Ra­ve­lla di­se­ña una red de ci­clo­vías pa­ra dar un nue­vo im­pul­so al uso de la bi­ci

Un es­tu­dio de Vi­go ana­li­za ya cuá­les de­ben ser las ac­tua­cio­nes prio­ri­ta­rias

La Voz de Galicia (Arousa) - Arousa local - - AROUSA - RO­SA ESTÉVEZ

El go­bierno que en­ca­be­za Alberto Va­re­la si­gue avan­zan­do en el di­se­ño de la Vilagarcía que vie­ne. Una ciu­dad en la que los coches per­de­rán pro­ta­go­nis­mo en fa­vor de los pea­to­nes y, tam­bién, de quie­nes apues­tan por las bi­ci­cle­tas pa­ra sus des­pla­za­mien­tos más co­ti­dia­nos. De for­ma in­me­dia­ta de­be arran­car, en la pla­za de Ga­li­cia, un am­bi­cio­so pro­yec­to de pea­to­na­li­za­ción. Pe­ro ahí no se aca­ban las ideas del eje­cu­ti­vo so­cia­lis­ta, que ha en­car­ga­do al es­tu­dio de ar­qui­tec­tu­ra JAM2, de Vi­go, la re­dac­ción de una red de ci­clo­vías que pre­ten­de ayu­dar a que en la ciu­dad eclo­sio­ne la pa­sión por un vehícu­lo eco­ló­gi­co y sa­lu­da­ble.

El Con­ce­llo no quie­re que es­ta ac­tua­ción, im­pul­sa­da des­de el Área de Mo­bi­li­da­de, se aco­me­ta a sal­to de ma­ta, a tra­vés de pro­yec­tos des­la­va­za­dos e in­co­ne­xos. «O ló­xi­co —di­cen— é dis­por pri­mei­ro do es­tu­do in­te­gral» y un ma­pa de lo que de­be­rá ser la red en su con­jun­to. De esa for­ma, se pre­ten­de ga­ran­ti­zar que es­ta «se­xa real­men­te efi­caz, se in­te­gre e se­xa com­pa­ti­ble co res­to do sis­te­ma via­rio, e res­pon­da ás ne­ce­si­da­des dos usua­rios», se­gún in­di­can des­de Ra­ve­lla.

Tra­zan­do un plan maes­tro

Los ar­qui­tec­tos de JAM2, un es­tu­dio es­pe­cia­li­za­do en es­te ti­po de ac­tua­cio­nes, ya es­tán tra­ba­jan­do con la pla­ni­me­tría mu­ni­ci­pal pa­ra «po­der ir fa­cen­do os es­tu­dos pre­vios que com­ple­ta­rán con tra­ba­llo de cam­po». Su ta­ble­ro de tra­ba­jo se­rá to­da la lo­ca­li­dad, si bien «a re­de de ci­clo­vías, ao igual que acon­te­ce co ruei­ro e es­tra­das, con­cen­tra­ra­se prin­ci­pal­men­te nos nú­cleos ur­ba­nos e nas co­ne­xións en­tre eles, posto que son as zo­nas que re­xis­tran máis des­pra­za­men­tos».

De en­tra­da, a los téc­ni­cos les to­ca­rá «ana­li­zar os tra­xec­tos que re­xis­tran un­ha maior in­ten­si­da­de de trá­fi­co ci­clis­ta ou que son máis de­man­da­dos». A par­tir de ahí, di­se­ña­rán las di­fe­ren­tes ru­tas, crean­do pri­me­ro una red prin­ci­pal que se com­ple­ta­rá, des­pués, con otra se­cun­da­ria. El es­tu­dio, ex­pli­ca Ra­ve­lla, «con­cre­ta a de­li­mi­ta­ción e en­cai­xe dos ca­rrís bi­ci po­las rúas, as obras com­ple­men­ta­rias que po­de­rían ser ne­ce­sa­rias, des­de re­bai­xes de bei­ra­rrúas ata ram­pla, e in­clu­so a si­na­lé­ti­ca a usar». En cuan­to es­té fi­na­li­za­do ese tra­ba­jo de pla­ni­fi­ca­ción, que tie­ne un pre­su­pues­to de 21.600 eu­ros, Mo­bi­li­da­de irá aco­me­tien­do las obras «se- gun­do a prio­ri­da­de de fa­se que nel se es­ta­ble­zan».

Los tra­ba­jos aca­ban de em­pe­zar, pe­ro los téc­ni­cos ya han te­ni­do tiem­po su­fi­cien­te pa­ra com­pro­bar que Vilagarcía «de­bi­do a que se tra­ta dun mu­ni­ci­pio prac­ti­ca­men­te sen pen­den­tes, e cun­ha zo­na ur­ba­na moi com­pac­ta», es un mag­ní­fi­co lu­gar pa­ra uti­li­zar la bi­ci­cle­ta. Pa­ra ha­cer­lo aún más fá­cil, se ha de­ci­di­do crear «un­ha re­de óp­ti­ma de ci­clo­vías que co­nec­ten pun­tos de in­tere­se e de afluen­cia, co­mo ser­vi­zos ad­mi­nis­tra­ti­vos, cen­tros de saú­de, mer­ca­dos…». Ra­ve­lla quie­re ha­cer có­mo­do y se­gu­ro el via­je en bi­ci­cle­ta has­ta es­tos lu­ga­res, a fin de con­se­guir que la gen­te op­te por es­te vehícu­lo, per­mi­tien­do re­du­cir el trá­fi­co ro­da­do y to­dos los pro­ble­mas que es­te sue­le lle­var apa­re­ja­dos: rui­do, con­ta­mi­na­ción y pro­ble­mas de se­gu­ri­dad via­ria. Ade­más, la ciu­dad da­ría un pa­so en el pro­ce­so de me­ta­mor­fo­sis que de­be­rá con­ver­tir­la en una lo­ca­li­dad más li­ge­ra, más agra­da­ble y más se­gu­ra pa­ra quie­nes la ha­bi­tan.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.