Una son­ri­sa y un ofi­cio con mu­cha luz

Da ser­vi­cio al 80 % de las bo­de­gas de Ga­li­cia, pe­ro eso no le im­pi­de re­pa­rar la­va­do­ras y en­chu­fes

La Voz de Galicia (Arousa) - Arousa local - - AROUSA - BEA COS­TA

De ni­ño era «o fi­llo da Fi­ca», des­pués pa­só a ser «o fi­llo de Man­so» pe­ro ya ha­ce tiem­po que se ha ga­na­do el de­re­cho a ser re­co­no­ci­do por su pro­pio nom­bre. Des­pués de 39 años re­gen­tan­do un ne­go­cio de elec­tri­ci­dad en Cam­ba­dos, no es pa­ra me­nos. Y no so­lo por su tra­yec­to­ria. Sal­va­dor Co­res fue uno de los pio­ne­ros en dar el sal­to cuan­do ha­ce ocho años se li­be­ra­li­zó el mer­ca­do ener­gé­ti­co. Fe­no­sa, En­de­sa y Iber­dro­la de­ja­ron de te­ner el mo­no­po­lio de la co­mer­cia­li­za­ción de la ener­gía y mu­chos pe­que­ños em­pre­sa­rios del sec­tor co­mo él se atre­vie­ron a em­pren­der su pro­pio ca­mino en es­te com­ple­jo mun­di­llo. Así na­ció la Fe­de­ra­ción Na­cio­nal de Ins­ta­la­do­res Eléc­tri­cos (Fe­níe Ener­gía) que, en po­co tiem­po, ha con­se­gui­do ha­cer­le som­bra a los gi­gan­tes del sec­tor. «So­mos a máis gran­de das pe­que­nas co­mer­cia­li­za­do­ras. A em­pre­sa ins­ta­la­do­ra que non es­tea en Fe­níe, es­tá mor­ta», afir­ma.

Sal­va­dor Co­res ha­bla con con­ven­ci­mien­to y en­tu­sias­mo por­que le apa­sio­na asis­tir a la re­vo­lu­ción que es­tá vi­vien­do el sec­tor de la ener­gía en los úl­ti­mos tiem­pos. Fue de los que apos­tó y arries­gó, y hoy for­ma par­te del con­se­jo de di­rec­ción de la fe­de­ra­ción. Es­ta suer­te de coo­pe­ra­ti­va la con­for­man ac­tual­men­te 2.500 so­cios en to­da Es­pa­ña, cuen­ta con 130 em­plea­dos y tie­ne 300.000 clien­tes. Sal­va­dor Co­res ha con­tri­bui­do a es­te éxi­to, has­ta el pun­to de con­ver­tir­se en el prin­ci­pal agen­te de la fe­de­ra­ción en la pro­vin­cia de Pon­te­ve­dra con 1.500 clien­tes. Y te­nien­do en cuen­ta que Cam­ba­dos tie­ne ca­tor­ce mil ha­bi­tan­tes, y que su prin­ci­pal ám­bi­to de ac­tua­ción es es­te mu­ni­ci­pio, da una idea de su ca­pa­ci­dad pa­ra ga­nar­se al per­so-

nal. ¿El se­cre­to? «Nós aten­de­mos á xen­te di­rec­ta­men­te. O ve­ci­ño sa­be a quen ten que acu­dir can­do ten un pro­ble­ma sen ne­ce­si­da­de de es­tar cha­man­do por te­lé­fono e es­tar co mar­que el uno, mar­que el dos, mar­que el tres. Eu vou á ca­sa e mí­ro­lle o con­ta­dor ou a la­va­do­ra e preocú­po­me de que con­su­ma o me­nos po­si­ble». Mu­cha di­dác­ti­ca ha he­cho Co­res pa­ra ex­pli­car­le al per­so­nal qué es eso del tér­mino de po­ten­cia y la dis­cri­mi­na­ción ho­ra­ria.

Fe­níe com­pra y ven­de sus ki­lo­va­tios y es­to le da un mar­gen de ma­nio­bra que le per­mi­te ga­nar ca­da vez más clien­tes, pe­ro no se con­for­ma. «O fu­tu­ro pa­sa por xe­ne­rar a no­sa pro­pia ener­xía», de ma­ne­ra que es­ta agru­pa­ción de ins­ta­la­do­res ya ha em­pe­za­do a co­lo­car mo­li­nos pa­ra ge­ne­rar ener­gía eó­li­ca en Sa­la­man­ca y en Ga­li­cia. El em­pre­sa­rio di­ce que ofre­ce pre­cios y ser­vi­cios in­me­jo­ra­bles, pe­ro su tra­yec­to­ria y su personalidad han con­tri­bui­do, sin du­da, a con­ver­tir­lo en el ma­yor agen­te de Pon­te­ve- Los años no per­do­nan y pu­so freno a aquel fre­ne­sí de vino y vi­gi­lias de la épo­ca de Un­ha Gran­de Chea. Nues­tro pro­ta­go­nis­ta fue uno de los pi­la­res de la com­par­sa cam­ba­de­sa que du­ran­te años ame­ni­zó con áci­do sar­cas­mo el en­troi­do de la lo­ca­li­dad. Guar­da muy bue­nos re­cuer­dos de aque­llos años y no po­cas anéc­do­tas. Pa­ra La Voz de Ga­li­cia res­ca­ta aque­lla ju­ga­da que le hi­zo a Do­mín­guez, Do­min, cam­bián­do­le el men­sa­je pa­ra la pa­na­de­ra que de­jó en la puer­ta del pi­so avi­sán­do­la de que no de­ja­ra más pan, por otro que de­cía «dei­xa­me vin­te ba­rras». A la ca­sa del ex pro­fe­sor aca­ba­ron lla­mán­do­la pa­na­de­ría Do­mín­guez.

Más allá de su fa­ce­ta pro­fe­sio­nal y de sus ba­ta­llas fes­tei­ras, lo que po­cos sa­ben es que Sal­va­dor Co­res ha­bla fran­cés con flui­dez y jue­ga al golf. Lo pri­me­ro le vino im­pues­to por el ofi­cio, en ca­li­dad de ins­ta­la­dor en Ga­li­cia de ma­qui­na­ria es­pe­cia­li­za­da en bo­de­gas de la mar­ca Bu­cher Vas­lin. Co­res ini­ció su an­da­du­ra con la em­pre­sa fran­ce­sa ha­ce 23 años, a la par que Martín Có­dax, y ya no pa­ró. Hoy da ser­vi­cio al 80 % de las bo­de­gas de Ga­li­cia y es­te sec­tor re­pre­sen­ta el 25 % de su fac­tu­ra­ción. Tam­bién en es­to fue pio­ne­ro, y tam­bién acer­tó.

En es­te con­tex­to, có­mo iba a de­jar es­ca­par el tor­neo de golf del Al­ba­ri­ño que se dis­pu­tó es­te ve­rano en Cam­ba­dos. «Ca­se que me vía na obri­ga mo­ral de ga­ñar», y ga­nó.

FO­TOS

Sal­va­dor Co­res lle­va ca­si cua­ren­ta años al fren­te de una em­pre­sa de elec­tri­ci­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.