El sec­tor de la cons­truc­ción co­ge im­pul­so

El sec­tor en­cuen­tra la sa­li­da a la cri­sis y se reac­ti­va con nue­vas pro­mo­cio­nes

La Voz de Galicia (Arousa) - Especial1 - - Portada - S. L.

El la­dri­llo es­tá de vuel­ta. Diez años des­pués del es­ta­lli­do de la bur­bu­ja in­mo­bi­lia­ria, el sec­tor se ha sa­cu­di­do el es­tig­ma de la res­pon­sa­bi­li­dad en la cri­sis que mu­chos le acha­ca­ron y vuel­ve a le­van­tar el vue­lo. Lo ha­ce fa­vo­re­ci­do por la reac­ti­va­ción del cré­di­to, una pie­za cla­ve pa­ra que el en­gra­na­je de la cons­truc­ción re­cu­pe­re el mo­vi­mien­to y per­mi­ta mo­ver la eco­no­mía de la ciu­dad y, en de­fi­ni­ti­va, ge­ne­rar em­pleo. Las con­se­cuen­cias es­tán a la vis­ta en San­tia­go. El trián­gu­lo que con­for­man Cor­nes, Ro­me­ro Do­na­llo y el en­torno del hos­pi­tal Clí­ni­co es el prin­ci­pal po­lo de desa­rro­llo de nue­vas pro­mo­cio­nes, pe­ro no el úni­co.

La más avan­za­da es la que Abe­con­sa pro­mue­ve en la rúa Manuel Bei­ras, un edi­fi­cio con 22 vi­vien­das con ga­ra­je cu­ya es­truc­tu­ra ex­te­rior ya es­tá cul­mi­na­da. En la mis­ma ca­lle, Rua­fer pro­yec­ta un blo­que de 16 vi­vien­das. Muy pró­xi­ma a esa pro­mo­ción Arial le­van­ta­rá Cor­nes Es­pa­cio Re­si­den­cial, un com­ple­jo de tres edi­fi­cios de sie­te al­tu­ras que cons­ta­rá de un to­tal de 125 vi­vien­das y 3.000 me­tros cua­dra­dos de zo­na ver­de.

Tam­bién en Cor­nes, la pro­mo­to­ra Ju­lio Rey sa­có ade­lan­te dos edi­fi­cios que otras cons­truc­to­ras que­bra­das ha­bían de­ja­do en el ai­re. Son ejem­plos de una ac­ti­vi­dad que no tie­ne pa­ran­gón en nin­gún otro pun­to de la ciu­dad y que se be­ne­fi­cia, sin du­da, del ti­rón de la ubi­ca­ción pró­xi­ma de la fu­tu­ra es­ta­ción in­ter­mo­dal, un equi­pa­mien­to que, ade- más de ga­ran­ti­zar la per­mea­bi­li­dad en­tre el En­san­che y Pon­te­pe­dri­ña, ac­tua­rá de re­cla­mo pa­ra reac­ti­var el pri­mer tra­mo de rúa do Hó­rreo, el más pró­xi­mo a Ga­lu­re­sa y en el que la cri­sis abo­có a ba­jar la per­sia­na a mu­chos ne­go­cios. Otro en­cla­ve en au­ge es el que ro­dea el Clí­ni­co, que tam­bién se­gui­rá re­va­lo­ri­zán­do­se. Al mo­tor del pro­pio com­ple­jo hos­pi­ta­la­rio su­ma­rá en los pró­xi­mos años el nue­vo edi­fi­cio de Me­di­ci­na. Cons­truc­cio­nes Ta­boa­da ha apos­ta­do por esa zo­na con una pro­mo­ción de pi­sos y apar­ta­men­tos en la rúa Sem­pre en Ga­li­za.

El des­hie­lo tam­bién lle­ga a la vi­vien­da pú­bli­ca. Es el ca­so de Tras Pa­xo­nal. Des­pués de una década en la que el po­lí­gono Sunp-14 fue es­ce­na­rio de ro­bos y ac­tos van­dá­li­cos las grúas vuel­ven a fun­cio­nar. Rua­fer, prin­ci­pal pro­pie­ta­ria del sue­lo, ha re­to­ma­do las obras que la ex­tin­ta Emu­vis­sa ha­bía en­car­ga­do a la UTE Ovi­ga y Co­bra. Otro ejem­plo es la reac­ti­va­ción de la coope­ra­ti­va de A Muí­ña, en San Lá­za­ro, don­de Ju­lio Rey pro­mo­cio­na un cen­te­nar de pi­sos.

No son ca­sos ais­la­dos. La ban­ca ha vuel­to a abrir el gri­fo y el flu­jo del cré­di­to pro­pi­cia otras ope­ra­cio­nes en par­ce­las que se ha­bían que­da­do des­nu­das. Pe­ro la ges­tión fi­nan­cie­ras na­da tie­ne que ver con la que mar­có la eta­pa pre­via a la cri­sis. Si el com­pra­dor ca­si te­nía en­ton­ces li­bre ac­ce­so al cré­di­to, en un tiem­po en los que el ban­co te ofre­cía di­ne­ro pa­ra amue­blar el pi­so cuan­do ibas a ne­go­ciar la hi­po­te­ca pa­ra ad­qui­rir­lo, es sen­ci­llo ima­gi­nar las fa­ci­li­da­des del cons­truc­tor. Aho­ra hay más cau­te­las. Las en­ti­da­des so­lo ava­lan pro­yec­tos só­li­dos de pro­mo­to­res sol­ven­tes, que es­tén dis­pues­tos a ju­gar­se tam­bién su di­ne­ro en la ope­ra­ción.

FO­TO PACO RO­DRÍ­GUEZ

Pro­mo­ción de Abe­con­sa en Cor­nes, epi­cen­tro del bum ur­ba­nís­ti­co

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.