Ra­ve­lla pi­de ex­pli­ca­cio­nes al nau­fra­gar la se­de del la­bo­ra­to­rio eu­ro­peo de mo­lus­cos

Creen que Fei­joo creó «fal­sas ex­pec­ta­ti­vas» en la ciu­dad, que as­pi­ra­ba a aco­ger la se­de

La Voz de Galicia (Arousa) - Arousa local - - AROUSA - RO­SA ESTÉVEZ

En el mes de ma­yo, la Co­mi­sión Eu­ro­pea in­for­mó a los es­ta­dos miem­bros, en­tre ellos Es­pa­ña, que en sus pla­nes no en­tra re­ubi­car, tras el Bre­xit, el la­bo­ra­to­rio eu­ro­peo de re­fe­ren­cia pa­ra el se­gui­mien­to de los con­ta­mi­nan­tes vi­ra­les y bac­te­rio­ló­gi­cos de mo­lus­cos bi­val­vos al que as­pi­ra­ba Vilagarcía. El al­cal­de, el so­cia­lis­ta Al­ber­to Va­re­la, ini­cia­ba en el mes de ju­lio —cuan­do la UE ya ha­bía to­ma­do su de­ci­sión— una reivin­di­ca­ción que, ha­ce dos se­ma­nas, re­ci­bía el es­pal­da­ra­zo del pre­si­den­te de la Xun­ta. Y es que, du­ran­te una vi­si­ta al In­tec­mar, Nú­ñez Fei­joo ha­cía un lla­ma­mien­to a la unión pa­ra con­se­guir que el la­bo­ra­to­rio vi­nie­se a Ga­li­cia y fil­tran­do en su dis­cur­so que Vi­la­xoán se­ría un «per­fec­to can­di­da­to a al­ber­gar­lo».

Pre­ci­sa­men­te por eso, tras co­no­cer ayer que to­dos es­tos pro­yec­tos se han que­da­do en agua de bo­rra­jas, el Con­ce­llo anun­ció que exi­gi­rá «una ex­pli­ca­ción por par­te de la Xun­ta de Ga­li­cia». «Si Fei­jóo co­no­cía des­de ma­yo la de­ci­sión de la UE de pres­cin­dir del la­bo­ra­to­rio de bi­val­vos por cues­tio­nes pre­su­pues­ta­rias, es­ta­ría­mos an­te un he­cho de ex­tre­ma gra­ve­dad, por­que su­pon­dría que en­ga­ñó al propio per­so­nal del cen­tro y a los ciu­da­da­nos de Vi­la­xoán y Vilagarcía al crear fal­sas ex­pec­ta­ti­vas so­bre al­go que sa­bía de an­te­mano que era im­po­si­ble. Si co­no­cía los pla­nes de la UE, ¿a qué vino ese dis­cur­so en el In­tec­mar? ¿A bus­car un aplau­so fá­cil?». Des­de la Xun­ta ase­gu­ran ha­ber te­ni­do co­no­ci­mien­to re­cien­te­men­te de la pos­tu­ra de la UE. Si eso es así, con­ti­núa Ra­ve­lla, «se po­ne de ma­ni­fies­to un pro­ble­ma de co­mu­ni­ca­ción en­tre el Go­bierno Es­ta­tal y el de Ga­li­cia». A ojos del al­cal­de so­cia­lis­ta de Vilagarcía, «es­to tam­bién se­ría muy gra­ve por­que ha­ce sal­tar las alar­mas, por un la­do, so­bre el de­sin­te­rés de­mos­tra­do por Ma­riano Ra­joy por los asun­tos que le in­cum­ben a Ga­li­cia, y por el otro, so­bre la es­ca­sa in­fluen­cia de Fei­jóo an­te el eje­cu­ti­vo es­ta­tal de su propio par­ti­do». Es de­cir, que el va­ra­pa­lo su­fri­do por las as­pi­ra­cio­nes ga­lle­gas a al­ber­gar el la­bo­ra­to­rio de re­fe­ren­cia, ven­dría a evi­den­ciar «la nu­la ca­pa­ci­dad del pre­si­den­te de la Xun­ta pa­ra de­fen­der los in­tere­ses de Ga­li­cia an­te el Es­ta­do y de lo que los ciu­da­da­nos de­be­rían to­mar bue­na no­ta».

De­frau­da­dos

A es­pe­ra de re­ci­bir las ex­pli­ca­cio­nes que ten­ga que dar el go­bierno de la Xun­ta, en Ra­ve­lla «nos sen­ti­mos de­frau­da­dos y muy de­cep­cio­na­dos, por­que con­se­guir la se­de del la­bo­ra­to­rio eu­ro­peo su­pon­dría mu­cho pa­ra Vilagarcía y pa­ra Ga­li­cia». Y es que ser se­de del Cen­ter for En­vi­ron­ment, Fis­he­ries & Ac­qua­cul­tu­re que has­ta aho­ra es­tá en Weyth­mouth, se tra­du­ci­ría en una pre­sen­cia per­ma­nen­te de in­ves­ti­ga­do­res in­ter­na­cio­na­les en la ría de Arou­sa y con­tri­bui­ría a re­for­zar la pro­yec­ción que Ga­li­cia, y par­ti­cu­lar­men­te el tra­ba­jo que se rea­li­za en el In­tec­mar, ya tie­ne en el con­tex­to eu­ro­peo. A no ser que la Xun­ta lo­gre re­con­du­cir la si­tua­ción, ha­bla­mos ya de una opor­tu­ni­dad per­di­da.

M. MISER

La vi­si­ta rea­li­za­da por Fei­joo al In­tec­mar ha­ce unos días.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.