Un día del Pi­lar de ac­tos so­lem­nes y po­ca fies­ta

La Voz de Galicia (Arousa) - Arousa local - - AROUSA -

El de ayer fue un día de ce­le­bra­ción con­te­ni­da. La cri­sis que se es­tá vien­do en Ca­ta­lu­ña lle­vó a la Guar­dia Ci­vil a re­du­cir la fies­ta de su pa­tro­na a los ac­tos cas­tren­ses y a una mi­sa so­lem­ne en la que los agen­tes, ves­ti­dos de ga­la, es­tu­vie­ron acom­pa­ña­dos por fa­mi­lia­res y ami­gos. Se to­mó la de­ci­sión de ha­cer las co­sas así, di­jo Ran­ca­ño, «un po­qui­to en so­li­da­ri­dad y co­mo mues­tra de pe­sar por lo que es­tá ocu­rrien­do, con tan­tos es­pa­ño­les pa­sán­do­lo mal». So­li­da­ri­dad, tam­bién, con los com­pa­ñe­ros que fue­ron des­pla­za­dos a Ca­ta­lu­ña y que, en al­gu­nos ca­sos, ya han re­gre­sa­do a sus ca­sas.

Los des­pla­za­dos

De la pro­vin­cia de Pon­te­ve­dra sa­lió un gru­po in­te­gra­do por on­ce agen­tes de cuar­te­les de Cam­ba­dos, San­xen­xo, O Gro­ve, La­lín o A Estrada. Se ha­bían ido el 27 de sep­tiem­bre y re­gre­sa­ron el pa­sa­do mar­tes. Se­gún re­la­tan al­gu­nos in­te­gran­tes de es­ta ex­pe­di­ción, su des­tino fue la pro­vin­cia de Lé­ri­da, don­de rea­li­za­ron ta- reas de pro­tec­ción de acuar­te­la­mien­tos. «Los pri­me­ros días nos ins­ta­la­ron en un ho­tel, pe­ro lue­go nos man­da­ron pa­ra una aca­de­mia». Re­cuer­dan que, cuan­do lle­ga­ron, «nos re­ci­bie­ron con ca­ce­ro­la­das», y afir­man que los pri­me­ros días, al pa­so de sus coches oían sil­bi­dos e in­sul­tos. Pe­se a ello, des­ta­can que su es­tan­cia se vio li­bre de ten­sio­nes. «La ver­dad es que fue to­do bas­tan­te tran­qui­lo», na­rra uno de los agen­tes des­pla­za­dos.

Has­ta el pun­to, di­ce, que las ca­ce­ro­la­das y los ges­tos de des­agra­do que se en­con­tra­ban a su pa­so se fue­ron tor­nan­do en to­do lo con­tra­rio a me­di­da que pa­sa­ban los días.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.