Pon­te­ve­dra rin­de un ho­me­na­je a los hé­roes de uni­for­me por el aniver­sa­rio de la Cons­ti­tu­ción

La Voz de Galicia (Arousa) - Arousa local - - AROUSA - LÓ­PEZ PENIDE

No po­día ser de otra for­ma. El 39 aniver­sa­rio de la Cons­ti­tu­ción se con­me­mo­ró ayer en Pon­te­ve­dra sin per­der de vis­ta a Ca­ta­lu­ña y con el tras­fon­do de las dis­tin­tas vo­ces que abo­gan por su mo­di­fi­ca­ción. La sub­de­le­ga­da Ana Ortiz no ob­vió am­bas reali­da­des, si bien de­fen­dió que, «si aho­ra se quie­re ha­cer una re­for­ma cons­ti­tu­cio­nal, de­be ha­ber un con­sen­so si­mi­lar al que hu­bo en 1978».

«Te­ne­mos an­te no­so­tros un ho­ri­zon­te des­co­no­ci­do», apos­ti­lló, al tiem­po que de­jó cla­ro que su de­seo es «el de un país in­te­gra­do en Eu­ro­pa, li­bre, so­be­rano». Ana Ortiz se mos­tró con­ven­ci­da de que la Cons­ti­tu­ción, «de mo­men­to, go­za de bue­na sa­lud».

La ci­ta de ayer no so­lo fue un ho­me­na­je a la Carta Mag­na, sino que tam­bién se rin­dió tri­bu­to a agen­tes de cuer­pos po­li­cia­les y mi­li­ta­res de la Bri­lat, así co­mo a dis­tin­tas per­so­na­li­da­des con la im­po­si­ción de cua­tro en­co­mien­das de la Or­den del Mé­ri­to Ci­vil y me­dia do­ce­na de cru­ces de la mis­ma or­den, así co­mo nue­ve me­da­llas al Mé­ri­to de Pro­tec­ción Ci­vil. Es­tos ga­lar­do­nes pu­sie­ron el acen­to en la lu­cha con­tra los in­cen­dios y el aco­so es­co­lar, pe­ro tam­bién en ac­tua­cio­nes vin­cu­la­das con la se­gu­ri­dad vial.

Cua­tro de es­tas me­da­llas re­ca­ye­ron en otros tan­tos sol­da­dos de la Bri­lat que to­ma­ron par­te en la cam­pa­ña Cen­ti­ne­la Ga­lle­go del 2016. En el ca­so del ca­bo Luis Her­mo Cin­tas y el sol­da­do Ru­bén Ca­sal Mi­llos se qui­so re­sal­tar el com­por­ta­mien­to que mos­tra­ron el 18 de ju­lio de aquel año cuan­do au­xi­lia­ron a un bri­ga­dis­ta que su­frió un des­va­ne­ci­mien­to en Lo­bios. De igual mo­do, otra pa­tru­lla, la com­pues­ta por el tam­bién ca­bo Bruno Da­cos­ta Díaz y el sol­da­do Ale­jan­dro Jue­ga Roel, fue con­de­co­ra­da por el pa­pel que tu­vo en el des­alo­jo de una vi­vien­da un mes des­pués, el 7 de agos­to, en Pa­ra­da de Ven­to­sa.

Dos años an­tes, la ma­dre de una ni­ña de 7 años «de­ses­pe­ra­da por­que no le han he­cho ca­so en el cen­tro es­co­lar» se per­so­nó en el pues­to de la Guar­dia Ci­vil de Moa­ña pa­ra dar cuen­ta del in­fierno que es­ta­ba vi­vien­do. To­do ha­bía em­pe­za­do co­mo «la tí­pi­ca bro­ma que los pa­dres no le da­mos im­por­tan­cia, que es un sim­ple be­so en el co­le­gio». «Lo que no se es­tá dan­do cuen­ta el ni­ño es que lo que te­nía co­mo un jue­go, y el propio pa­dre de­cía que ‘no es tan gra­ve que mi hi­jo le dé un be­so a es­ta ni­ña’, pro­vo­có que la pe­que­ña se sin­tie­ra obli­ga­da a re­ci­bir al­go que no que­ría», ex­pli­có el guar­dia ci­vil Fran­cis­co Ja­vier Can­ce­las Costa.

El agen­te se di­ri­gió a la Fis­ca­lía de Menores y se re­qui­rió que la me­nor fue­se exa­mi­na­da por psi­có­lo­gos, los cua­les vi­nie­ron a ra­ti­fi­car los in­for­mes que se ha­bían rea­li­za­do en al ám­bi­to pri­va­do. Con 9 años, se lo­gró que la pe­que­ña se cam­bia­ra de cen­tro. «El ca­mino es len­to», re­co­no­ció Fran­cis­co Ja­vier Can­ce­las. Le que­da, no obs­tan­te, el con­sue­lo de que, año y me­dio des­pués, su ma­dre se vol­vió a po­ner en con­tac­to con la Guar­dia Ci­vil pa­ra de­cir­les que «su hi­ja co­mien­za a son­reír».

Y si la lu­cha con­tra el aco­so es uno de los re­tos del ins­ti­tu­to ar­ma­do, otro es la re­duc­ción de la si­nies­tra­li­dad via­ria, una la­bor por la que se con­de­co­ró al ca­pi­tán del sub­sec­tor de Trá­fi­co, Leo­vi­gil­do Vi­lla­res Yá­nez. De igual mo­do, al po­li­cía na­cio­nal Fe­li­pe Ca­yo Gar­cía por el au­xi­lio que, jun­to a una en­fer­me­ra que pa­sa­ba por A Bar­ca, pres­ta­ron a un ve­cino de Poio atro­pe­lla­do es­te agos­to.

Por ra­dio le in­for­ma­ron de que la am­bu­lan­cia aún tar­da­ría tres o cua­tro mi­nu­tos. «Nos mi­ra­mos y di­ji­mos: no lle­ga, no lo aguan­ta­mos». Fue en­ton­ces cuan­do de­ci­dió ti­rar de su for­ma­ción pre­via y le con­sul­tó a la en­fer­me­ra so­bre la po­si­bi­li­dad de po­ner­le a la víc­ti­ma una cá­nu­la de Gue­del: «Si la tie­nes ahí, per­fec­to», fue su res­pues­ta. Y así lo hi­cie­ron.

La lu­cha con­tra los in­cen­dios, el aco­so es­co­lar y la se­gu­ri­dad vial cen­tra­ron el ac­to ce­le­bra­do ayer

Se ape­ló a la ne­ce­si­dad de con­sen­so pa­ra re­for­mar la Carta Mag­na

Du­ran­te la jor­na­da se im­pu­sie­ron me­da­llas a va­rios agen­tes de di­ver­sos cuer­pos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.