La fal­ta de es­pa­cio en los juz­ga­dos obli­ga a usar el ga­ra­je y las cel­das co­mo al­ma­cén

La Voz de Galicia (Arousa) - Arousa local - - AROUSA - RO­SA ESTÉVEZ

Es­ta vez ha si­do el sin­di­ca­to Al­ter­na­ti­vas na Xus­ti­za-CUT quien ha pues­to el gri­to en el cie­lo. Pe­ro la su­ya es una de­nun­cia re­cu­rren­te: los pro­ble­mas de es­pa­cio en los juz­ga­dos de Vilagarcía son ca­da vez ma­yo­res. Los fun­cio­na­rios los pa­de­cen —mu­chos han si­do aco­mo­da­dos en lu­ga­res que no ha­bían si­do di­se­ña­dos pa­ra tal uso— y los pa­de­cen, tam­bién, los ar­chi­vos ju­di­cia­les. La si­tua­ción de es­tos, de­nun­ció ayer Al­ter­na­ti­vas na Xus­ti­za, no ha he­cho más que em­peo­rar en la ca­pi­tal arou­sa­na. Y a es­tas al­tu­ras, «a fal­ta de es­pa­zo obri­ga a uti­li­zar as ce­las de pre­sos (nas que hai ra­tas) e o ga­ra­xe pa­ra al­ber­gar o ar­qui­vo de­fi­ni­ti­vo».

Las de­nun­cias del sin­di­ca­to van más allá. A tra­vés de un am­plio com­pen­dio fo­to­grá­fi­co, mues­tran có­mo la do­cu­men­ta­ción del juz­ga­do «e as pe­zas de con­vic­ción, ató­pan­se nas es­ca­lei­ras» y en cual­quier lu­gar en el que que­pa un al­fi­ler. En esa si­tua­ción pre­ca­ria se ha­llan in­clu­so do­cu­men­tos del re­gis­tro ci­vil, mu­chos de ellos de va­lor «do­cu­men­tal e his­tó­ri­co, po­lo cal de­be­rían es­tar nun ar­qui­vo his­tó­ri­co po­la súa re­le­van­cia».

Des­de el sin­di­ca­to Al­ter­na­ti­vas na Xus­ti­za-CUT afi­fir­man que «es­ta do­cu­men­ta­ción de­be­ría es­tar cus­to­dia­da por per­soal xu­di­cial e non es­tar nun ga­ra­xe ou nun­ha sa­la de compu­tado­res», al tiem­po que sos­tie­nen que «a fal­ta de sa­lu­bri­da­de xa pro­du­ciu en­fer­mi­da­des aos tra­ba­lla­do­res».

Los sin­di­ca­tos de­nun­cian que los tra­ba­jos de ex­pur­go no avan­zan, mien­tras pa­pe­les y prue­bas se acu­mu­lan

Un pro­ble­ma «pal­ma­rio»

La si­tua­ción de los juz­ga­dos de Vilagarcía, ex­pli­ca des­de la CIG Jo­sé Ba­rrei­ro, no es al­go ex­cep­cio­nal: por des­gra­cia, el mis­mo pa­no­ra­ma se re­pi­te en bue­na par­te de las sa­las ju­di­cia­les de la pro­vin­cia. Co­mo Al­ter­na­ti­vas na Xus­ti­za, lle­ga a la con­clu­sión de que es­te pro­ble­ma ma­na de dos fuen­tes dis­tin­tas. Por un la­do, el ex­pur­go no avan­za có­mo de­be­ría. «E se non qui­tas os pa­peis ve­llos, e se­gues me­ten­do novos pa­peis, a con­clu­sión é evi­den­te», di­ce Ba­rrei­ro. Por otro la­do es­tá el asun­to de la di­gi­ta­li­za­ción de la vi­da ju­di­cial, que es un pro­yec­to que no aca­ba de tras­la­dar­se a la reali­dad, por lo que se si­guen ge­ne­ran­do can­ti­da­des in­gen­tes de pa­pel que obli­ga­rán a se­guir co­lo­ni­zan­do es­pa­cios.

So­bre esos dos pi­la­res se le­van­tan tam­bién las con­clu­sio­nes del sin­di­ca­to Al­ter­na­ti­vas na Xus­ti­za-CUT, que es­ta vez ha pues­to el fo­co en las ca­ren­cias del edi­fi­cio ju­di­cial de Vilagarcía. Un en­torno en el que los tra­ba­ja­do­res in­ten­tan «apro­vei­tar o mí­ni­mo es­pa­zo» y se en­cuen­tran con que ni si­quie­ra se atien­den sus pe­ti­cio­nes de ca­jas de dis­tin­tos ta­ma­ños en las que po­der al­ma­ce­nar, con unas mí­ni­mas ga­ran­tías, la do­cu­men­ta­ción que pa­sa por sus ma­nos. O que se ven abo­ca­dos a tra­ba­jar con un pro­gra­ma de ar­chi­vo que, se­gún es­te sin­di­ca­to, na­die les ha ex­pli­ca­do.

El ma­te­rial se acu­mu­la en pa­si­llos, en el ga­ra­je e in­clu­so en las cel­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.