El des­con­trol del El­cano pue­de dar al tras­te con el ca­so de los 127 ki­los de co­ca

La Voz de Galicia (A Coruña) - - GALICIA - LÓ­PEZ PENIDE PON­TE­VE­DRA / LA VOZ

La in­ves­ti­ga­ción ju­di­cial por el ali­jo de 127 ki­los de co­caí­na ha­lla­dos a bor­do del Juan Sebastián de El­cano, bu­que escuela de la Ar­ma­da es­pa­ño­la, en ju­lio del 2014 se en­cuen­tra en una en­cru­ci­ja­da. Y es que el ti­tu­lar del Juz­ga­do To­ga­do Mi­li­tar Te­rri­to­rial nú­me­ro 12, con sede en Madrid, ha pro­pues­to el so­bre­sei­mien­to pro­vi­sio­nal de la cau­sa an­te la im­po­si­bi­li­dad de iden­ti­fi­car al pro­pie­ta­rio de la dro­ga, al tiem­po que da un pla­zo de diez días al fis­cal y a las de­fen­sas pa­ra que se pro­nun­cien al res­pec­to. Trans­cu­rri­do es­te pe­río­do, se­rá un tri­bu­nal mi­li­tar su­pe­rior el que to­me la de­ci­sión de­fi­ni­ti­va.

Pe­ro ¿qué mo­ti­vos es­gri­me el ma­gis­tra­do en su au­to pa­ra de- fen­der el ar­chi­vo de la cau­sa? Prin­ci­pal­men­te, el des­con­trol que rei­na­ba a bor­do del El­cano du­ran­te la tra­ve­sía de aquel año. Por un la­do, si bien el ac­ce­so al pa­ñol de ca­bles don­de se lo­ca­li­zó el ali­jo no re­sul­ta­ba fá­cil, lo cier­to es que las lla­ves ca­re­cían de vi­gi­lan­cia y ha­bía una cier­ta de­ja­dez a la ho­ra de lle­var el li­bro de con­trol de es­tas, cir­cuns­tan­cias a las que se su­ma el he­cho de que era una es­pa­cio al que la do­ta­ción del bar­co acu­día «co­mo lu­gar de es­par­ci­mien­to».

La Guar­dia Ci­vil tam­bién sos­tie­ne que la co­caí­na se em­bar­có en el El­cano du­ran­te una es­ca­la en el puer­to co­lom­biano de Car­ta­ge­na de In­dias. Y de nue­vo el au­to in­ci­de en el des­con­trol que, apa­ren­te­men­te, reinó du­ran­te esos cua­tro días: «La ma­yo­ría del per­so­nal se au­sen­tó del bu­que escuela por con­ce­sión de per­mi­sos, sin que, por otra par­te, la guar­dia mi­li­tar con­tro­la­ra las en­tra­das y sa­li­das de la do­ta­ción, así co­mo los efec­tos que em­bar­ca­ban, lo que, al pa­re­cer, tam­po­co ha­cía en los de­más puer­tos de atra­que».

La con­clu­sión a la que se lle­ga es que no exis­te prue­ba di­rec­ta, pe­ro tam­po­co in­di­cia­ria, pa­ra man­te­ner la pre­sun­ta par­ti­ci­pa­ción de los in­ves­ti­ga­dos.

A es­te res­pec­to, se alu­de al ca­so con­cre­to de dos ma­ri­ne­ros que fue­ron de­te­ni­dos al fon­dear el bu­que en Bueu co­mo sos­pe­cho­sos de trans­por­tar ca­si vein­te ki­los de co­caí­na, so­bre los que tam­po­co con­si­de­ra que exis­tan prue­bas de su vin­cu­la­ción con los otros 127 ki­los. Ade­más, hay que te­ner en cuen­ta que «no se­rían los úni­cos a bor­do que lle­va­rían a ca­bo, pre­sun­ta­men­te, es­te ti­po de ac­tua­cio­nes».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.