La au­to­ra que reivindica un ci­ne más ac­ce­si­ble

Ju­lia Cas­tro y su equi­po es­tre­nan en Pon­te­ve­dra «Ge­ne­ra­ción Wi­fi», una web­se­rie con crí­ti­ca y hu­mor

La Voz de Galicia (Arousa) - Arousa local - - AROUSA - CRIS­TI­NA BA­RRAL

Los orí­ge­nes de la web­se­rie Ge­ne­ra­ción Wi­fi, que se es­tre­na en Pon­te­ve­dra el pró­xi­mo 18 de oc­tu­bre, es­tán en un cor­to an­te­rior de su di­rec­to­ra y guio­nis­ta, Ju­lia Cas­tro (Pon­te­ve­dra, 1987), y en el «exa­men de con­cien­cia» que ella mis­ma hi­zo so­bre su re­la­ción con las nue­vas tec­no­lo­gías. «Es­cri­bí un cor­to, Co­nec­tion, so­bre la adic­ción al What­sApp. Es un te­ma que siem­pre me in­tere­só y yo mis­ma pri­me­ro hi­ce un exa­men de con­cien­cia. No quie­ro es­tar en­gan­cha­da y que eso con­di­cio­ne mi vi­da», ex­pli­ca Ju­lia.

Es­ta periodista es­pe­cia­li­za­da en pro­duc­tos mul­ti­me­dia com­pa­gi­na su afi­ción a los guio­nes y la di­rec­ción con su tra­ba­jo co­mo res­pon­sa­ble de pren­sa de As­pa­ce, la fe­de­ra­ción de aso­cia­cio­nes de per­so­nas con pa­rá­li­sis ce­re­bral. «Lle­vo des­de es­te año. Fue por una en­tre­vis­ta de tra­ba­jo, bus­ca­ban a un periodista que pu­die­ra gra­bar ví­deos y edi­tar y me co­gie­ron. La ver­dad es que es­toy apren­dien­do mu­cho», co­men­ta. Ju­lia cree que hay un gran des­co­no­ci­mien­to so­bre los pro­yec­tos que ha­cen es­tas aso­cia­cio­nes. «Ha­cen mu­chí­si­mas co­sas y su lucha y su es­pí­ri­tu de su­pera­ción, tan­to de ellos co­mo de sus fa­mi­lia­res, es in­creí­ble». Ella mis­ma gra­bó un do­cu­men­tal con Ja­vier Fer­nán­dez, un chi­co con pa­rá­li­sis ce­re­bral de Vi­go que te­nía un sue­ño: ha­cer pa­ra­pen­te. Es Vue­la al­to, que que­dó fi­na­lis­ta en un fes­ti­val de Ma­drid.

Ju­lia es­tá in­mer­sa aho­ra en los pre­pa­ra­ti­vos del es­treno de Ge­ne­ra­ción Wi­fi. Se tra­ta de una web­se­rie cu­yo guion em­pe­zó a es­cri­bir en ma­yo del 2016 y que fi­nal­men­te se gra­bó en enero del 2017. «Íba­mos a gra­bar en oc­tu­bre, pe­ro lo tu­vi­mos que re­tra­sar y en enero nos coin­ci­dió con una ci- clo­gé­ne­sis. Ima­gí­na­te... Al fi­nal no pu­di­mos ro­dar en A Ba­ro­sa y nos de­ja­ron el Mer­ca­do». ¿Y qué cuen­ta? «Di­ga­mos que se ar­ti­cu­la en torno a tres man­da­mien­tos ac­tua­les que no son re­li­gio­sos. Aho­ra ya no se va a mi­sa, aho­ra se co­ge el mó­vil y la gen­te se cree lo que te cuen­ta el mó­vil», re­la­ta. Ini­cial­men­te, la web­se­rie iba a cons­tar de diez ca­pí­tu­los, pe­ro hu­bo que re­du­cir­los a tres por un mo­ti­vo de cos­tes. «Pre­fe­ri­mos tres bien he­chos, a cin­co mal», acla­ra Ju­lia.

