«Hay mujeres a las que les tie­nes que ex­pli­car que lo que es­tán su­frien­do es mal­tra­to»

En lo que va de año, el CIM de Poio ha de­tec­ta­do me­dio cen­te­nar de nue­vas víc­ti­mas de mal­tra­to

La Voz de Galicia (Arousa) - Arousa local - - AROUSA - LÓPEZ PE­NI­DE

A lo lar­go de es­te año, el Cen­tro de In­for­ma­ción á Mu­ller (CIM) de Poio ha tra­mi­ta­do un to­tal de 205 con­sul­tas, de las que 51 se co­rres­pon­dían con nue­vas víc­ti­mas de vio­len­cia ma­chis­ta en es­te con­ce­llo pon­te­ve­drés. El res­to de con­sul­tas se cir­cuns­cri­ben a cues­tio­nes co­mo ase­so­ra­mien­to ju­rí­di­co, aten­ción psi­co­ló­gi­ca, orien­ta­ción de em­pleo...

Raquel Mo­ra­les, abo­ga­da y di­rec­to­ra del CIM, pre­ci­só que des­de es­te or­ga­nis­mo «se tra­ba­ja con ellas —las víc­ti­mas— para que de­nun­cien, pe­ro la de­ci­sión la to­man ellas. Se las tra­ta de em­po­de­rar para que de­nun­cien o para que, al me­nos, rom­pan la con­vi­ven­cia con el agre­sor. Unas ve­ces se con­si­gue y otras, no».

Ade­más, se las in­for­ma de los re­cur­sos dis­po­ni­bles en las dis­tin­tas Ad­mi­nis­tra­cio­nes, de la asis­ten­cia so­cial y psi­co­ló­gi­ca, y de las pres­ta­cio­nes eco­nó­mi­cas, pe­ro tam­bién de los dis­po­si­ti­vos de se­gu­ri­dad a los que pue­den op­tar. Mo­ra­les re­co­no­ció que se tra­ta de una «ci­fra al­tí­si­ma», así co­mo que «subió un po­qui­to» con res­pec­to a años an­te­rio­res.

En to­do ca­so, qui­so ha­ce una lec­tu­ra po­si­ti­va, to­da vez que, pe­se a tra­tar­se de un nú­me­ro al­to de víc­ti­mas, «lo bueno es que es­tán vi­nien­do, em­pie­zan a co­no­cer más los re­cur­sos». «Tie­nen que sa­ber que se pue­de sa­lir de es­to», in­sis­tió.

En cuan­to a las de­nun­cias, es­ti­mó que apro­xi­ma­da­men­te la mi­tad de las mujeres que acu­den al CIM ter­mi­nan dan­do el pa­so. «A al­gu­nas les cues­ta más que a otras, que ne­ce­si­tan más tiem­po. Al­gu­nas sa­ben cla­ra­men­te que son mujeres mal­tra­ta­das y a otras les tie­nes que ex­pli­car que lo que es­tán su­frien­do es un mal­tra­to. Ni si­quie­ra lo sa­ben».

De igual mo­do, en el seno de es­te or­ga­nis­mo preo­cu­pa que a eda­des tem­pra­nas se «nor­ma­li­zan mu­chas si­tua­cio­nes que son de vio­len­cia». «Em­pe­za­mos a no­tar­lo. Has­ta aho­ra no te­nía­mos mu­cha gen­te jo­ven y aho­ra al­gu­na. No es mu­cha, tam­po­co. Hay al­gún ca­so de chi­cas muy jó­ve­nes. Me­no­res, no», apun­tó.

Es por ello que la cam­pa­ña cir­cuns­cri­ta al 25 de no­viem­bre es­ta­rá muy cen­tra­da en la ju­ven­tud del mu­ni­ci­pio. Así, entre otras ini­cia­ti­vas pre­sen­ta­das ayer ba­jo el le­ma de Poio en ne­gro por Ro­sa Fer­nán­dez, con­ce­ja­la de Ser­vi­zos Sociais, hoy se desa­rro­lla­rá un primer ta­ller en el IES para alum­nos de pri­me­ro de ESO.

L. PE­NI­DE

Ro­sa Fer­nán­dez y Raquel Mo­ra­les, ayer en la Ca­sa Ro­sa­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.