El plan­te de par­te de los com­pra­do­res no lo­gró pa­rar la subas­ta en Cam­ba­dos

Mu­chos bar­cos evi­ta­ron el puerto de Tra­go­ve tras la pri­me­ra jor­na­da de pa­ro

La Voz de Galicia (Arousa) - Arousa local - - AROUSA - RO­SA ES­TÉ­VEZ

La Guar­dia Ci­vil vol­vió a cus­to­diar la ce­le­bra­ción de las subas­tas de pes­ca­do que ayer se ce­le­bra­ron en la lon­ja de Cam­ba­dos. Los agen­tes ha­bían si­do des­pla­za­dos has­ta allí pa­ra ga­ran­ti­zar que la subas­ta pu­die­se ce­le­brar­se con normalidad. Co­mo ya ha­bía pa­sa­do el lu­nes, no hu­bo al­ter­ca­dos, aun­que una ten­sión den­sa en­vol­vía el am­bien­te en Tra­go­ve.

Por la ma­ña­na, a las sie­te y me­dia, un pu­ña­do de los com­pra­do­res que par­ti­ci­pan en el plan­te acu­die­ron a la lon­ja, se apos­ta­ron en una de las en­tra­das, y des­de allí ob­ser­va­ron la pu­ja, acom­pa­ñan­do con aplau­sos áci­dos ca­da com­pra. Du­ran­te la ma­ña­na se ven­die­ron tan­to las cap­tu­ras de la no­che co­mo par­te de las que ha­bían que­da­do del día an­te­rior, cuan­do la mo­vi­li­za­ción hi­zo que la subas­ta aca­ba­se pron­to y con mu­cho pro­duc­to en las ca­jas.

Por la tar­de, la subas­ta del ma­ris­co se desa­rro­lló con to­tal normalidad. Pe­ro al fi­lo de las seis de la tar­de, ho­ra a la que arran­ca la pu­ja del pes­ca­do, el am­bien­te cam­bió ra­di­cal­men­te. El pa­trón ma­yor cam­ba­dés, Ru­per­to Cos­ta, acom­pa­ña­do por va­rios in­te­gran­tes de su equi­po, se per­so­nó en Tra­go­ve pa­ra se­guir en di­rec­to la ven­ta del es­ca­so pes­ca­do que ha­bía lle­ga­do has­ta el puerto.

Y es que, sa­bien­do lo que po­día pa­sar en Cam­ba­dos, mu­chos de los bar­cos con pa­ra­da ha­bi­tual en Tra­go­ve pu­sie­ron rum­bo a otros puer­tos. O Gro­ve y Ri­bei­ra se­rían dos de las ra­das que ha­brían re­ci­bi­do la car­ga de es­tas em­bar­ca­cio­nes, que pre­ten­dían sor­tear el con­flic­to que es­ta­lló tras co­no­cer­se que una sentencia del Tri­bu­nal Su­pe­rior de Xus­ti­za de Ga­li­cia de­cla­ra­ba pro­ce­den­te el des­pi­do de tres tra­ba­ja­do­res de la sa­la de subas­tas.

En to­tal, ha­bían lle­ga­do a la lon- ja de Cam­ba­dos unos 180 ki­los de pro­duc­to, so­bre to­do cho­co y pul­po. Un re­du­ci­do gru­po de com­pra­do­res, en­tre ellos Por­to de Cam­ba­dos, se lo dispu­taron. Ca­da uno de los que pa­ra­ba la pu­ja re­ci­bía, de nue­vo, el aplau­so car­ga­do de des­dén de quie­nes, des­de la puer­ta, se so­li­da­ri­za­ban con los tra­ba­ja­do­res des­pe­di­dos. Quie­nes los re­ci­bían reac­cio­na­ban de ma­ne­ras dis­pa­res. Hu­bo quien op­tó por ig­no­rar lo que ocu­rría. Hu­bo, tam­bién, quien res­pon­dió con un sa­lu­do al gru­po de la en­tra­da. Y has­ta hu­bo una pei­xei­ra que se vol­vió ha­cia ellos pa­ra re­pro­char­les que a los com­pra­do­res del ma­ris­co, que ha­bían es­ta­do a las cua­tro de la tar­de, na­die les di­je­se na­da.

Unos 190 ki­los

Al fi­nal, se subas­ta­ron los 180 ki­los que ha­bía en la lon­ja y la jor­na­da fi­na­li­zó sin más so­bre­sal­tos. No quie­re de­cir eso que el con­flic­to se es­té apla­can­do: di­cen los com­pra­do­res en huel­ga que se­gui­rán ade­lan­te con su mo­vi­li­za­ción y que hoy vol­ve­rán a no com­prar pes­ca­do en Cam­ba­dos. «Va­mos a otras lon­jas, y te­ne­mos a gen­te com­prán­do­nos en ellas», ex­pli­ca­ba uno de los con­cen­tra­dos. «Di­cen que nos van a man­dar a la Guar­dia Ci­vil a mi­rar el pro­duc­to que te­ne­mos, pa­ra ver si tie­ne guías. Pues que ven­gan, que no le te­ne­mos mie­do», in­sis­tían.

El pa­trón ma­yor, Ru­per­to Cos­ta, asis­tió con ges­to im­pa­si­ble a la subas­ta. No ocul­ta ni su ma­les­tar por la si­tua­ción que se ha crea­do en la lon­ja, ni su de­ter­mi­na­ción a se­guir ce­le­bran­do las subas­tas sea co­mo sea. «O ser­vi­zo non o imos dei­xar de dar», se­ña­la. La subas­ta frus­tra­da del lu­nes, y la mer­ma de pro­duc­to re­gis­tra­da ayer en la lon­ja re­per­cu­ti­rá a las cuen­tas del pó­si­to, y eso es al­go que no se va a de­jar pa­sar. La co­fra­día es­tá rea­li­zan­do una va­lo­ra­ción de las pér­di­das re­gis­tra­das que se­rá in­clui­da en la de­nun­cia que ya ha si­do pre­sen­ta­da an­te la Guar­dia Ci­vil. «Pe­di­re­mos res­pon­sa­bi­li­da­des a quen co­rres­pon­da». Tie­nen me­ca­nis­mos, di­ce, pa­ra iden­ti­fi­car a los res­pon­sa­bles de lo que ca­li­fi­ca de boicot.

En la subas­ta de la tar­de se ven­dió to­do el pro­duc­to: unos 180 ki­los de cho­co y pul­po

MAR­TI­NA MISER

Un gru­po de com­pra­do­res ins­pec­cio­na el pro­duc­to mien­tras, en la puer­ta, se­guía el plan­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.