo­con­fe­ren­cia. Cuan­do las ni­ñas vi­si­ta­ban ese lu­gar, les to­ca­ba el turno a los loo­pers, que eran los que emi­tían ví­deos pre­via­men­te gra­ba­dos de otras me­no­res pa­ra que las víc­ti­mas pen­sa­ran que es­ta­ban in­ter­ac­tuan­do con per­so­nas de su edad y no con adul­tos.

Se­gún la Guardia Ci­vil, el detenido en Ali­can­te al­ter­na­ba am­bos ro­les, coor­di­na­ba al gru­po y exi­gía al res­to el cum­pli­mien­to de unas nor­mas ba­jo ame­na­za de ex­pul­sión. In­clu­so con­si­guió que las me­no­res lle­ga­ran a rea­li­zar prác­ti­cas se­xua­les abe­rran­tes, que eran gra­ba­das y al­ma­ce­na­das en los dis­po­si­ti­vos in­ter­ve­ni­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.