Do­ble re­fe­ren­cia en el sec­tor na­val

Na­van­tia y Exponav son sen­das pun­tas de lan­za en la in­dus­tria y la ex­po­si­ción de bu­ques

La Voz de Galicia (Arousa) - Especial1 - - Los Barcos De La Ría - BEA­TRIZ COUCE

Es uno de los me­jo­res es­ca­pa­ra­tes de la evo­lu­ción que han ex­pe­ri­men­ta­do los as­ti­lle­ros pú­bli­cos es­pa­ño­les y de las dis­tin­tas eta­pas que han atra­ve­sa­do has­ta con­ver­tir­se en uno de los cons­truc­to­res na­va­les mi­li­ta­res de re­fe­ren­cia en el pa­no­ra­ma in­ter­na­cio­nal. El Mu­seo de la Cons­truc­ción Na­val ha si­do re­fle­jo del pa­sa­do que ha per­mi­ti­do lle­gar al pre­sen­te des­de la an­ti­gua Ba­zán y los As­ti­lle­ros Es­pa­ño­les has­ta la ac­tual Na­van­tia. Ade­más de los fon­dos es­pe­cí­fi­cos con los que cuen­tan las ins­ta­la­cio­nes de He­rre­rías, es­tas tam­bién han al­ber­ga­do muestras pa­ra vi­si­bi­li­zar el avan­ce y el sal­to cua­li­ta­ti­vo que han ex­pe­ri­men­ta­do los di­se­ños de las fac­to­rías pú­bli­cas, en con­cre­to en el mer­ca­do de fra­ga­tas.

Se tra­ta de un seg­men­to en el que Na­van­tia es­tá a pun­to de dar un pa­so de gi­gan­te, ya que se prepara pa­ra cons­truir la si­guien­te ge­ne­ra­ción de fra­ga­tas, las F-110 pa­ra la Ar­ma­da es­pa­ño­la.

Se­rán he­re­de­ras de to­do el co­no­ci­mien­to que ha acu­mu­la­do Na­van­tia en su his­to­ria re­cien­te, pa­san­do, en me­nos de 40 años, de ad­qui­rir los bu­ques a otras Ar­ma­das, co­mo la de Es­ta­dos Uni­dos, a po­si­cio­nar­se co­mo el úni­co as­ti­lle­ro que es­tá par­ti­ci- pan­do ac­tual­men­te en los tres ma­yo­res con­cur­sos pa­ra la cons­truc­ción de fra­ga­tas del mun­do. Se tra­ta de las li­ci­ta­cio­nes abier­tas en Es­ta­dos Uni­dos, Aus­tra­lia y Ca­na­dá, en don­de la em­pre­sa es­pa­ño­la se en­cuen­tra muy bien po­si­cio­na­da.

To­dos ellos son con­cur­sos que ten­drán que ma­te­ria­li­zar­se en los as­ti­lle­ros de los men­cio­na­dos paí­ses, mien­tras que el pro­gra­ma de las F-110 pa­ra la Ma­ri­na es­pa­ño­la ten­drá una triple tras­cen­den­cia: por un la­do do­ta­rá a la Ar­ma­da na­cio­nal de unas ca­pa­ci­da­des más ele­va­das de las que dis­po­ne ac­tual­men­te y a Na­van­tia de un di­se­ño de pri­mer ni­vel pa­ra si­tuar­se a la van­guar­dia de los cons­truc­to­res mun­dia­les de fra­ga­tas. Pe­ro, ade­más, la eje­cu­ción de las fra­ga­tas de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción des­pe­ja­rán diez años de car­ga de tra­ba­jo, emu­lan­do lo que ya ha­bía su­ce­di­do con an­te­rio­ri­dad cuan­do en el as­ti­lle­ro fe­rro­lano se desa­rro­lló el pro­gra­ma de las F-100. Esa fa­mi­lia de bu­ques, que tam­bién tie­ne su ba­se en Fe­rrol, per­mi­tió que Na­van­tia lo­gra­se sen­dos im­por­tan­tes con­tra­tos con las Ar­ma- das de No­rue­ga —pa­ra la que se fa­bri­ca­ron las F-310— y con la de Aus­tra­lia, pa­ra la que es­tá cons­tru­yen­do tres des­truc­to­res ba­sa­dos en el mo­de­lo es­pa­ñol.

Las F-110, pre­su­pues­ta­das en cer­ca de 4.000 mi­llo­nes de eu­ros, han co­men­za­do a desa­rro­llar­se a tra­vés de pro­gra­mas tec­no­ló­gi­cos im­pul­sa­dos por Na­van­tia e In­dra.

El as­ti­lle­ro fe­rro­lano quie­re acom­pa­sar la cons­truc­ción de los fu­tu­ros bu­ques con unas ins­ta­la­cio­nes ade­cua­das a los nue­vos re­que­ri­mien­tos de la in­dus­tria 4.0.

FO­TO MAR­COS MÍGUEZ

La úl­ti­ma ge­ne­ra­ción de fra­ga­tas, las F-100, mar­ca el ca­mino pa­ra las si­guien­tes, las F-110

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.