Op­cio­nes de alo­ja­mien­to en Caminha

El am­bien­te fa­mi­liar es el prin­ci­pal ac­ti­vo de es­te lu­gar de va­ca­cio­nes

La Voz de Galicia (Arousa) - Especial1 - - Portada - M. V. F. VI­GO

El Art­Beer­Fest su­po­ne la lle­ga­da a Caminha de mul­ti­tud de vi­si­tan­tes fo­rá­neos que en al­gu­nos ca­sos rea­li­zan una es­ca­pa­da fu­gaz, pe­ro que en otros op­tan por ha­cer no­che y dis­fru­tar del even­to en su con­jun­to du­ran­te va­rios días. Una de las po­si­bi­li­da­des de alo­ja­mien­to pa­ra quie­nes lle­gan des­de di­fe­ren­tes pun­tos, mu­chos de ellos de Ga­li­cia, es el Al­dea­men­to Tu­ris­ti­co do Ca­ma­ri­do, si­tua­do en el Lu­gar da Joa­nin­ha y que cuen­ta con una su­per­fi­cie de 14.000 me­tros cua­dra­dos.

Se tra­ta de una em­pre­sa con más de 25 años de an­ti­güe­dad, en me­dio de una zo­na fo­res­tal de Caminha. Ro­dea­da de pra­de­ras y mon­ta­ñas en ple­na na­tu­ra­le­za, des­ta­can sus pro­pie­ta­rios, tam­po­co que­da le­jos del cen­tro his­tó­ri­co don­de se desa­rro­lla­rán el grue­so de las ac­ti­vi­da- des pre­vis­tas pa­ra es­tos días de fies­ta. El pro­pio am­bien­te en es­te ho­tel es «fa­mi­liar y fes­ti­vo», pro­me­ten.

Ap­to tan­to pa­ra unas va­ca­cio­nes lar­gas co­mo cor­tas, el Al­dea­men­to Tu­ris­ti­co do Ca­ma­ri­do in­clu­ye en­tre sus ser­vi­cios pis­ci­na, sa­lón de juegos, pis­tas de te­nis, bar y res­tau­ran­te, zo­na in­fan­til, apar­ca­mien­to, es­pa­cios ver­des, pis­ta de vo­lei­bol, can­cha de ba­lon­ces­to y co­ne­xión a In­ter­net gra­tis, en­tre otros.

Co­mo una pe­que­ña al­dea

Cuen­ta con alo­ja­mien­to pa­ra 120 per­so­nas dis­tri­bui­das en 32 ca­sas. «Es co­mo una pe­que­ña al­dea», pre­su­men sus res­pon­sa­bles. En los apar­ta­men­tos hay tan­to ha­bi­ta­cio­nes do­bles co­mo tri­ples, ade­más de sa­la de es­tar con te­lé­fono y te­le­vi­sión, co­ci­na equi­pa­da, cuar­to de ba­ño es­pa­cio­so, ca­le­fac­ción cen- tral, apar­ca­mien­to ex­te­rior pri­va­do y jar­di­nes ro­dean­do ca­da una de las edi­fi­ca­cio­nes.

Un as­pec­to que agra­de­cen mu­chos clien­tes es que se per­mi­te la en­tra­da de ani­ma­les de pe­que­ño ta­ma­ño. En el ex­te­rior, eso sí, es obli­ga­to­rio lle­var­los con co­rrea.

Su le­ma es que el vi­si­tan­te se sien­ta «en ca­sa, fue­ra de ca­sa». A ello con­tri­bu­ye en gran me­di­da el en­torno, en­tre la sie­rra y el mar, a 1,5 ki­ló­me­tros de las pla­yas atlán­ti­cas y de las flu­via­les del Mi­ño y del Cou­ra, que es­tán a cin­co mi­nu­tos en co­che. «Ofre­ce­mos un am­bien­te real­men­te tran­qui­lo, re­la­jan­te y se­gu­ro, ideal pa­ra fa­mi­lias y gru­pos, con mu­chí­si­mos es­pa­cios ver­des», sub­ra­yan.

El lu­gar es co­no­ci­do en­tre quie­nes se han hos­pe­da­do allí co­mo «una pe­que­ña al­dea».

Tie­ne ca­pa­ci­dad pa­ra hos­pe­dar a unas 120 per­so­nas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.