Ga­nó la Ma­rea Ver­de, no­más

La Voz de Galicia (A Coruña) - - OPINIÓN - MA­RÍA XO­SÉ POR­TEI­RO

« Al frío se lo com­ba­te con la su­ma de fue­gui­tos. A la in­tem­pe­rie, con car­pas. Al can­san­cio, con en­tu­sias­mo. Al si­len­cio, con vi­si­bi­li­za­ción. Al abor­to clan­des­tino, con abor­to le­gal, se­gu­ro y gra­tui­to», can­ta­ron du­ran­te la vi­gi­lia del 13 al 14, mi­les de acam­pa­das en una con­vo­ca­to­ria im­pre­sio­nan­te que reunió a mu­je­res de to­das las ge­ne­ra­cio­nes lle­ga­das des­de to­das las par­tes de Argentina, uni­das en torno a ban­de­ras ver­des en una Ma­rea mo­vi­li­za­do­ra que ya ha con­vo­ca­do una nue­va huel­ga ge­ne­ral el pró­xi­mo 8 de mar­zo. Ex­cep­to Cu­ba, Gu­ya­na, Uruguay, Es­ta­dos Uni­dos y Ca­na­dá, el res­to de paí­ses ame­ri­ca­nos tie­nen le­gis­la­ción con­tra­ria al abor­to. El Con­gre­so ar­gen­tino aca­ba de apro­bar una re­for­ma le­gal que tie­ne que pa­sar, to­da­vía por el Se­na­do, en me­dio de una ten­sión so­cial que re­cuer­da a la de España cuan­do el asun­to de la in­te­rrup­ción vo­lun­ta­ria del em­ba­ra­zo ha si­do mo­ti­vo de de­ba­te por las su­ce­si­vas re­for­mas le­gis­la­ti­vas. En el tras­fon­do de am­bas so­cie­da­des la­te una cul­tu­ra ca­tó­li­ca que trans­for­ma en de­ba­te mo­ral lo que de­bie­ra ser, stric­to sen­su, una po­si­ción ideo­ló­gi­ca y ju­rí­di­ca si se to­ma­se en se­rio la acon­fe­sio­na­li­dad del Es­ta­do. Así lo ven or­ga­nis­mos in­ter­na­cio­na­les, co­mo la Or­ga­ni­za­ción Mundial de la Sa­lud, que de­nun­cia que en to­do el mun­do 22 mi­llo­nes de abor­tos in­se­gu­ros al año cau­san 47.000 muer­tas y 5.000 que­dan con dis­ca­pa­ci­dad. La OMS lo con­si­de­ra una cues­tión vin­cu­la­da a la sa­lud pú­bli­ca y a los de­re­chos hu­ma­nos y afir­ma que «en los paí­ses don­de el abor­to in­du­ci­do le­gal es­tá res­trin­gi­do o no dis­po­ni­ble, un abor­to sin ries­gos es pri­vi­le­gio de los ri­cos por­que las mu­je­res de es­ca­sos re­cur­sos no tie­nen otra op­ción que acu­dir a pro­vee­do­res in­se­gu­ros que pro­vo­can la muer­te». Es­ta­mos an­te un gra­ve aten­ta­do con­tra los de­re­chos hu­ma­nos y un pro­ble­ma de cla­ra in­ci­den­cia so­cial y po­lí­ti­ca: es vio­len­cia de gé­ne­ro es­truc­tu­ral con­so­li­da­da y con­sen­ti­da des­de las ins­ti­tu­cio­nes. So­lo en Argentina, ca­da cin­co mi­nu­tos da a luz una ma­dre ado­les­cen­te y ca­da tres ho­ras lo ha­ce una me­nor de quin­ce años; sie­te de ca­da diez em­ba­ra­za­das ado­les­cen­tes son jó­ve­nes po­bres que vi­ven en ho­ga­res po­bres y cer­ca del 70 % tie­ne que de­jar los es­tu­dios. No de­bie­ran ha­cer fal­ta mu­chos ar­gu­men­tos más.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.