La crí­ti­ca, el hu­mor y el su­rrea­lis­mo se es­con­den en los tí­tu­los de los ca­pí­tu­los: Ama­rás a tu car­ga­dor so­bre to­das las co­sas; No to­ma­rás el sel­fie en vano;y San­ti­fi­ca­rás el me­dio di­gi­tal. La di­rec­to­ra y guio­nis­ta de Ge­ne­ra­ción Wi­fi se ro­deó de un equi­po de gen­te jo­ven y sub­ra­ya que na­die co­bró por el tra­ba­jo. ¿A cuán­to se fue el pre­su­pues­to de la web­se­rie?, se le pre­gun­ta. Y la res­pues­ta pue­de cho­car. «No lo sé, lo he in­ten­ta­do, pe­ro no pue­do de­cir­te una ci­fra. De ver­dad que me gus­ta­ría sa­ber­lo, pe­ro mu­cha gen­te nos ce­dió ma­te­rial, otros nos de­ja­ron gra­bar en un ho­tel y na­die del equi­po co­bró, ni los ac­to­res ni los téc­ni­cos».

Per­so­nas con al­gu­na dis­ca­pa­ci­dad jue­gan un pa­pel des­ta­ca­do en ca­da ca­pí­tu­lo. En Ama­rás a tu car­ga­dor so­bre to­das las co­sas, Va­le­ria, la pro­ta­go­nis­ta, pier­de su te­lé­fono. Un ve­cino su­yo sor­do pon­drá un pun­to de in­fle­xión en la tra­ma. Áfri­ca, una ami­ga cie­ga de Va­le­ria, arro­ja­rá al­go de luz a su exa­ge­ra­da de­pen­den­cia de las au­to­fo­tos. Es en No to­ma­rás el sel­fie en vano. En el ter­cer y úl­ti­mo ca­pí­tu­lo, San­ti­fi­ca­rás el me­dio di­gi­tal, el ver­da­de­ro maes­tro de la pro­ta­go­nis­ta se­rá Pa­blo, un com­pa­ñe­ro de tra­ba­jo con sín­dro­me de Down.

«Di­ga­mos que ellos van a ser los que le van a abrir los ojos. En el pri­mer ca­pí­tu­lo veo hu­mor y su­rrea­lis­mo, el se­gun­do di­ría que ca­si ro­za el dra­ma, y en el ter­ce­ro pre­do­mi­na el hu­mor», afir­ma Ju­lia. La au­to­ra so­lo tie­ne pa­la­bras de agra­de­ci­mien­to pa­ra el equi­po y to­das las per­so­nas, aso­cia­cio­nes y en­ti­da­des que co­la­bo­ra­ron. «Es­te es un tra­ba­jo en equi­po, yo soy una más». De mo­men­to el re­sul­ta­do de Ge­ne­ra­ción Wi­fi lo han vis­to po­cas per­so­nas. «So­lo una par­te del equi­po».

¿Y có­mo es la re­la­ción de Ju­lia con las nue­vas tec­no­lo­gías y las re­des so­cia­les? ¿Es ella una adic­ta? «Hay que di­fe­ren­ciar lo que es tra­ba­jo de la vi­da per­so­nal. No cuel­go fo­tos mías, no me ha­go sel­fis, y en las que apa­rez­co o son de gru­po o es­tán re­la­cio­na­das con el tra­ba­jo. Cuan­do sal­go del tra­ba­jo, in­ten­to des­co­nec­tar». Mu­chas ve­ces lo con­si­gue.

RA­MÓN LEIRO

Ju­lia Cas­tro se ha­ce un sel­fi en el Mer­ca­do de Pon­te­ve­dra, don­de se ro­dó par­te del se­gun­do ca­pí­tu­lo de la web­se­rie.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.