El Ma­ris­co co­lap­sa has­ta la au­to­vía

Ac­ce­der al mu­ni­ci­pio me­co re­que­ría gran­des do­sis de pa­cien­cia, pues el trá­fi­co era len­to ya en la Vía do Sal­nés, y en­con­trar apar­ca­mien­to, di­fí­cil a de­ter­mi­na­das ho­ras

La Voz de Galicia (Arousa) - Arousa local - - AROUSA - M. ALFONSO

Di­ce el re­frán que a quien ma­dru­ga Dios le ayu­da. Y ayer, en O Gro­ve, es­te di­cho se hi­zo reali­dad. Por­que los que en­tra­ron en la lo­ca­li­dad al­re­de­dor del me­dio­día con­si­guie­ron ha­cer­lo de for­ma rá­pi­da y so­lo con pe­que­ños pro­ble­mas pa­ra en­con­trar apar­ca­mien­to. Me­nos suer­te tu­vie­ron los que es­pe­ra­ron a las dos de la tar­de. En­ton­ces, el es­ta­cio­na­mien­to de la huerta de Don Ja­co­bo es­ta­ba co­lap­sa­do y la ca­ra­va­na de coches lle­ga­ba ca­si has­ta la sa­li­da de San­xen­xo en la vía de al­ta ca­pa­ci­dad. Mien­tras, en la car­pa, los pues­tos de co­mi­da no da­ban abas­to.

En cuan­to las car­pas de de­gus­ta­ción abrie­ron sus puer­tas, la ava­lan­cha de gen­te fue cons­tan­te. Tan­ta, que fue pre­ci­so ha­bi­li­tar más ca­jas de las pre­vis­tas ini­cial­men­te, pues las colas eran im­por­tan­tes. Pe­ro el am­bien­te era de fies­ta y na­die se que­ja­ba por las es­pe­ras. Ni en las ca­jas, ni en los pues­tos. Cha­ran­gas y ma­ris­qui­ños ani­ma­ban una ve­la­da de fies­ta, con gen­te lle­ga­da de to­das las re­gio­nes de Es­pa­ña. «He­mos ve­ni­do de Úbe­da y es­to nos gus­ta mu­cho», ex­pli­ca­ban Ama­lia, Alfonso, Manolo, Pa­qui, Car­men y Gui­ller­mo, mien­tras bai­la­ban. «La fies­ta es así, si no hay gen­te no hay fies­ta», ra­zo­na­ban An­drés, Ju­li, An­drés y Jua­ni, que ate­rri­za­ron en O Gro­ve des­de Va­len­cia.

En el apar­ca­mien­to de au­to­bu­ses, es­tos se con­ta­ban por de­ce­nas y el ir y ve­nir de los mis­mos era cons­tan­te. Tran­si­tar por las ca­lles a par­tir de las dos de la tar­de era ta­rea complicada, tam­bién por la au­to­vía, don­de el trá­fi­co era len­to. La me­jor op­ción era de­jar el co­che en el apar­ca­mien­to del co­le­gio Ro­sa­lía. En la huerta de Don Ja­co­bo se que­da­ron sin si­tio. Y en las ca­lles de la lo­ca­li­dad ha­bía que te­ner mu­cha suer­te pa­ra en­con­trar un hue­co. Ex­po­si­cio­nes Em­pren­de­do­res

La fies­ta se com­ple­ta es­tos días con una mues­tras de em­pren­de­do­res lo­ca­les. Ca­mi­se­tas, bol­sas y ori­gi­na­les ilus­tra­cio­nes es­tán con­si­guien­do con­quis­tar al pú­bli­co. En ella hay hue­co pa­ra la so­li­da­ri­dad, pues un pues­to co­la­bo­ra con los re­fu­gia­dos si­rios.

M. A.

Des­de Vi­go lle­ga­ron ayer es­tas dos pa­re­jas pa­ra co­mer en la Fes­ta do Ma­ris­co de O Gro­ve.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.